Torta Pascualina

CategoríaCocinaMétodo de cocción

Receta de Torta Pascualina

Nuestro chef

Al igual que en España, en Italia también hay muchas recetas que son típicas de la Pascua o de la Semana Santa, ya sea en una región o en todo el país.

Una de las que comenzó siendo tradición de la región de Liguria y ha acabado por convertirse en una plato típico de Pascua en todo el país transalpino es la torta de Pascualina.

Una elaboración que se parece a la coca ibicenca de acelgas o a la torta griega spanakopitta que tiene a las espinacas como ingrediente protagonista.

Las acelgas, el huevo, la cebolla, varios tipos de queso y, cómo no, la pasta filo, son los otros ingredientes que necesitarás para hacer una estupenda torta pascualina casera.

Ingredientes

 500 g espinacas frescas
 500 g acelgas frescas
 1 cebolla
 250 g queso ricotta
 250 g queso grana padano
 8 huevos
 12 láminas de pasta filo
 2 horas de laurel
 mejorana
 orégano seco
 pimienta negra molida
 nuez moscada molida
 sal
 aceite de oliva
 mantequilla

Cómo hacer Torta Pascualina

1

El primer paso para hacer una torta pascualina casera es descartar las hojas de las acelgas que estén amarillentas y quitarles buena parte de su tallo.

Una vez listas, las limpiamos bajo el frío con agua fría, hacemos lo propio con las espinacas, las escurrimos, las cortamos a trozos pequeños y las reservamos.

2

Buscamos un olla o cazuela profunda y, en ella, sofreímos la cebolla bien picada junto a dos o tres cucharadas de aceite. En cuanto haya perdido el color, le agregamos las acelgas y las espinacas y las rehogamos hasta que pierdan toda el agua.

Salpimentamos, sumamos el laurel, la mejorana y el orégano al gusto. Damos un par de vueltas todo junto y retiramos del fuego. Nos deshacemos del laurel.

3

Nos ponemos con el relleno de la torta Pascualina. Para ello sumamos al sofrito que teníamos reservado los dos huevos, la ricotta y el grana padano. Lo llevamos de nuevo al fuego, lo ponemos a fuerza medio - fuerte y removemos con una cuchara de madera hasta integrar bien todos los ingredientes.

huevos jamon

4

Es el momento de montar la torta. Para ello buscaremos un molde que cubriremos con papel de horno y untaremos la mantequilla derretida con un pincel en el molde.

Colocamos las diez hojas de masa filo, una a una, dejando la parte de estas fuera del molde, lo que creará una suerte de forma de abanico. Las pintamos con la mantequilla derretida para evitar que la pasta se seque y se quiebre.

5

Agregamos el relleno al molde y, ayudándonos con una cuchara, hacemos seis huecos en los que pondremos seis huevos enteros, sin cáscara.

Tapamos el relleno con las dos hojas de pasta filo pintadas con mantequilla que nos habían sobrado y hacemos un reborde con la parte de las capas que nos habíamos dejado fuera del molde. Una vez cerrada, pintamos la parta de arriba de la torta con mantequilla.

6

Por último, ponemos nuestra torta Pasculina en el horno que habremos precalentado a 180 grados durante alrededor de tres cuartos de hora, o hasta que veamos que la pasta filo empieza a dorarse.

Una vez lista puede servirse caliente o fría. Como más te guste.

Ingredientes

 500 g espinacas frescas
 500 g acelgas frescas
 1 cebolla
 250 g queso ricotta
 250 g queso grana padano
 8 huevos
 12 láminas de pasta filo
 2 horas de laurel
 mejorana
 orégano seco
 pimienta negra molida
 nuez moscada molida
 sal
 aceite de oliva
 mantequilla

Pasos

1

El primer paso para hacer una torta pascualina casera es descartar las hojas de las acelgas que estén amarillentas y quitarles buena parte de su tallo.

Una vez listas, las limpiamos bajo el frío con agua fría, hacemos lo propio con las espinacas, las escurrimos, las cortamos a trozos pequeños y las reservamos.

2

Buscamos un olla o cazuela profunda y, en ella, sofreímos la cebolla bien picada junto a dos o tres cucharadas de aceite. En cuanto haya perdido el color, le agregamos las acelgas y las espinacas y las rehogamos hasta que pierdan toda el agua.

Salpimentamos, sumamos el laurel, la mejorana y el orégano al gusto. Damos un par de vueltas todo junto y retiramos del fuego. Nos deshacemos del laurel.

3

Nos ponemos con el relleno de la torta Pascualina. Para ello sumamos al sofrito que teníamos reservado los dos huevos, la ricotta y el grana padano. Lo llevamos de nuevo al fuego, lo ponemos a fuerza medio - fuerte y removemos con una cuchara de madera hasta integrar bien todos los ingredientes.

huevos jamon

4

Es el momento de montar la torta. Para ello buscaremos un molde que cubriremos con papel de horno y untaremos la mantequilla derretida con un pincel en el molde.

Colocamos las diez hojas de masa filo, una a una, dejando la parte de estas fuera del molde, lo que creará una suerte de forma de abanico. Las pintamos con la mantequilla derretida para evitar que la pasta se seque y se quiebre.

5

Agregamos el relleno al molde y, ayudándonos con una cuchara, hacemos seis huecos en los que pondremos seis huevos enteros, sin cáscara.

Tapamos el relleno con las dos hojas de pasta filo pintadas con mantequilla que nos habían sobrado y hacemos un reborde con la parte de las capas que nos habíamos dejado fuera del molde. Una vez cerrada, pintamos la parta de arriba de la torta con mantequilla.

6

Por último, ponemos nuestra torta Pasculina en el horno que habremos precalentado a 180 grados durante alrededor de tres cuartos de hora, o hasta que veamos que la pasta filo empieza a dorarse.

Una vez lista puede servirse caliente o fría. Como más te guste.

Torta Pascualina

Deja una respuesta