Tarta de queso de Nutella

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación20 minsTiempo cocinado40 minsTiempo total1 hr

Receta de Tarta de queso de Nutella

Nuestro chef

La tarta de queso de Nutella es una deliciosa combinación para los amantes del dulce. Esta exquisita creación combina la suavidad y cremosidad de la tarta de queso con el sabor irresistible de la Nutella.

La base crujiente de galletas se mezcla perfectamente con el relleno de queso crema, azúcar y Nutella, creando una textura suave y cremosa.

Esta tarta es perfecta para cualquier ocasión: desde un postre especial en una cena elegante hasta un capricho de media tarde. Puedes decorarla con virutas de chocolate, nueces picadas o incluso con una generosa capa de Nutella en la parte superior.

Independientemente de si la disfrutas en solitario o la compartes con tus seres queridos, la tarta de queso de Nutella es una opción infalible para los amantes de los postres.

¡No te pierdas nuestro detallado paso a paso con fotos a continuación!

Ingredientes

Para la base
 200 g de galletas tipo Digestive
 100 g de mantequilla derretida
Para el relleno
 500 g de queso crema tipo Philadelphia
 200 g de azúcar
 250 g de Nutella
 3 huevos
 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para la cobertura (opcional)
 100 g de Nutella

Cómo hacer Tarta de queso de Nutella

1

Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Tritura las galletas Digestive en un procesador de alimentos o colócalas en una bolsa y aplástalas con un rodillo hasta obtener migas finas. Mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas.

2

En un molde desmontable para tarta, presiona la mezcla de galleta en el fondo, asegurándote de cubrirlo de manera uniforme. Refrigera mientras preparas el relleno.

3

En un recipiente grande, bate el queso crema con el azúcar hasta obtener una mezcla suave. Agrega la Nutella y continúa batiendo hasta que esté bien incorporada. Agrega los huevos uno a uno sin parar de batir. Por último, añade la esencia de vainilla y mezcla hasta obtener una textura homogénea.

4

Vierte la mezcla de queso crema sobre la base de galleta en el molde. Alisa la parte superior con una espátula. Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 45-50 minutos, o hasta que los bordes estén firmes pero el centro aún ligeramente tembloroso.

5

Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente. Luego, refrigera durante al menos 4 horas, o preferiblemente durante toda la noche. Para la cobertura (opcional), calienta ligeramente la Nutella en el microondas o en una cacerola a fuego bajo. Viértela sobre la tarta de queso enfriada y extiéndela uniformemente. Vuelve a refrigerar por 30 minutos para que la cobertura se endurezca. Antes de servir, desmonta el molde y corta la tarta de queso de Nutella en porciones.

Ingredientes

Para la base
 200 g de galletas tipo Digestive
 100 g de mantequilla derretida
Para el relleno
 500 g de queso crema tipo Philadelphia
 200 g de azúcar
 250 g de Nutella
 3 huevos
 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para la cobertura (opcional)
 100 g de Nutella

Pasos

1

Precalienta el horno a 180 °C (350 °F). Tritura las galletas Digestive en un procesador de alimentos o colócalas en una bolsa y aplástalas con un rodillo hasta obtener migas finas. Mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas.

2

En un molde desmontable para tarta, presiona la mezcla de galleta en el fondo, asegurándote de cubrirlo de manera uniforme. Refrigera mientras preparas el relleno.

3

En un recipiente grande, bate el queso crema con el azúcar hasta obtener una mezcla suave. Agrega la Nutella y continúa batiendo hasta que esté bien incorporada. Agrega los huevos uno a uno sin parar de batir. Por último, añade la esencia de vainilla y mezcla hasta obtener una textura homogénea.

4

Vierte la mezcla de queso crema sobre la base de galleta en el molde. Alisa la parte superior con una espátula. Hornea en el horno precalentado durante aproximadamente 45-50 minutos, o hasta que los bordes estén firmes pero el centro aún ligeramente tembloroso.

5

Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente. Luego, refrigera durante al menos 4 horas, o preferiblemente durante toda la noche. Para la cobertura (opcional), calienta ligeramente la Nutella en el microondas o en una cacerola a fuego bajo. Viértela sobre la tarta de queso enfriada y extiéndela uniformemente. Vuelve a refrigerar por 30 minutos para que la cobertura se endurezca. Antes de servir, desmonta el molde y corta la tarta de queso de Nutella en porciones.

Tarta de queso de Nutella

Deja una respuesta