Pollo mariposa al horno

CategoríaCocinaMétodo de cocción

Receta de Pollo mariposa al horno

Nuestro chef

El pollo al horno es una de esas elaboraciones clásicas de la gastronomía española que todo amante de la cocina que se precie debe controlar a la perfección.

Dicho esto, existen diferentes versiones para cocinar esta ave al horno y sublimar su sabor. Una de ellas es la que os traemos hoy: el Pollo mariposa al horno.

Una técnica que permite cocinar de forma integral y en menos tiempo la totalidad de la carne del animal y conseguir una textura única, ideal para combinar con patatas y/o verduras.

Aunque existen diferentes versiones del Pollo mariposa al horno a lo largo de las siguientes líneas vamos a detallar la receta tradicional del Pollo mariposa al horno casero.

Ingredientes

 1 pollo abierto en mariposa
 2 cebollas moradas
 2 mazorcas de maíz cocidas
 1 cabeza de ajos
 16 patatas baby
 3 ramitas de romero
 1 cucharadita comino molido
 1 cucharadita pimienta negra recién molida
 1 cucharadita tomillo
 100 ml vino Jerez
 aceite de oliva virgen extra.
 sal

Cómo hacer Pollo mariposa al horno

1

Arrancamos nuestra receta de pollo mariposa al horno encendiendo el horno y precalentándolo a 200 grados, con calor arriba y abajo.

Mientras este toma temperatura aprovechamos para colocar el ave sobre la bandeja del horno, salpimentarla por todos los lados y para agregarle el comino molido y el tomillo seco.

2

Untamos el pollo con aceite de oliva virgen extra y, con la ayuda de un pincel de cocina, le restregamos el aceite y las especias por todos los lados. Lo reservamos.

3

Pelamos las cebollas moradas y las cortamos en rodajas no muy finas. Cortamos las mazorcas de maíz por la mitad, primero en horizontal y luego en vertical. Quitamos la capa más externa de la cabeza de ajo y la cortamos por la mitad. Por último, lavamos las patatas baby y las colocamos, junto con el resto de verduras, en la base de la bandeja de horno.

4

Sobre ellas colocamos el pollo mariposa con la piel hacia arriba, le echamos sal al gusto y condimentamos con las mismas especias que el pollo toda la bandeja. Es el momento de agregar romero al gusto, de regar con un poquito de vino Jerez y de llover un chorrito de aceite de oliva sobre toda la bandeja.

Chorrito de aceite

5

Metemos la bandeja en el horno a altura media, bajamos la temperatura a 180 grados y dejamos que se cocine durante 45 minutos. Cuando lleguemos la mitad del tiempo, saca la bandeja del horno y riega el pollo con el jugo que haya ido cayendo al fondo de la bandeja. En cuanto el pollo esté bien cocinado y con la piel tostada, sácalo.

6

Antes de servirlo, para conseguir que la piel tenga una textura bien tostadita y crujiente en boca, sube la bandeja un par de alturas y, ya con el horno apagado, déjala allí tres o cuatro minutos.

Pasado ese tiempo, sácalo, emplátalo regándolo con sus jugos y decorándolo con una ramita de hierbas y, sobre todo, disfrútalo.

Ingredientes

 1 pollo abierto en mariposa
 2 cebollas moradas
 2 mazorcas de maíz cocidas
 1 cabeza de ajos
 16 patatas baby
 3 ramitas de romero
 1 cucharadita comino molido
 1 cucharadita pimienta negra recién molida
 1 cucharadita tomillo
 100 ml vino Jerez
 aceite de oliva virgen extra.
 sal

Pasos

1

Arrancamos nuestra receta de pollo mariposa al horno encendiendo el horno y precalentándolo a 200 grados, con calor arriba y abajo.

Mientras este toma temperatura aprovechamos para colocar el ave sobre la bandeja del horno, salpimentarla por todos los lados y para agregarle el comino molido y el tomillo seco.

2

Untamos el pollo con aceite de oliva virgen extra y, con la ayuda de un pincel de cocina, le restregamos el aceite y las especias por todos los lados. Lo reservamos.

3

Pelamos las cebollas moradas y las cortamos en rodajas no muy finas. Cortamos las mazorcas de maíz por la mitad, primero en horizontal y luego en vertical. Quitamos la capa más externa de la cabeza de ajo y la cortamos por la mitad. Por último, lavamos las patatas baby y las colocamos, junto con el resto de verduras, en la base de la bandeja de horno.

4

Sobre ellas colocamos el pollo mariposa con la piel hacia arriba, le echamos sal al gusto y condimentamos con las mismas especias que el pollo toda la bandeja. Es el momento de agregar romero al gusto, de regar con un poquito de vino Jerez y de llover un chorrito de aceite de oliva sobre toda la bandeja.

Chorrito de aceite

5

Metemos la bandeja en el horno a altura media, bajamos la temperatura a 180 grados y dejamos que se cocine durante 45 minutos. Cuando lleguemos la mitad del tiempo, saca la bandeja del horno y riega el pollo con el jugo que haya ido cayendo al fondo de la bandeja. En cuanto el pollo esté bien cocinado y con la piel tostada, sácalo.

6

Antes de servirlo, para conseguir que la piel tenga una textura bien tostadita y crujiente en boca, sube la bandeja un par de alturas y, ya con el horno apagado, déjala allí tres o cuatro minutos.

Pasado ese tiempo, sácalo, emplátalo regándolo con sus jugos y decorándolo con una ramita de hierbas y, sobre todo, disfrútalo.

Pollo mariposa al horno

Deja una respuesta