Potaje de garbanzos

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación10 minsTiempo cocinado2 hrsTiempo total2 hrs 10 mins

Receta de Potaje de garbanzos

Nuestro chef

No existe región en España ni familia que no cuente entre su recetario habitual con algún tipo de potaje, guiso o cocido con garbanzos y verduras.

Los hay que solo echan mano de él durante la Semana Santa y también que no pierden la oportunidad de disfrutar de uno de los platos de cuchara más interesantes, sabrosos y nutritivos de nuestro recetario patrio cada semana.

Si eres uno de este grupo o llevas tiempo buscando una receta de potaje de garbanzos como la que disfrutabas en casa de pequeño o te sirven en tu local de menú del día de confianza y que triunfa con sus platos de cuchara, estás de enhorabuena.

Y es que después de un tiempo buscándola y de afinarla para convertirla en una receta fácil para que cualquiera pueda llevarla a cabo, os vamos a ofrecer la auténtica receta del potaje de garbanzos de la abuela. Una receta básica que si te gustan los potajes, a buen seguro, se convertirá en un básico semanal en tu cocina.

Ingredientes

 500 g garbanzos
 300 g espinacas
 2 cebollas
 2 tomates
 1 cucharadita pimentón dulce
 1 cucharadita pimentón picante
 1 cucharadita pimienta molida
 1 cucharadita comino triturado
 4 hojas de laurel
 1 pizca azafrán
 sal
 aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer Potaje de garbanzos

1

Empezaremos poniendo los garbanzos a remojo en abundante agua fría durante toda la noche previa al cocinado. Ya que estos necesitarán alrededor de 10 horas para estar listos para empezar a formar parte del guiso. Algo que, en el caso de que te decantes por garbanzos cocidos, te ahorrarás.

En el caso de que los hayas tenido a remojo, ya al día siguiente, y antes de empezar con el potaje de garbanzos, los echaremos en una olla y los coceremos durante entre 10 y 15 minutos.

2

Durante ese tiempo nos pondremos con el sofrito. Para ello picaremos los dientes de ajo y cortaremos fina la cebolla con un poco de sal y aceite de oliva hasta que se sofría ligeramente. Cuando ambos ingredientes empiecen a tomar color le agregaremos los distintos tipos de pimentón sin dejar de remover durante un minuto y, tras este tiempo, le sumaremos el tomate, el laurel y una pizquita de sal.

3

Una vez tengamos listo el sofrito, le sumaremos la mezcla de especias y, en él, rehogaremos las espinacas consiguiendo así la base de nuestro potaje de garbanzos.

4

Llega el momento de buscar una cazuela en la que calentar los garbanzos que teníamos cocidos, cubrirlos de agua o caldo y agregarle el sofrito. Lo removemos bien, rectificamos la sal y dejamos que se integre bien y reduzca durante alrededor de media hora, dependiendo del espesor que deseemos para nuestro potaje.

5

En cuanto los tengamos listos, buscamos un plato hondo y servimos y degustamos nuestro potaje de garbanzos con espinacas casero.

Ingredientes

 500 g garbanzos
 300 g espinacas
 2 cebollas
 2 tomates
 1 cucharadita pimentón dulce
 1 cucharadita pimentón picante
 1 cucharadita pimienta molida
 1 cucharadita comino triturado
 4 hojas de laurel
 1 pizca azafrán
 sal
 aceite de oliva virgen extra

Pasos

1

Empezaremos poniendo los garbanzos a remojo en abundante agua fría durante toda la noche previa al cocinado. Ya que estos necesitarán alrededor de 10 horas para estar listos para empezar a formar parte del guiso. Algo que, en el caso de que te decantes por garbanzos cocidos, te ahorrarás.

En el caso de que los hayas tenido a remojo, ya al día siguiente, y antes de empezar con el potaje de garbanzos, los echaremos en una olla y los coceremos durante entre 10 y 15 minutos.

2

Durante ese tiempo nos pondremos con el sofrito. Para ello picaremos los dientes de ajo y cortaremos fina la cebolla con un poco de sal y aceite de oliva hasta que se sofría ligeramente. Cuando ambos ingredientes empiecen a tomar color le agregaremos los distintos tipos de pimentón sin dejar de remover durante un minuto y, tras este tiempo, le sumaremos el tomate, el laurel y una pizquita de sal.

3

Una vez tengamos listo el sofrito, le sumaremos la mezcla de especias y, en él, rehogaremos las espinacas consiguiendo así la base de nuestro potaje de garbanzos.

4

Llega el momento de buscar una cazuela en la que calentar los garbanzos que teníamos cocidos, cubrirlos de agua o caldo y agregarle el sofrito. Lo removemos bien, rectificamos la sal y dejamos que se integre bien y reduzca durante alrededor de media hora, dependiendo del espesor que deseemos para nuestro potaje.

5

En cuanto los tengamos listos, buscamos un plato hondo y servimos y degustamos nuestro potaje de garbanzos con espinacas casero.

Potaje de garbanzos

Deja una respuesta