Serradura portuguesa

CategoríaCocinaMétodo de cocción

Receta de Serradura portuguesa

Nuestro chef

Un claro ejemplo de que una elaboración puede ser deliciosa sin necesidad ni de muchos ingredientes, ni de mucho cocinado, es el que está considerado por algunos comidistas como "el postre más del mundo".

Nos referimos a la Serradura portuguesa. Un postre que, como su nombre indica, es de origen portugués, y que podría definirse como un dulce a mitad de camino entre una tarta y una mousse.

Esta tiene tan pocos ingredientes como que basta con medio litro de nata para montar, un cuarto de kilo de leche condensada y 24 galletas para conseguir cuatro raciones de Serradura portuguesa estupendas.

Con estos tres ingredientes, unas varillas para montar la nata y 20 minutos de reloj disponibles, es más que suficiente para disfrutar de cuatro vasitos de Serradura casera que te dejen con ganas de repetir.

Ingredientes

 500 ml nata para montar
 250 g leche condensada
 24 galletas tipo María

Cómo hacer Serradura portuguesa

1

Empezamos echando la nata líquida en un bol para montarla. Lo idea es hacerlo con un robot o con una batidora, pero si no tienes puedes hacerlo a mano con unas varillas.

Independientemente del método al que recurras para montar la nata, debes tener en cuenta que, cuando esté casi montada, pero no montada del todo, deberás agregar la leche condensada para, posteriormente, seguir batiendo hasta integrarla por completo en nuestra mezcla.

2

En cuanto la tengamos montada, nos podremos a machacar las galletas hasta convertirlas en arena. Será entonces cuando busquemos una manga pastelera para rellenarla con la nata montada y así poder montar nuestros vasitos de Serradura portuguesa.

3

Para montar la Serradura portuguesa utilizaremos vasitos o copas en los que pondremos, un poco de galleta en polvo, un poco de nata, y así hasta tener, como mínimo, dos pisos de cada. La idea es acabar con una capa de nata. Si queremos podemos llover unas virutas de chocolate para darle vistosidad y sabor a la Serradura casera.

Ingredientes

 500 ml nata para montar
 250 g leche condensada
 24 galletas tipo María

Pasos

1

Empezamos echando la nata líquida en un bol para montarla. Lo idea es hacerlo con un robot o con una batidora, pero si no tienes puedes hacerlo a mano con unas varillas.

Independientemente del método al que recurras para montar la nata, debes tener en cuenta que, cuando esté casi montada, pero no montada del todo, deberás agregar la leche condensada para, posteriormente, seguir batiendo hasta integrarla por completo en nuestra mezcla.

2

En cuanto la tengamos montada, nos podremos a machacar las galletas hasta convertirlas en arena. Será entonces cuando busquemos una manga pastelera para rellenarla con la nata montada y así poder montar nuestros vasitos de Serradura portuguesa.

3

Para montar la Serradura portuguesa utilizaremos vasitos o copas en los que pondremos, un poco de galleta en polvo, un poco de nata, y así hasta tener, como mínimo, dos pisos de cada. La idea es acabar con una capa de nata. Si queremos podemos llover unas virutas de chocolate para darle vistosidad y sabor a la Serradura casera.

Serradura portuguesa

Deja una respuesta