Tarta Red Velvet

Tarta Red Velvet
CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags, ,
DificultadMedioTiempo preparación30 minsTiempo cocinado45 minsTiempo total1 hr 15 mins

Receta de Tarta Red Velvet

Nuestro chef

La tarta Red Velvet, también conocida como de terciopelo rojo, es una tarta cuyo origen se remonta a la Segunda Guerra Mundial, cuando un pastelero, haciendo cocina de aprovechamiento extrema, decidió recurrir a la remolacha para hacer un bizcocho rojo esponjoso y sabroso.

No sería hasta 1943 hasta que la tarta Red Velvet se haría famosa de la mano de de Irma S. Rombauer, a quien se considera la madre de la receta actual que más tarde acabarían popularizando gran parte de los hoteles de lujo de Nueva York y Los Ángeles.

Y es que, la tarta Red Velvet que disfrutamos hoy y que es posible encontrar en un sinfín de cartas de reposterías y restaurantes, ya no recurre a la remolacha para darle ese llamativo color rojo, sino a colorante alimentario, quien mezclado con los ingredientes del bizcocho, un poco de queso crema y un frosting tremendo hacen de este postre uno de los más deseados del planeta.

Popular en bodas, cumpleaños y celebraciones, la tarta Red Velvet es una opción elegante y deliciosa que siempre sorprende y agrada a los comensales. Con su apariencia cautivadora y su sabor irresistible, esta tarta ha ganado su lugar como uno de los postres más adorados en la repostería moderna.

Si tú también quieres aprender a cocinarlo de forma fácil y sencilla, no te pierdas el paso a paso para hacer una Red Velvet tradicional que te ofrecemos un poquito más abajo.

Ingredientes

 300 g harina de trigo (2 1/2 tazas)
 300 g azúcar (1 1/2 tazas)
 1 cucharadita bicarbonato de sodio
 1 cucharadita sal
 2 cucharadita cacao en polvo sin azúcar
 360 ml aceite vegetal (1 1/2 tazas)
 240 ml buttermilk (suero de leche) (1 taza)
 2 huevos
 2 cucharada colorante alimentario rojo
 1 cucharadita extracto de vainilla
 1 cucharadita vinagre blanco
Para la crema de queso
 225 g queso crema (8 oz)
 115 g mantequilla sin sal (1/2 taza)
 480 g azúcar glas (azúcar en polvo) (4 tazas)
 1 cucharadita extracto de vainilla

Cómo hacer Tarta Red Velvet

Para el bizcocho
1

Precalienta el horno a 175°C (350°F) y engrasa dos moldes para pasteles de 9 pulgadas (23 cm) y coloca papel pergamino en la base para evitar que se pegue.

2

En un tazón grande, mezcla la harina, el azúcar, el bicarbonato de sodio, la sal y el cacao en polvo.

3

En otro tazón, combina el aceite vegetal, el buttermilk, los huevos, el colorante rojo, el extracto de vainilla y el vinagre blanco.

4

Agrega la mezcla de ingredientes húmedos a los ingredientes secos y revuelve hasta que la masa esté suave y sin grumos.

5

En un recipiente pequeño, mezcla el bicarbonato de sodio con una cucharadita de vinagre blanco y agrégalo rápidamente a la masa.

Bicarbonato de sodio

6

Divide la masa entre los dos moldes para pasteles.

Engrasar molde

7

Hornea durante aproximadamente 25-30 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro de los pasteles salga limpio.

Precalentar el horno con harina

8

Deja enfriar los pasteles en los moldes durante unos minutos, luego desmóldalos y colócalos en una rejilla para que se enfríen completamente.

Para el frosting de queso
9

En un tazón, bate el queso crema y la mantequilla hasta que estén suaves y bien mezclados.

Batir mantequilla y queso crema

10

Agrega el azúcar glas y el extracto de vainilla y sigue batiendo hasta que obtengas una crema suave y esponjosa.

