Suflé de queso

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadMedioTiempo preparación15 minsTiempo cocinado25 minsTiempo total40 mins

Receta de Suflé de queso

Nuestro chef

Ya sea por lo vistosos que son, por lo elegantes que resultan o por su delicado y esponjoso sabor, lo cierto es que los soufflé o suflés están de moda en todo el mundo.

Para los que no los conozcan, estos no son más que un tipo de cocción que se infla durante su preparación en el horno dando como resultado una elaboración a mitad camino entre un bizcocho y una mousse que tiene mil y una versiones.

Y es que si hace unas semanas os trajimos la del suflé de patata, hoy os traemos otra con la que disfrutar de otra forma de comer queso y, de paso, sorprender a tus invitados cuando tengas una comida. Hablamos, cómo no, del suflé de queso.

Un plato que puede ser entrante o principal acompañado de una carne o un pescado y que os vamos a detallar paso a paso cómo lo podéis hacer en casa en 40 minutos.

Ingredientes

 5 huevos
 500 ml leche entera
 50 g mantequilla
 100 g queso(tipo Emmental, Gouda o Edam)
 nuez moscada(al gusto)
 pimienta(al gusto)
 sal(al gusto)

Cómo hacer Suflé de queso

1

Empezamos untando de mantequilla un molde grande o varios pequeñitos y preparando la bechamel. Para ello echaremos en la sartén la mantequilla, luego la harina e iremos mezclando hasta obtener una pasta.

2

Será entonces cuando, muy poco a poco, empecemos a añadir un hilito de leche sin dejar de remover. Así hasta acabar con el medio litro de leche y obtener una salsa sin grumos. La salpimentamos, le agregamos una pizca de nuez moscada y la dejamos un par de minutos al fuego antes de reservarla.

3

Cogemos los huevos, separamos las yemas de las claras. Reservamos las yemas y batimos las claras hasta dejarlas a punto de nieve. Rallamos el queso y lo batimos junto a las yemas.

4

Llega el momento de unir la bechamel con la mezcla de yemas. Lo mezclamos con cuidado y, aún con más cuidado si cabe, cuando tras integrarlas le sumemos las claras montadas. Recuerda que no hay prisa.

5

Cogemos el molde o los moldes de horno que teníamos reservados untados en mantequilla y echamos despacito la mezcla en su interior. Precalentamos el horno a 180 grados y los metemos dentro durante 25 minutos lo más separados del techo posible.

6

Pasado ese tiempo, y una vez veamos que están dorados por la parte de arriba, los sacamos y los servimos inmediatamente para que no se baje el suflé de queso.

Ingredientes

 5 huevos
 500 ml leche entera
 50 g mantequilla
 100 g queso(tipo Emmental, Gouda o Edam)
 nuez moscada(al gusto)
 pimienta(al gusto)
 sal(al gusto)

Pasos

1

Empezamos untando de mantequilla un molde grande o varios pequeñitos y preparando la bechamel. Para ello echaremos en la sartén la mantequilla, luego la harina e iremos mezclando hasta obtener una pasta.

2

Será entonces cuando, muy poco a poco, empecemos a añadir un hilito de leche sin dejar de remover. Así hasta acabar con el medio litro de leche y obtener una salsa sin grumos. La salpimentamos, le agregamos una pizca de nuez moscada y la dejamos un par de minutos al fuego antes de reservarla.

3

Cogemos los huevos, separamos las yemas de las claras. Reservamos las yemas y batimos las claras hasta dejarlas a punto de nieve. Rallamos el queso y lo batimos junto a las yemas.

4

Llega el momento de unir la bechamel con la mezcla de yemas. Lo mezclamos con cuidado y, aún con más cuidado si cabe, cuando tras integrarlas le sumemos las claras montadas. Recuerda que no hay prisa.

5

Cogemos el molde o los moldes de horno que teníamos reservados untados en mantequilla y echamos despacito la mezcla en su interior. Precalentamos el horno a 180 grados y los metemos dentro durante 25 minutos lo más separados del techo posible.

6

Pasado ese tiempo, y una vez veamos que están dorados por la parte de arriba, los sacamos y los servimos inmediatamente para que no se baje el suflé de queso.

Suflé de queso

Deja una respuesta