Polos caseros

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación15 mins

Receta de Polos caseros

Nuestro chef

Hoy, nos embarcamos en una misión culinaria sencilla, pero emocionante para contrarrestar el calor del verano: ¡vamos a preparar nuestros propios polos caseros!

Imagina esto: el sol brilla intensamente en el cielo, la temperatura se eleva y todo lo que deseas es una dulce y refrescante delicia que te ayude a mantenerte fresco. No hay necesidad de correr a la tienda, porque la solución está en tu propia cocina. Con unos pocos ingredientes básicos y un poco de paciencia, puedes crear polos caseros perfectos que no solo te ayudarán a combatir el calor, sino que también satisfarán tus antojos de algo dulce.

Crear tus propios polos en casa es una maravillosa actividad para todas las edades, además de ser una excelente manera de experimentar con diferentes sabores y combinaciones de frutas. Puedes hacerlos tan saludables o indulgentes como desees, y lo mejor de todo es que sabes exactamente lo que contienen.

Así que ponte tu delantal, saca tus moldes de polos y prepárate para crear tu propio paraíso refrescante en tu cocina. En el ejemplo que os mostramos hoy, los haremos de fruta casera. y recuerda, ¡el único límite es tu creatividad!

Ingredientes

 2 tazas de la fruta que más te guste
 2 cucharada azúcar o miel
 1 taza zumo de la fruta o frutas que hayas escogido para tus polos caseros
 (moldes para hacer polos)

Cómo hacer Polos caseros

1

Limpia y corta tus frutas en trozos manejables. En caso de que estés utilizando frutas con semillas, puedes optar por eliminar las semillas si lo prefieres.

2

Coloca los trozos de fruta en el vaso de una batidora o un procesador de alimentos. Añade el jugo de frutas o agua y el endulzante que prefieras. Mezcla hasta obtener un puré suave y uniforme. Haz una prueba de sabor y modifica la cantidad de endulzante si es necesario.

3

Cuidadosamente, distribuye el puré de frutas entre los moldes de polos, asegurándote de dejar un pequeño margen en la parte superior para que la mezcla tenga espacio para expandirse al congelarse.

4

Inserta los palitos en los moldes y colócalos en el congelador. Deberás esperar al menos 4 horas, o hasta que los polos estén completamente congelados.

5

Cuando estés listo para saborear tu polo, retíralo del congelador y déjalo descansar durante unos minutos para que sea más fácil de desmoldar. Otra opción es pasar el molde por debajo de agua tibia para facilitar el proceso.

Ingredientes

 2 tazas de la fruta que más te guste
 2 cucharada azúcar o miel
 1 taza zumo de la fruta o frutas que hayas escogido para tus polos caseros
 (moldes para hacer polos)

Pasos

1

Limpia y corta tus frutas en trozos manejables. En caso de que estés utilizando frutas con semillas, puedes optar por eliminar las semillas si lo prefieres.

2

Coloca los trozos de fruta en el vaso de una batidora o un procesador de alimentos. Añade el jugo de frutas o agua y el endulzante que prefieras. Mezcla hasta obtener un puré suave y uniforme. Haz una prueba de sabor y modifica la cantidad de endulzante si es necesario.

3

Cuidadosamente, distribuye el puré de frutas entre los moldes de polos, asegurándote de dejar un pequeño margen en la parte superior para que la mezcla tenga espacio para expandirse al congelarse.

4

Inserta los palitos en los moldes y colócalos en el congelador. Deberás esperar al menos 4 horas, o hasta que los polos estén completamente congelados.

5

Cuando estés listo para saborear tu polo, retíralo del congelador y déjalo descansar durante unos minutos para que sea más fácil de desmoldar. Otra opción es pasar el molde por debajo de agua tibia para facilitar el proceso.

Polos caseros

Deja una respuesta