Roscón de Reyes tradicional receta fácil

roscon reyes casero
CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadMedio

Receta roscón de reyes

Nuestro chef

Se acercan los Reyes Magos y no hay mejor manera que celebrar un día tan señalado como disfrutando de un Roscón de Reyes.
Aunque actualmente el Roscón de Reyes tiene una connotación cristiana, vinculada a la celebración de la Epifanía del Señor (cuando los Reyes Magos llevaron regalos al Niño Jesús), sus raíces se remontan a las festividades romanas. Durante las "Saturnales" (en honor al dios Saturno), se celebraban fiestas de inversión social, donde los esclavos eran los "amos" y los amos se convertían en "esclavos". Durante estas fiestas, se repartía un pastel entre los esclavos y quien encontrara un haba seca escondida dentro sería el "rey de reyes" durante un corto periodo de tiempo.
Con la expansión del cristianismo, muchas tradiciones paganas fueron adaptadas a las celebraciones cristianas. El roscón pasó a asociarse con la historia bíblica de los Reyes Magos y el nacimiento de Jesús.
En su interior, tradicionalmente se esconden un haba y una figurita (generalmente representando al Niño Jesús u otra figura religiosa). La persona que encuentra el haba en su pedazo de roscón "debe" comprar el roscón del año siguiente, mientras que quien encuentra la figurita es considerado "rey" o "reina" del día. Esta tradición ha evolucionado y en muchos lugares ya no se incluye el haba.
A lo largo de los años, el Roscón de Reyes se ha consolidado como una tradición esencial en España. Ha evolucionado en sus ingredientes y presentación, incorporando nata, trufa, crema pastelera y frutas escarchadas en su decoración, que simulan las joyas de la corona real.
Aunque en muchos países de América Latina la tradición principal es la de los Reyes Magos y no necesariamente el roscón, en lugares como México se celebra con la "Rosca de Reyes", que tiene similitudes con el roscón español y también incluye una figurita en su interior.
El Roscón de Reyes no solo es un dulce, sino que representa una mezcla de culturas, tradiciones y simbolismos que ha perdurado y evolucionado a lo largo de los siglos.
Como no hay nada mejor ni más rico que comerse algo hecho por nosotros mismos les dejamos aquí, paso a paso, la receta para conseguir un roscón tradicional en pocos y sencillos pasos.

Ingredientes

 650 g harina de fuerza
 250 ml leche tibia
 30 g levadura fresca
 120 g azúcar
 120 g mantequilla
 2 huevos
 1 yema
 10 g sal
 2 cucharada y media de agua de azahar
 Piel rallada de 1 limón grande y 1 naranja
Para decorar el Roscón:
 Frutas escarchadas al gusto
 Azúcar
 1 huevo batido
 1 naranja
 Figuritas horneables

Cómo hacer Roscón de Reyes tradicional receta fácil

Cómo hacer un Roscón de Reyes casero, paso a paso
1

En primer lugar mezclamos la leche tibia con 2 ó 3 cucharadas de harina de fuerza. A continuación agregamos la levadura fresca desmenuzada y lo removemos todo junto. Dejamos tapado para que fermente entre un cuarto de hora y veinte minutos en un lugar cálido.

2

Una vez la masa de arranque ha fermentado en un recipiente grande agregamos el resto de la harina y poco a poco el resto de ingredientes como son el azúcar, la ralladura de limón y naranja, sal, leche, 2 huevos, azúcar, la masa de arranque fermentada, el agua de azahar y, como último paso, la mantequilla. Todo ello lo removeremos hasta que hagamos una masa homogénea.

3

Ahora es el paso de espolvorear harina sobre una superficie lisa para amasar. Cada vez que sea necesario le añadiremos más harina para poder ir haciendo la forma de bola a la masa. Una vez esté bien amasada la guardaremos tapada con unos paños húmedos durante alrededor de dos horas en un lugar cálido.