Azúcar glas echar en el tazón

Montaje de la tarta
11

Coloca uno de los bizcochos en un plato de servir y extiende una capa de crema de queso sobre la parte superior.

Echar el queso por encima de la tarta red velvet

12

Coloca el segundo bizcocho encima y cubre toda la tarta con una capa uniforme de crema de queso.

13

Puedes decorar la tarta Red Velvet con migajas de bizcocho desmenuzado o ralladura de chocolate, si lo deseas.

14

Refrigera la tarta durante al menos una hora antes de servirla para que la crema de queso se endurezca ligeramente.

¡Disfruta de tu deliciosa tarta Red Velvet! Este es un pastel clásico que es perfecto para ocasiones especiales y celebraciones.

Tarta red velvet finalizada servida en plato

Ingredientes

 300 g harina de trigo (2 1/2 tazas)
 300 g azúcar (1 1/2 tazas)
 1 cucharadita bicarbonato de sodio
 1 cucharadita sal
 2 cucharadita cacao en polvo sin azúcar
 360 ml aceite vegetal (1 1/2 tazas)
 240 ml buttermilk (suero de leche) (1 taza)
 2 huevos
 2 cucharada colorante alimentario rojo
 1 cucharadita extracto de vainilla
 1 cucharadita vinagre blanco
Para la crema de queso
 225 g queso crema (8 oz)
 115 g mantequilla sin sal (1/2 taza)
 480 g azúcar glas (azúcar en polvo) (4 tazas)
 1 cucharadita extracto de vainilla

Pasos

Para el bizcocho
1

Precalienta el horno a 175°C (350°F) y engrasa dos moldes para pasteles de 9 pulgadas (23 cm) y coloca papel pergamino en la base para evitar que se pegue.

2

En un tazón grande, mezcla la harina, el azúcar, el bicarbonato de sodio, la sal y el cacao en polvo.

3

En otro tazón, combina el aceite vegetal, el buttermilk, los huevos, el colorante rojo, el extracto de vainilla y el vinagre blanco.

4

Agrega la mezcla de ingredientes húmedos a los ingredientes secos y revuelve hasta que la masa esté suave y sin grumos.

5

En un recipiente pequeño, mezcla el bicarbonato de sodio con una cucharadita de vinagre blanco y agrégalo rápidamente a la masa.

Bicarbonato de sodio

6

Divide la masa entre los dos moldes para pasteles.

Engrasar molde

7

Hornea durante aproximadamente 25-30 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro de los pasteles salga limpio.

Precalentar el horno con harina

8

Deja enfriar los pasteles en los moldes durante unos minutos, luego desmóldalos y colócalos en una rejilla para que se enfríen completamente.

Para el frosting de queso
9

En un tazón, bate el queso crema y la mantequilla hasta que estén suaves y bien mezclados.

Batir mantequilla y queso crema

10

Agrega el azúcar glas y el extracto de vainilla y sigue batiendo hasta que obtengas una crema suave y esponjosa.

Azúcar glas echar en el tazón

Montaje de la tarta
11

Coloca uno de los bizcochos en un plato de servir y extiende una capa de crema de queso sobre la parte superior.

Echar el queso por encima de la tarta red velvet

12

Coloca el segundo bizcocho encima y cubre toda la tarta con una capa uniforme de crema de queso.

13

Puedes decorar la tarta Red Velvet con migajas de bizcocho desmenuzado o ralladura de chocolate, si lo deseas.

14

Refrigera la tarta durante al menos una hora antes de servirla para que la crema de queso se endurezca ligeramente.

¡Disfruta de tu deliciosa tarta Red Velvet! Este es un pastel clásico que es perfecto para ocasiones especiales y celebraciones.

Tarta red velvet finalizada servida en plato

Tarta Red Velvet

4 comentarios en «Tarta Red Velvet»

Deja una respuesta