Praliné casero

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags, ,
DificultadBásicoTiempo preparación15 mins

Receta de Praliné casero

Nuestro chef

El praliné es una exquisita mezcla de frutos secos caramelizados que agrega un toque crujiente y dulce a una amplia variedad de postres y golosinas. Si eres amante de los frutos secos y el caramelo, el praliné será tu nuevo placer culinario.

El praliné se elabora a partir de una combinación de nueces, avellanas o almendras, junto con azúcar caramelizado. Esta mezcla se tuesta y se tritura hasta obtener una textura fina y sabrosa que te hará perder la cabeza.

¿Te preguntas cómo hacer tu propio praliné casero? ¡No te preocupes! A continuación, encontrarás un paso a paso detallado para crear tu propio praliné desde cero. Desde la elección de los frutos secos hasta el punto perfecto de caramelización, te guiaremos en esta deliciosa aventura.

Así que, no esperes más y sumérgete en la lectura del paso a paso. Después, estarás listo para disfrutar de la creación de tu propio praliné casero. ¡Adéntrate en este mundo de sabores caramelizados y crujientes, y sorprende a tus amigos y familiares con tus habilidades culinarias!

Ingredientes

 200 g nueces, avellanas o almendras (o una combinación de ellas)
 200 g azúcar granulada

Cómo hacer Praliné casero

1

Comienza por preparar una bandeja para hornear cubriéndola con papel de hornear o una lámina de silicona.

2

En una sartén grande y a fuego medio, agrega el azúcar y caliéntalo hasta que se derrita por completo. Remueve ocasionalmente con una cuchara de madera para evitar que se queme.

Azúcar

3

Cuando el azúcar se haya derretido y adquirido un color dorado oscuro, añade las nueces, avellanas o almendras a la sartén. Remueve rápidamente para cubrirlas completamente con el caramelo.

Imagen de nueces

4

Vierte la mezcla de frutos secos caramelizados en la bandeja preparada y extiéndela en una capa uniforme. Permite que se enfríe y endurezca por completo.

5

Una vez que el praliné se haya enfriado, tritúralo en un procesador de alimentos hasta obtener la consistencia deseada. Puedes optar por un praliné más grueso o más fino según tus preferencias personales.
Transfiere el praliné triturado a un frasco o recipiente hermético y guárdalo en un lugar fresco y seco.

Ingredientes

 200 g nueces, avellanas o almendras (o una combinación de ellas)
 200 g azúcar granulada

Pasos

1

Comienza por preparar una bandeja para hornear cubriéndola con papel de hornear o una lámina de silicona.

2

En una sartén grande y a fuego medio, agrega el azúcar y caliéntalo hasta que se derrita por completo. Remueve ocasionalmente con una cuchara de madera para evitar que se queme.

Azúcar

3

Cuando el azúcar se haya derretido y adquirido un color dorado oscuro, añade las nueces, avellanas o almendras a la sartén. Remueve rápidamente para cubrirlas completamente con el caramelo.

Imagen de nueces

4

Vierte la mezcla de frutos secos caramelizados en la bandeja preparada y extiéndela en una capa uniforme. Permite que se enfríe y endurezca por completo.

5

Una vez que el praliné se haya enfriado, tritúralo en un procesador de alimentos hasta obtener la consistencia deseada. Puedes optar por un praliné más grueso o más fino según tus preferencias personales.
Transfiere el praliné triturado a un frasco o recipiente hermético y guárdalo en un lugar fresco y seco.

Praliné casero

Deja una respuesta