Pollo empanado con bechamel

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo de preparación20 minsTiempo de cocción10 minsTiempo Total30 mins

Receta de Pollo empanado con bechamel

Nuestro chef

Para quienes no han tenido el gusto de probarlo, el Pollo empanado con bechamel consiste en un pollo rebozado crujiente ideal para disfrutar como un principal junto con una ensaladita.

Es, pues, una de esas recetas fáciles y sabrosas que enamorarán a los amantes de la fritanga y del pollo empanado jugoso.

Para conseguir que quede tan crujiente y jugoso como unas croquetas, eso sí, es fundamental controlar las cantidades y los tiempos de cocción.

Dos asuntos que vamos a tratar a continuación para que consigas cocinar en casa un Pollo empanado con bechamel para chuparse los dedos.

Ingredientes

 4 filetes de pechuga de pollo de 1 cm de grosor
 3 cuchara aceite de oliva
 4 cuchara harina
 300 ml bechamel o caldo claro de pollo
 1 huevo batido
 harina
 pan rallado
 aceite para freír
 lechuga y tomate para la guarnición(opcional)

Cómo hacer Pollo empanado con bechamel

1

Empezamos salpimentando los filetes, cortándolos en minipechuguitas y dorándolos en la sartén con muy poco aceite.

2

Los sacamos del fuego cuando estén hechos, pero jugosos y los reservamos.

3

Calentamos el aceite en la misma sartén a fuego medio y echamos la harina. La tostamos ligeramente en la grasa haciendo una pasta. Vamos añadiendo la leche a chorritos pequeños y removiendo bien con unas varillas y agregar más hasta que el que estemos manipulando no esté completamente integrado.

4

En cuanto esté espesa y sin grumos, colocamos las pechugas en un plato untadas en aceite y cubrimos cada filete con nuestra salsa Villeroy por ambos lados. Dejar que se enfríen en la nevera al menos 60 minutos.

5

Pasado ese tiempo, empanamos los filetes con cuidado para que no se les desprenda la capa de crema pasándolos por harina, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado.

6

Freímos las pechugas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas por ambos lados.

7

Según las vayamos teniendo las vamos sacando y colocando sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

8

Por último, montamos el plato con un poco de lechuga y tomate y disfrutamos de nuestra pechuga Villaroy.

Ingredientes

 4 filetes de pechuga de pollo de 1 cm de grosor
 3 cuchara aceite de oliva
 4 cuchara harina
 300 ml bechamel o caldo claro de pollo
 1 huevo batido
 harina
 pan rallado
 aceite para freír
 lechuga y tomate para la guarnición(opcional)

Instrucciones

1

Empezamos salpimentando los filetes, cortándolos en minipechuguitas y dorándolos en la sartén con muy poco aceite.

2

Los sacamos del fuego cuando estén hechos, pero jugosos y los reservamos.

3

Calentamos el aceite en la misma sartén a fuego medio y echamos la harina. La tostamos ligeramente en la grasa haciendo una pasta. Vamos añadiendo la leche a chorritos pequeños y removiendo bien con unas varillas y agregar más hasta que el que estemos manipulando no esté completamente integrado.

4

En cuanto esté espesa y sin grumos, colocamos las pechugas en un plato untadas en aceite y cubrimos cada filete con nuestra salsa Villeroy por ambos lados. Dejar que se enfríen en la nevera al menos 60 minutos.

5

Pasado ese tiempo, empanamos los filetes con cuidado para que no se les desprenda la capa de crema pasándolos por harina, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado.

6

Freímos las pechugas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas por ambos lados.

7

Según las vayamos teniendo las vamos sacando y colocando sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

8

Por último, montamos el plato con un poco de lechuga y tomate y disfrutamos de nuestra pechuga Villaroy.

Pollo empanado con bechamel

Deja una respuesta