Salsa velouté

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo total15 mins

Receta de Salsa velouté

Nuestro chef

En el día de hoy os queremos enseñar a hacer una de las salsas que todo cocinero que se precie debe conocer y manejar para sus platos.

Nos referimos a la salsa velouté. Un aderezo francesa que está formado por una base de caldo de ave, ternera o pescado ligado con un roux blanco o rubio.

Como veréis en el paso a paso se trata de una salsa muy parecida a la bechamel, pero en la que la leche se sustituye por un caldo que la hace un poco más potente de sabor.

Para aligerarla o espesarla, bastará jugar con el roux o mezcla de harina y mantequilla. El resultado, ya os lo avanzamos, os encantará.

Ingredientes

 500 ml Caldo de pollo, ternera o pescado (en función de la elaboración a la que va a acompañar)
 30 g harina de trigo
 30 g mantequilla

Cómo hacer Salsa velouté

1

Arrancamos elaborando el roux o mezcla de harina y mantequilla tostada. El procedimiento es el mismo que cuando elaboramos una bechamel. Dependiendo de cuánto la tostemos obtendremos una roux blanca o una rubia.

Ya con la sartén puesta sobre el fuego al mínimo echamos la mantequilla y la derretimos. Sin dejar de dar vueltas a la mantequilla vamos integrando la harina, poco a poco,

2

Si optamos por una velouté de ave iremos echando el caldo de pollo poco a poco como si se tratase de la leche de la bechamel. No dejaremos de remover para que se ligue bien y coja cuerpo.

Si la velouté es de pescado, haremos lo mismo, pero echando, en este caso, un fumé de pescado.

3

Cuando esté ligada solo nos quedará rectificar la sal y, si nos ha quedado espesa, aligerarla con un poco más de caldo.

4

La vertemos en un salsero y, la que sobre, la guardamos en la nevera para volver a utilizarla durante los próximos días.

Ingredientes

 500 ml Caldo de pollo, ternera o pescado (en función de la elaboración a la que va a acompañar)
 30 g harina de trigo
 30 g mantequilla

Pasos

1

Arrancamos elaborando el roux o mezcla de harina y mantequilla tostada. El procedimiento es el mismo que cuando elaboramos una bechamel. Dependiendo de cuánto la tostemos obtendremos una roux blanca o una rubia.

Ya con la sartén puesta sobre el fuego al mínimo echamos la mantequilla y la derretimos. Sin dejar de dar vueltas a la mantequilla vamos integrando la harina, poco a poco,

2

Si optamos por una velouté de ave iremos echando el caldo de pollo poco a poco como si se tratase de la leche de la bechamel. No dejaremos de remover para que se ligue bien y coja cuerpo.

Si la velouté es de pescado, haremos lo mismo, pero echando, en este caso, un fumé de pescado.

3

Cuando esté ligada solo nos quedará rectificar la sal y, si nos ha quedado espesa, aligerarla con un poco más de caldo.

4

La vertemos en un salsero y, la que sobre, la guardamos en la nevera para volver a utilizarla durante los próximos días.

Salsa velouté

Deja una respuesta