Pretzel casero

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo Total1 hr 40 mins

Receta de Pretzel casero

Nuestro chef

Si has estado en Alemania alguna vez seguro que los has probado alguna versión de sus famosos pretzel. Y es que hablar de pretzels es hacerlo del snack preferido de los teutones.

Si hay algo que hace especial a esta suerte de panecillo es, además de su forma de lazo, que puede disfrutarse tanto acompañando a una buena cerveza de trigo bávara como de postre o merienda en alguna de sus variedades dulces.

Dicho esto, la que hoy os traemos aquí es la receta clásica, es decir, la salada, para que podáis disfrutar en casa y en cualquier momento de estos sabrosos y crujientes panecillos alemanes.

Veamos, pues, cómo hacer pretzels alemanes caseros, paso a paso y para todos los públicos.

Ingredientes

 350 ml agua
 2 cucharilla levadura fresca
 500 grs harina de fuerza
 1,50 cucharilla sal
 1 huevo
 1 cucharilla semillas de sésamo
 1 cucharilla semilla de amapola
 sal gruesa

Cómo hacer Pretzel casero

1

Empezamos mezclando la levadura fresca en 100 ml de agua. Removemos durante unos minutos hasta que se disuelva por completo.

A continuación mezclamos la sal y la harina en un recipiente hondo haciendo un hueco en el centro. Posteriormente vertemos el agua con la levadura.

2

Ayudándonos con una cuchara de madera iremos lloviendo la harina por los lados del recipiente mientras se va mezclando el agua y la levadura hasta formar una pasta homogénea.

Cuando la tengamos, la taparemos con un paño de cocina húmedo y la dejaremos 20 minutos hasta que fermente.

3

Mezclamos la pasta con la harina y, sin dejar de remover, se le va agregando el resto de agua hasta conseguir una masa compacta y pegajosa.

Cuando esté lista la volcaremos sobre la mesa de trabajo enharinada y la amasaremos 10 minutos o hasta que veamos que está elástica.

4

La volvemos a tapar con un paño y la dejamos fermentando una hora y media hasta que doble su tamaño.

Tras este tiempo la dejaremos reposando otros diez minutos antes de empezar a manipularla. Cortamos la masa en 8 trozos y a cada trozo le damos la forma de un bollo redondo que estiraremos con los dedos hasta conseguir una tira de unos 40 cm.

5

Para darle forma de lazo cogeremos los dos extremos de cada lazo y los cruzaremos dos veces por encima y, finalmente, apretaremos en cada lado del lazo.

Según los vayamos teniendo los iremos colocando en la bandeja de horno donde los taparemos con un paño para que fermenten por última vez, ahora unos 45 minutos o hasta que dupliquen su tamaño.

6

Pasado ese tiempo pintaremos los lazos con yema de huevo batida, agua y sal. Por último le esparciremos por encima unas semillas de sésamo y amapola una pizca de sal gorda.

7

Los metemos en el horno 20 minutos a 220 grados o hasta que se vean bien dorados. Nuestros pretzels caseros están listos.

Ingredientes

 350 ml agua
 2 cucharilla levadura fresca
 500 grs harina de fuerza
 1,50 cucharilla sal
 1 huevo
 1 cucharilla semillas de sésamo
 1 cucharilla semilla de amapola
 sal gruesa

Instrucciones

1

Empezamos mezclando la levadura fresca en 100 ml de agua. Removemos durante unos minutos hasta que se disuelva por completo.

A continuación mezclamos la sal y la harina en un recipiente hondo haciendo un hueco en el centro. Posteriormente vertemos el agua con la levadura.

2

Ayudándonos con una cuchara de madera iremos lloviendo la harina por los lados del recipiente mientras se va mezclando el agua y la levadura hasta formar una pasta homogénea.

Cuando la tengamos, la taparemos con un paño de cocina húmedo y la dejaremos 20 minutos hasta que fermente.

3

Mezclamos la pasta con la harina y, sin dejar de remover, se le va agregando el resto de agua hasta conseguir una masa compacta y pegajosa.

Cuando esté lista la volcaremos sobre la mesa de trabajo enharinada y la amasaremos 10 minutos o hasta que veamos que está elástica.

4

La volvemos a tapar con un paño y la dejamos fermentando una hora y media hasta que doble su tamaño.

Tras este tiempo la dejaremos reposando otros diez minutos antes de empezar a manipularla. Cortamos la masa en 8 trozos y a cada trozo le damos la forma de un bollo redondo que estiraremos con los dedos hasta conseguir una tira de unos 40 cm.

5

Para darle forma de lazo cogeremos los dos extremos de cada lazo y los cruzaremos dos veces por encima y, finalmente, apretaremos en cada lado del lazo.

Según los vayamos teniendo los iremos colocando en la bandeja de horno donde los taparemos con un paño para que fermenten por última vez, ahora unos 45 minutos o hasta que dupliquen su tamaño.

6

Pasado ese tiempo pintaremos los lazos con yema de huevo batida, agua y sal. Por último le esparciremos por encima unas semillas de sésamo y amapola una pizca de sal gorda.

7

Los metemos en el horno 20 minutos a 220 grados o hasta que se vean bien dorados. Nuestros pretzels caseros están listos.

Pretzel casero

Deja una respuesta