Salsa de almendras

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo de preparación15 mins

Receta de Salsa de almendras

Nuestro chef

La salsa de almendras es uno de esos aderezos que todo amante debería conocer, apreciar, cocinar y tener en su libro de recetas.

Y es que se trata de una salsa perfecta para saborizar todo tipo de carnes, pescados, verduras, ensaladas, pastas y entrantes de todo tipo.

Para colmo, las almendras son un ingrediente altamente nutritivo que posee un alto contenido en calcio, vitamina E y fibra.

Para preparar la receta tradicional de la salsa de almendras solo necesitarás tener 15 minutos y los ingredientes que te detallamos a continuación.

Ingredientes

 150 grs almendra molida
 2 dientes de ajo
 ½ cebolla
 3 rebanadas de pan
 4 cuchara aceite de oliva virgen extra
 ½ pastilla de caldo de ave
 tomate frito
 75 ml leche
 vino blanco(opcional)

Cómo hacer Salsa de almendras

1

Para elaborar nuestra salsa de almendras casera empezaremos pelando y troceando la cebolla y los dientes de ajo y reservándolos. A continuación cortamos las rebanadas de pan en trozos pequeños y las reservamos.

2

En el caso de que no dispongas de almendras molidas y tengas almendras enteras, pelálas, córtalas y machácalas con un mortero hasta conseguir una arena de almendras.

3

Es el momento de buscar una sartén y de echar el aceite. Lo calentamos a potencia media y sofreímos la cebolla previamente cortada. En cuanto esta empiece a dorarse, le sumamos los trozos de pan. No dejes de remover con una cuchara de madera para evitar que se quemen y peguen los trozos de cebolla.

4

En cuanto el pan esté frito, le sumamos la almendra molida o triturada hasta que se coja color. Será entonces cuando le echemos 3 o 4 cucharadas de vino blanco (opcional) y sigamos removiendo. En cuanto se haya evaporado le agregamos 3 cucharadas de tomate frito, lo mezclamos todo y dejamos que repose durante 2 o 3 minutos.

5

Echamos la media pastilla de caldo de ave o 1 vaso de caldo y removemos bien la salsa de almendras. Vertemos la leche, cocinamos durante otro par de minutos y retiramos la salsa del fuego.

6

Metemos nuestra salsa de almendras en la batidora y la batimos junto con un chorrito de leche o de agua si ves que está muy espesa. En cuanto esté densa, pero no mazacote, la sacamos, la servimos en una salsera y la disfrutamos. La que nos sobre la metemos en un tarrito para frigorífico y la guardamos durante 5 o 7 días para consumirla cuando nos apetezca.

Ingredientes

 150 grs almendra molida
 2 dientes de ajo
 ½ cebolla
 3 rebanadas de pan
 4 cuchara aceite de oliva virgen extra
 ½ pastilla de caldo de ave
 tomate frito
 75 ml leche
 vino blanco(opcional)

Instrucciones

1

Para elaborar nuestra salsa de almendras casera empezaremos pelando y troceando la cebolla y los dientes de ajo y reservándolos. A continuación cortamos las rebanadas de pan en trozos pequeños y las reservamos.

2

En el caso de que no dispongas de almendras molidas y tengas almendras enteras, pelálas, córtalas y machácalas con un mortero hasta conseguir una arena de almendras.

3

Es el momento de buscar una sartén y de echar el aceite. Lo calentamos a potencia media y sofreímos la cebolla previamente cortada. En cuanto esta empiece a dorarse, le sumamos los trozos de pan. No dejes de remover con una cuchara de madera para evitar que se quemen y peguen los trozos de cebolla.

4

En cuanto el pan esté frito, le sumamos la almendra molida o triturada hasta que se coja color. Será entonces cuando le echemos 3 o 4 cucharadas de vino blanco (opcional) y sigamos removiendo. En cuanto se haya evaporado le agregamos 3 cucharadas de tomate frito, lo mezclamos todo y dejamos que repose durante 2 o 3 minutos.

5

Echamos la media pastilla de caldo de ave o 1 vaso de caldo y removemos bien la salsa de almendras. Vertemos la leche, cocinamos durante otro par de minutos y retiramos la salsa del fuego.

6

Metemos nuestra salsa de almendras en la batidora y la batimos junto con un chorrito de leche o de agua si ves que está muy espesa. En cuanto esté densa, pero no mazacote, la sacamos, la servimos en una salsera y la disfrutamos. La que nos sobre la metemos en un tarrito para frigorífico y la guardamos durante 5 o 7 días para consumirla cuando nos apetezca.

Salsa de almendras

Deja una respuesta