Rosquillas de anís

CategoríaCocinaMétodo de cocción, Tags,
DificultadBásicoTiempo total50 mins

Receta de Rosquillas de anís

Nuestro chef

Una de las recetas clásicas de la repostería tradicional española es la de las rosquillas de anís. Un dulce típico español a base de huevos, leche, azúcar, harina, levadura y anís que resulta ideal tanto para disfrutar con un café, como de desayuno o para finalizar una comida.

Por si te lo estás preguntando por aquello de que lleva anís, sí, las pueden disfrutar los niños perfectamente dada la pequeña cantidad de anís que lleva. Y si tienes alguna duda pregunta a las decenas de generaciones de niños que se han criado disfrutando de estas ruedas dulces tostadas.

Si eres un fan acérrimo de las rosquillas de anís clásicas y quieres hacerlas en casa y que te queden como en el horno en el que solías comprarlas hace años, estás de enhorabuena poraque en Divino Paladar te vamos a contar cómo hacerla de forma fácil y sencilla.

Dado que la masa no requiere fermentación podrás tener listas tus rosquillas de anís para disfrutar solo o en compañía de familiares y amigos en un periquete.

Ingredientes

 750 g harina
 2 huevos
 200 g azúcar
 250 ml leche
 100 ml aceite
 1 sobre de levadura
 60 ml anís
 ralladura de limón
 1 pizca sal
 aceite de girasol para freír
 azúcar para rebozar

Cómo hacer Rosquillas de anís

1

Busca un bol y echa los huevos y agrega el azúcar. Bate todo hasta que aumente el volumen. Cuando empiece a crecer añade a la mezcla una pizca de sal, el aceite, la leche, el anís y la ralladura del limón. Bate bien de nuevo y mezcla la mitad de la harina con la levadura química, tamiza el bol y vuelve a batir.

2

Posteriormente súmale la harina poco a poco hasta que la masa espese y cueste removerla hasta el punto de tener que servirte de una cuchara.

3

Libera la mesa de trabajo, espolvoréala con harina, echa la masa y trabájala hasta que quede bien consistente y blanda. Tápala y déjaa que repose durante 10 minutos para, después, proceder a hacer trozos del tamaño de tu palma y dales forma de rosquilla.

4

Busca una sartén grande y profunda y vierte aceite para freír las rosquillas. Pon el fuego fuerte y dales la vuelta para que se doren por los dos lados. Tras la fritura estas se habrán hecho casi el doble de grandes.

5

Según se vayan cocinando las vas dejando en una fuente con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Busca otro plato y échale el azúcar para rebozarlas antes de ponerlas en la fuente que sacarás a la mesa. Tus rosquillas de anís caseras están listas.

Ingredientes

 750 g harina
 2 huevos
 200 g azúcar
 250 ml leche
 100 ml aceite
 1 sobre de levadura
 60 ml anís
 ralladura de limón
 1 pizca sal
 aceite de girasol para freír
 azúcar para rebozar

Pasos

1

Busca un bol y echa los huevos y agrega el azúcar. Bate todo hasta que aumente el volumen. Cuando empiece a crecer añade a la mezcla una pizca de sal, el aceite, la leche, el anís y la ralladura del limón. Bate bien de nuevo y mezcla la mitad de la harina con la levadura química, tamiza el bol y vuelve a batir.

2

Posteriormente súmale la harina poco a poco hasta que la masa espese y cueste removerla hasta el punto de tener que servirte de una cuchara.

3

Libera la mesa de trabajo, espolvoréala con harina, echa la masa y trabájala hasta que quede bien consistente y blanda. Tápala y déjaa que repose durante 10 minutos para, después, proceder a hacer trozos del tamaño de tu palma y dales forma de rosquilla.

4

Busca una sartén grande y profunda y vierte aceite para freír las rosquillas. Pon el fuego fuerte y dales la vuelta para que se doren por los dos lados. Tras la fritura estas se habrán hecho casi el doble de grandes.

5

Según se vayan cocinando las vas dejando en una fuente con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Busca otro plato y échale el azúcar para rebozarlas antes de ponerlas en la fuente que sacarás a la mesa. Tus rosquillas de anís caseras están listas.

Rosquillas de anís

Deja una respuesta