4

Ya tras esas dos horas, cuando nuestra masa se haya hecho el doble de grande la sacaremos y la colocaremos de nuevo en una superficie lisa con harina para volver a amasarla y darle la forma de nuestro roscón. En este caso, por las medidas que tenemos, podremos hacer dos roscones. Uno grande y otro pequeño o dos medianos.

5

Para hacer el agujero colocaremos los dedos y tendremos en cuenta que al hornear la masa el agujero menguará. Tras reposar una hora en un lugar cálido calentaremos el horno a 50 grados, lo apagaremos y los dejaremos dentro para que guarden la temperatura ideal.

6

Tras esto pintaremos nuestro roscón con huevo y lo decoraremos como nos guste ya sea con fruta escarchada, azúcar glass y lo agregaremos alguna figurita dentro del mismo. Una vez decorado y tras calentar el horno durante 20 minutos a 180 grados lo colocaremos unos 15 minutos. Hasta que veamos que este está dorado.

7

Cuando lo esté será el momento de cortarlos por la mitad y colocarles nuestro relleno preferido con nata, chocolate, nutella o lo que más nos guste. Tras este último paso ya solo queda colocarlo en un plato o fuente y servirlo tras la comida de Reyes para que toda la familia pueda disfrutar de uno de los platos más ricos y típicos de estas fiestas.

Ingredientes

 650 g harina de fuerza
 250 ml leche tibia
 30 g levadura fresca
 120 g azúcar
 120 g mantequilla
 2 huevos
 1 yema
 10 g sal
 2 cucharada y media de agua de azahar
 Piel rallada de 1 limón grande y 1 naranja
Para decorar el Roscón:
 Frutas escarchadas al gusto
 Azúcar
 1 huevo batido
 1 naranja
 Figuritas horneables

Pasos

Cómo hacer un Roscón de Reyes casero, paso a paso
1

En primer lugar mezclamos la leche tibia con 2 ó 3 cucharadas de harina de fuerza. A continuación agregamos la levadura fresca desmenuzada y lo removemos todo junto. Dejamos tapado para que fermente entre un cuarto de hora y veinte minutos en un lugar cálido.

2

Una vez la masa de arranque ha fermentado en un recipiente grande agregamos el resto de la harina y poco a poco el resto de ingredientes como son el azúcar, la ralladura de limón y naranja, sal, leche, 2 huevos, azúcar, la masa de arranque fermentada, el agua de azahar y, como último paso, la mantequilla. Todo ello lo removeremos hasta que hagamos una masa homogénea.

3

Ahora es el paso de espolvorear harina sobre una superficie lisa para amasar. Cada vez que sea necesario le añadiremos más harina para poder ir haciendo la forma de bola a la masa. Una vez esté bien amasada la guardaremos tapada con unos paños húmedos durante alrededor de dos horas en un lugar cálido.

4

Ya tras esas dos horas, cuando nuestra masa se haya hecho el doble de grande la sacaremos y la colocaremos de nuevo en una superficie lisa con harina para volver a amasarla y darle la forma de nuestro roscón. En este caso, por las medidas que tenemos, podremos hacer dos roscones. Uno grande y otro pequeño o dos medianos.

5

Para hacer el agujero colocaremos los dedos y tendremos en cuenta que al hornear la masa el agujero menguará. Tras reposar una hora en un lugar cálido calentaremos el horno a 50 grados, lo apagaremos y los dejaremos dentro para que guarden la temperatura ideal.

6

Tras esto pintaremos nuestro roscón con huevo y lo decoraremos como nos guste ya sea con fruta escarchada, azúcar glass y lo agregaremos alguna figurita dentro del mismo. Una vez decorado y tras calentar el horno durante 20 minutos a 180 grados lo colocaremos unos 15 minutos. Hasta que veamos que este está dorado.

7

Cuando lo esté será el momento de cortarlos por la mitad y colocarles nuestro relleno preferido con nata, chocolate, nutella o lo que más nos guste. Tras este último paso ya solo queda colocarlo en un plato o fuente y servirlo tras la comida de Reyes para que toda la familia pueda disfrutar de uno de los platos más ricos y típicos de estas fiestas.

Roscón de Reyes tradicional receta fácil

Deja una respuesta