Salsa de mantequilla en batidora

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags

Receta de Salsa de mantequilla en batidora

Nuestro chef

En el día de hoy os traemos un aderezo untuoso muy rápido y fácil de hacer en casa que, para colmo, es tremendamente versátil: la salsa de mantequilla casera.

Una salsa sedosa y dorada, con un sabor suave y cremoso que aporta un extra de sabor y textura a aquellos platos sobre los que se posa. Y es que la salsa de mantequilla casera es tan versátil que puedes combinarla con vegetales, pollo, pescado o incluso disfrutarla sobre una rebanada de pan recién horneado.

Pero lo mejor de todo es que puedes crear esta delicia en la comodidad de tu hogar. No necesitas ser un chef profesional, solo un toque de creatividad y los ingredientes adecuados. Preparar tu propia salsa de mantequilla te permitirá controlar los sabores y personalizarla según tus gustos.

Así que, ponte el delantal y únete a esta aventura culinaria. Descubre cómo hacer una deliciosa y cremosa salsa de mantequilla casera que elevará tus comidas a un nivel totalmente nuevo. ¡La salsa de mantequilla casera te espera para sorprender tus papilas gustativas y desatar un mundo de sabores deliciosos!

Ingredientes

 500 ml crema para batir (con al menos un 35% de contenido de grasa)
 1 pizca sal

Cómo hacer Salsa de mantequilla en batidora

1

Vierte 500 ml de crema para batir en un recipiente limpio y amplio. Asegúrate de que la crema esté fría, ya que esto facilitará el proceso de separación de la grasa láctea.

Utiliza una batidora eléctrica a velocidad media-alta para batir la crema. Notarás cómo la crema pasa por diferentes etapas, desde una consistencia espesa hasta formar picos suaves y, finalmente, picos duros. Continúa batiendo.

2

A medida que sigues batiendo, la crema comenzará a separarse en dos componentes: la mantequilla y el suero de leche. La mantequilla se formará en grumos sólidos y amarillos, mientras que el suero se volverá líquido.

Una vez que la mantequilla esté completamente formada y se haya separado del suero, detén la batidora.

3

Coloca un colador o una gasa de cocina sobre un recipiente y vierte la mezcla de crema batida en él. Esto ayudará a eliminar el suero de leche sobrante y separar la mantequilla de manera más efectiva.

Exprime suavemente la mantequilla para eliminar cualquier exceso de suero de leche. Si lo deseas, también puedes lavarla con agua fría para eliminar cualquier residuo restante.

4

Si deseas agregar sal, ahora es el momento de incorporar una pizca y mezclar suavemente.

Transfiere la mantequilla casera a un recipiente hermético y guárdala en el refrigerador. Podrá conservarse durante aproximadamente una semana.

Ingredientes

 500 ml crema para batir (con al menos un 35% de contenido de grasa)
 1 pizca sal

Pasos

1

Vierte 500 ml de crema para batir en un recipiente limpio y amplio. Asegúrate de que la crema esté fría, ya que esto facilitará el proceso de separación de la grasa láctea.

Utiliza una batidora eléctrica a velocidad media-alta para batir la crema. Notarás cómo la crema pasa por diferentes etapas, desde una consistencia espesa hasta formar picos suaves y, finalmente, picos duros. Continúa batiendo.

2

A medida que sigues batiendo, la crema comenzará a separarse en dos componentes: la mantequilla y el suero de leche. La mantequilla se formará en grumos sólidos y amarillos, mientras que el suero se volverá líquido.

Una vez que la mantequilla esté completamente formada y se haya separado del suero, detén la batidora.

3

Coloca un colador o una gasa de cocina sobre un recipiente y vierte la mezcla de crema batida en él. Esto ayudará a eliminar el suero de leche sobrante y separar la mantequilla de manera más efectiva.

Exprime suavemente la mantequilla para eliminar cualquier exceso de suero de leche. Si lo deseas, también puedes lavarla con agua fría para eliminar cualquier residuo restante.

4

Si deseas agregar sal, ahora es el momento de incorporar una pizca y mezclar suavemente.

Transfiere la mantequilla casera a un recipiente hermético y guárdala en el refrigerador. Podrá conservarse durante aproximadamente una semana.

Salsa de mantequilla en batidora

Deja una respuesta