Recetas de postres para disfrutar del Té de otra forma

Recetas de postres para disfrutar del Té de otra forma

Los amantes del té disfrutan a cualquier hora de esta bebida, ya sea en el desayuno, la media mañana o la tarde, incluso antes de dormir si la infusión elegida no lleva teína. En estos momentos es extremadamente sencillo adquirir la más amplia variedad de tés de gran calidad en alguna de las tiendas de té especializadas existentes. Cualquiera que lo desee podrá disfrutar de todo el sabor y sus muchas propiedades beneficiosas. Sin embargo, no todo el mundo sabe apreciar este producto alimenticio en infusiones, por muchas opciones que tenga donde elegir. Sin embargo, no por ello se tiene que renunciar a sus excelentes cualidades saludables. Las recetas de postres elaborados con té van ganando fuerza, añadiendo una opción más para degustar este estupendo alimento, añadiéndose a la dieta de cada vez un mayor número de personas

El 21 de mayo se celebra el Día Mundial del Té, una de las bebidas más consumidas ya tiene, desde hace unos años, un día señalado en el calendario. Más allá de sus notables propiedades y degustarlo como una bebida caliente, la forma más tradicional, este artículo ofrece nuevas ideas para tomarlo en forma de deliciosos postres. Estas son algunas de las recetas más populares.

Fresas con gelatina de rooibos

Para empezar esta selección de recetas de postre con té, una sorprendente, con aroma floral y el regusto ligeramente dulce que desprende el té rooibos. Es ideal para combinar con cualquier fruta, en este caso la afortunada ha sido la fresa. El resultado, además de exquisito al paladar, es muy atractivo visualmente.

El té rooibos proviene de las hojas de un arbusto de Sudáfrica, y los indígenas lo han consumido desde tiempos ancestrales, aprovechando sus propiedades terapéuticas, entre las que destaca su poder antioxidante. Los ingredientes que se necesitan para preparar esta receta son un sobre de gelatina neutra en polvo, medio kilo de fresas, agua, azúcar y dos bolsitas de té rooibos.

Los pasos a seguir son muy sencillos, de hecho se trata de una receta apta para principiantes por su bajo nivel de dificultad. En primer lugar, hay que separar medio litro de agua fría en un bowl, que es la cantidad que se necesitará para esta receta. Se aparta un vaso, que se calentará en un cazo para disolver la gelatina, posteriormente se añadirán las dos bolsitas de infusión de té rooibos y se dejará reposar.  Mientras se cortarán las fresas, previamente lavadas, en láminas y se espolvorearán con azúcar o edulcorante.

Cuando la infusión esté lista, se echará un poco de líquido en cada molde que se haya elegido para este postre, se añadirán las fresas cortadas. Cuando hayan cuajado, se verterá el resto de la gelatina y se dejará reposar unos 10 minutos en el congelador. Después se dejarán en el frigorífico hasta que esté completamente sólido para que se puedan desmoldar, y ya estará listo para comer.

Brazo gitano con té matcha

Se trata de una receta para postre que sorprende tanto por su color como por sabor. Se une la tradición más típica de la gastronomía con el ingrediente diferenciador que le aporta el té matcha. Entre los beneficios más destacados de esta infusión se encuentra el fortalecimiento del sistema inmunitario y la reducción del estrés.

Los ingredientes para preparar este postre único son 2 claras de huevo, 3 yemas de huevos, 80 gr de azúcar, 50 gr de maicena, 50 gr de harina de trigo y 5 gr de té matcha. 

Esta receta es muy sencilla, tan solo hay que seguir los siguientes pasos para degustar un postre rico y saludable a partes iguales. En primer lugar, hay que montar las claras de huevo con el azúcar. Deberán quedar a punto de nieve y cuando estén bien firmes, se añadirá el té matcha. Las dos harinas se tamizarán con un colador para que no queden grumos y se reservarán.

El siguiente paso es incorporar las yemas de huevo a la masa. Este ingrediente aporta consistencia y se encarga de cuajar la masa en el horno. Es el momento de añadir las harinas, siendo fundamental ya que de él depende el éxito del postre. Se incorporará con calma para que no haga grumos.

Una vez se ha conseguido una masa perfectamente homogénea, llega la hora de forrar una bandeja para horno con papel vegetal para que no se pegue. Se extiende la mezcla en la bandeja con una espátula, nivelándola dejándola bien extendida y del mismo grosor por todos lados.

Se enciende el horno a 220º durante 5 minutos para que esté suficientemente caliente cuando se meta la bandeja con la masa, que se dejará dentro durante unos 7 minutos más. Llega la hora de preparar el relleno mientras se enfría.  Se puede utilizar crema pastelera, crema de chocolate o un poco de nata montada.

Cuando la masa del bizcocho esté fría, se le da vuelta y en la parte interior se pone el relleno y se enrolla, quedando un exterior más bonito. Se decora al gusto y se sirve en frío, simplemente increíble su sabor.

Estos son solo dos ejemplos de los muchos postres originales que se pueden preparar con té, como cabe suponer, hay muchos más en internet, basta con hacer una sencilla búsqueda. No obstante, cabe recordar que el secreto del éxito de estas recetas es contar con un té de calidad para su elaboración.

Deja una respuesta