Quiché de espinacas y bacon

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación10 minsTiempo cocinado40 minsTiempo total50 mins

Receta de Quiché de espinacas y bacon

Nuestro chef

La quiché es un plato originario de la región de Lorena en Francia que se ha popularizado en todo el mundo por su versatilidad y delicioso sabor.

Se trata de tarta salada con una base de masa quebrada y un relleno a base de huevos y nata, al que se le pueden añadir diferentes ingredientes como queso, verduras, carne o mariscos.

La quiché es una opción muy socorrida, ya que se puede comer tanto caliente como fría, como plato principal o como aperitivo, y se puede servir en cualquier momento del día.

Es una opción perfecta para picnics, brunch, almuerzos rápidos o cenas ligeras.

Además de ser deliciosa, la quiché también es muy fácil de preparar. En la receta que os proponemos hoy, solo necesitaremos masa quebrada, huevos, nata, espinacas y bacon.

El resultado es una deliciosa, te lo adelantamos ya, ¡te encantará!

Ingredientes

 1 lámina de masa quebrada
 200 g de espinacas frescas
 100 g de bacon en taquitos
 200 ml de nata líquida
 3 huevos
 150 g de queso rallado
 1 pizca de sal
 1 pizca de pimienta

Cómo hacer Quiché de espinacas y bacon

1

Precalentamos el horno a 200 °C.

2

Extendemos la masa quebrada sobre el molde de nuestra quiché, cubrimos de garbanzos u otra legumbre para aportar peso y horneamos 10-15 minutos cubierta de papel film.

3

En una sartén, incorporamos los taquitos de bacon y los cocinamos en su propia grasa. Una vez dorados, incorporamos las espinacas y salteamos un par de minutos hasta que hayan reducido su tamaño.

4

En un bol, mezclamos los huevos junto con la nata líquida, las espinacas y el bacon. Salpimentamos.

5

Sacamos la masa del horno, retiramos los garbanzos y rellenamos con la mezcla de nuestro bol. Cubrimos de queso y horneamos 30 minutos a 180 °C.

6

Retira la quiché del horno y déjala atemperar antes de consumirla. ¡Qué aproveche!

Ingredientes

 1 lámina de masa quebrada
 200 g de espinacas frescas
 100 g de bacon en taquitos
 200 ml de nata líquida
 3 huevos
 150 g de queso rallado
 1 pizca de sal
 1 pizca de pimienta

Pasos

1

Precalentamos el horno a 200 °C.

2

Extendemos la masa quebrada sobre el molde de nuestra quiché, cubrimos de garbanzos u otra legumbre para aportar peso y horneamos 10-15 minutos cubierta de papel film.

3

En una sartén, incorporamos los taquitos de bacon y los cocinamos en su propia grasa. Una vez dorados, incorporamos las espinacas y salteamos un par de minutos hasta que hayan reducido su tamaño.

4

En un bol, mezclamos los huevos junto con la nata líquida, las espinacas y el bacon. Salpimentamos.

5

Sacamos la masa del horno, retiramos los garbanzos y rellenamos con la mezcla de nuestro bol. Cubrimos de queso y horneamos 30 minutos a 180 °C.

6

Retira la quiché del horno y déjala atemperar antes de consumirla. ¡Qué aproveche!

Quiché de espinacas y bacon

Deja una respuesta