Tarta de whisky

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo de preparación30 minsTiempo de cocción2 hrsTiempo Total2 hrs 30 mins

Receta de Tarta de whisky

Nuestro chef

Uno de los incunables de la repostería española es, claramente, la Tarta de whisky. Una tarta que forma parte de buena parte de las cartas de los restaurantes clásicos de menú y que, llamativamente, muy pocos saben hacer en casa.

Para ello basta con unos bizcochos de vainilla, un poco de nata montada, de leche condensada, de queso crema, de huevo, de gelatina y, claro está, de agua, azúcar y whisky.

Si tienes esos ingredientes o los consigues en el supermercado puede tener en poco más de media hora una estupenda Tarta de whisky tradicional para chuparse los dedos.

Y es que con la receta que os proponemos hoy, cualquier persona, tenga el nivel de cocina que tenga, puede elaborar una estupenda Tarta de whisky casera.

Ingredientes

 250 ml nata para montar fría
 150 grs bizcochos de vainilla
 150 ml leche condensada
 150 grs queso crema
 100 ml agua
 60 ml whisky
 50 grs azúcar
 4 yemas de huevo
 1 cuchara esencia de vainilla
 1 hoja de gelatina
 el mismo peso de las yemas en azúcar
 el mismo peso de las yemas en agua
 ½ taza almendras tostadas

Cómo hacer Tarta de whisky

1

Buscamos una olla y echamos en ella el agua, el azúcar y la mitad del whisky y la ponemos a fuego fuerte para que hierva durante diez minutos.

olla

2

Cogemos los bizcochos y los empapamos en el almíbar que obtengamos. Una vez empapados los colocamos sobre un molde forrado en papel film.

3

Montamos la nata y, después, batimos la leche condensada con la mitad del whisky que nos había sobrado junto al queso y la vainilla.

4

Llega el momento de juntar la nata montada el resto de ingredientes y mezclarlo todo bien hasta obtener una mezcla perfectamente unida. Cuando la tengamos, la pondremos sobre los bizcochos y los meteremos en el congelador hasta que se vean consistentes.

5

Ponemos la hoja de gelatina a hidratar y, mientras esta se hidrata, ponemos a hervir el agua y el azúcar para posteriormente sumergir allí la gelatina. En cuanto esté hidratada, la retiramos.

6

Es ahora cuando batimos las yemas y mezclamos el almíbar con la gelatina para, finalmente, mezclarla con los bizcochos que teníamos en el congelador y que habremos sacado previamente.

7

Para rematar la receta, la volvemos a meter en el congelador durante una horita o dos y, 30 minutos antes de servirla, la sacamos, le espolvoreamos un poco de azúcar y la quemaremos con un soplete para caramelizarlo. Decoramos con almendras y servimos. Nuestra tarta al whisky casera está lista.

Ingredientes

 250 ml nata para montar fría
 150 grs bizcochos de vainilla
 150 ml leche condensada
 150 grs queso crema
 100 ml agua
 60 ml whisky
 50 grs azúcar
 4 yemas de huevo
 1 cuchara esencia de vainilla
 1 hoja de gelatina
 el mismo peso de las yemas en azúcar
 el mismo peso de las yemas en agua
 ½ taza almendras tostadas

Instrucciones

1

Buscamos una olla y echamos en ella el agua, el azúcar y la mitad del whisky y la ponemos a fuego fuerte para que hierva durante diez minutos.

olla

2

Cogemos los bizcochos y los empapamos en el almíbar que obtengamos. Una vez empapados los colocamos sobre un molde forrado en papel film.

3

Montamos la nata y, después, batimos la leche condensada con la mitad del whisky que nos había sobrado junto al queso y la vainilla.

4

Llega el momento de juntar la nata montada el resto de ingredientes y mezclarlo todo bien hasta obtener una mezcla perfectamente unida. Cuando la tengamos, la pondremos sobre los bizcochos y los meteremos en el congelador hasta que se vean consistentes.

5

Ponemos la hoja de gelatina a hidratar y, mientras esta se hidrata, ponemos a hervir el agua y el azúcar para posteriormente sumergir allí la gelatina. En cuanto esté hidratada, la retiramos.

6

Es ahora cuando batimos las yemas y mezclamos el almíbar con la gelatina para, finalmente, mezclarla con los bizcochos que teníamos en el congelador y que habremos sacado previamente.

7

Para rematar la receta, la volvemos a meter en el congelador durante una horita o dos y, 30 minutos antes de servirla, la sacamos, le espolvoreamos un poco de azúcar y la quemaremos con un soplete para caramelizarlo. Decoramos con almendras y servimos. Nuestra tarta al whisky casera está lista.

Tarta de whisky

Deja una respuesta