Roscón de Reyes sin azúcar

DificultadIntermedioTiempo de preparación40 minsTiempo de cocción25 minsTiempo Total1 hr 5 mins

Receta de Roscón de Reyes sin azúcar

Nuestro chef

Sois muchos los que nos pedís recetas aptas para diabéticos o bajas en azúcar para que toda la familia pueda disfrutar de la repostería y, como siempre, hemos respondido a vuestras demandas.

Hoy os traemos este esponjoso y riquísimo Roscón de Reyes endulzado con stevia que no tiene nada que envidiar a un roscón tradicional.

De hecho, lo hemos servido en más de una cena navideña y nadie se ha percatado de la diferencia porque, realmente, sabe igual.

Así que ya sabes, tanto si hay un diabético en la familia como si quieres cuidar la línea o reducir tu ingesta de azúcar, prueba a hacer este maravilloso Roscón de Reyes sin azúcar.

Ingredientes

Para la masa madre
 75 ml de leche desnatada
 15 grs de levadura fresca
 1 cuchara de stevia
 150 grs de harina de fuerza
Para la masa
 500 grs de harina de fuerza
 100 ml de leche desnatada
 25 grs de levadura fresca
 100 grs de mantequilla light
 2 huevos grandes
 25 grs de stevia
 1 cucharilla de sal
 2 cucharilla de agua de azahara(opcional)
 La ralladura de una naranja
Para decorar
 Una naranja en láminas
 Almendras laminadas

Cómo hacer Roscón de Reyes sin azúcar

Preparamos la masa madre
1

En un bol pequeño, deshacemos con la levadura fresca con la ayuda de los dedos y la mezclamos con un poco de leche caliente y la stevia. Mezclamos con una cucharilla y agregamos a la harina tamizada.

2

Amasamos durante unos minutos hasta que quede todo bien integrado y nos quede una masa elástica. Después la dejamos reposar tapada durante unos 15 minutos antes de proceder al siguiente paso.

Preparamos la masa
3

Deshacemos el resto de la levadura y mezclamos con agua caliente y stevia tal y como hicimos en el primer paso. Agregamos a esta mezcla los huevos, el agua de azahar, la sal, la ralladura de naranja y removemos.

4

Agregamos la mezcla anterior y la mantequilla atemperada al bol de nuestra masa madre.

5

Vamos añadiendo harina poco a poco y amasamos durante unos 20 minutos con las manos bien limpias hasta conseguir una masa homogénea.

6

Pasamos la masa a un bol grande untado en aceite y lo dejamos fermentar tapado con un paño húmedo durante unos 20-30 minutos.

7

Una vez fermentada la masa, la sacamos del bol, le damos forma de rosco y la extendemos sobre una bandeja protegida con papel de horno. Después, la dejamos reposar otras 2 horas en un lugar fresco hasta que doble su tamaño.

8

Pasado ese tiempo, pincelamos con huevo batido, decoramos con la naranja y las almendras laminadas, y horneamos a 180 °C durante unos 30-35 minutos o hasta que veamos la superficie dorada.

Ingredientes

Para la masa madre
 75 ml de leche desnatada
 15 grs de levadura fresca
 1 cuchara de stevia
 150 grs de harina de fuerza
Para la masa
 500 grs de harina de fuerza
 100 ml de leche desnatada
 25 grs de levadura fresca
 100 grs de mantequilla light
 2 huevos grandes
 25 grs de stevia
 1 cucharilla de sal
 2 cucharilla de agua de azahara(opcional)
 La ralladura de una naranja
Para decorar
 Una naranja en láminas
 Almendras laminadas

Instrucciones

Preparamos la masa madre
1

En un bol pequeño, deshacemos con la levadura fresca con la ayuda de los dedos y la mezclamos con un poco de leche caliente y la stevia. Mezclamos con una cucharilla y agregamos a la harina tamizada.

2

Amasamos durante unos minutos hasta que quede todo bien integrado y nos quede una masa elástica. Después la dejamos reposar tapada durante unos 15 minutos antes de proceder al siguiente paso.

Preparamos la masa
3

Deshacemos el resto de la levadura y mezclamos con agua caliente y stevia tal y como hicimos en el primer paso. Agregamos a esta mezcla los huevos, el agua de azahar, la sal, la ralladura de naranja y removemos.

4

Agregamos la mezcla anterior y la mantequilla atemperada al bol de nuestra masa madre.

5

Vamos añadiendo harina poco a poco y amasamos durante unos 20 minutos con las manos bien limpias hasta conseguir una masa homogénea.

6

Pasamos la masa a un bol grande untado en aceite y lo dejamos fermentar tapado con un paño húmedo durante unos 20-30 minutos.

7

Una vez fermentada la masa, la sacamos del bol, le damos forma de rosco y la extendemos sobre una bandeja protegida con papel de horno. Después, la dejamos reposar otras 2 horas en un lugar fresco hasta que doble su tamaño.

8

Pasado ese tiempo, pincelamos con huevo batido, decoramos con la naranja y las almendras laminadas, y horneamos a 180 °C durante unos 30-35 minutos o hasta que veamos la superficie dorada.

Roscón de Reyes sin azúcar

Deja una respuesta