Smoothie de sandía

CategoríaCocinaMétodo de cocción
DificultadBásicoTiempo preparación10 mins

Receta de Smoothie de sandía

Nuestro chef

El smoothie de sandía es una bebida refrescante que ha ganado popularidad en los últimos años, especialmente en los meses más cálidos. Esta bebida, con su vibrante color rojo y su sabor dulce y jugoso, no solo es deliciosa, sino que también es una fuente de hidratación y nutrientes.

La sandía, compuesta en su mayoría por agua, es conocida por sus propiedades hidratantes, lo que hace que este smoothie sea ideal para reponer líquidos después de una actividad física o simplemente para combatir el calor del verano.

Además de su alto contenido de agua, la sandía es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, como la vitamina C y el licopeno, que contribuyen al bienestar general del organismo. Por otro lado, el smoothie de sandía es una opción baja en calorías y libre de grasas, lo que lo convierte en una elección saludable para quienes buscan opciones nutritivas sin sacrificar el sabor.

Ya sea disfrutado en una terraza al sol, después de un entrenamiento o como un tentempié a media tarde, el smoothie de sandía es sinónimo de frescura, salud y placer.

Ingredientes

 2 tazas trozos de sandía sin pepitas
 1 taza yogur natural o yogur griego
 1 cucharada cucharada de miel o jarabe de agave (opcional, para añadir dulzura si es necesario)
 ½ taza hielo
 hojas de menta fresca para decorar (opcional)

Cómo hacer Smoothie de sandía

1

Asegúrate de que la sandía esté bien fría. Si prefieres un smoothie más espeso, puedes congelar los cubos de sandía previamente.

2

En una licuadora, coloca los cubos de sandía, el yogur y el hielo. Si deseas un toque adicional de dulzura, añade la miel o el jarabe de agave.

3

Procesa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

4

Vierte el smoothie en vasos y, si lo deseas, decora con hojas de menta fresca para un toque refrescante adicional.

Ingredientes

 2 tazas trozos de sandía sin pepitas
 1 taza yogur natural o yogur griego
 1 cucharada cucharada de miel o jarabe de agave (opcional, para añadir dulzura si es necesario)
 ½ taza hielo
 hojas de menta fresca para decorar (opcional)

Pasos

1

Asegúrate de que la sandía esté bien fría. Si prefieres un smoothie más espeso, puedes congelar los cubos de sandía previamente.

2

En una licuadora, coloca los cubos de sandía, el yogur y el hielo. Si deseas un toque adicional de dulzura, añade la miel o el jarabe de agave.

3

Procesa todos los ingredientes hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

4

Vierte el smoothie en vasos y, si lo deseas, decora con hojas de menta fresca para un toque refrescante adicional.

Smoothie de sandía

Deja una respuesta