Pestiños caseros tradicionales

Pestiños caseros tradicionales
CategoríaCocinaMétodo de cocción
DificultadMedioTiempo preparación1 hr 40 minsTiempo cocinado20 minsTiempo total2 hrs

Receta pestiños caseros

Nuestro chef

Los pestiños son un dulce tradicional de origen árabe que se ha convertido en un elemento icónico de la gastronomía en España, especialmente durante celebraciones como la Semana Santa y las fiestas navideñas. La historia de los pestiños tiene raíces que se remontan a la influencia de la cultura árabe en la península ibérica durante la Edad Media.

Los pestiños tradicionales se hacen con masa de harina de trigo, vino blanco (o anís), aceite de oliva y especias como el ajonjolí (sésamo) y la canela. La masa se estira, se corta en formas geométricas (a menudo rombos o tiras), y luego se fríe en aceite hasta que estén dorados y crujientes. Con el tiempo, la receta de los pestiños se fusionó con la cultura culinaria de la península ibérica. Aunque su origen es árabe, los pestiños se convirtieron en un dulce típico de la cocina española, especialmente en regiones como Andalucía, donde son muy populares.

Si bien dice la tradición que los pestiños son el postre que Dios manda durante Semana Santa, lo cierto es que cada vez son más los que nos negamos a reducir el placer de este postre a un par de semanas.

Es por eso por lo que, aprovechando que el frío está aquí y que queda lo más gélido, pocas cosas se pueden disfrutar más que una receta dulce tradicional e ideal para presentar al final de una comida ante toda la familia como los pestiños.

Si hace tiempo que quieres hacer en casa y no tienes la receta de tus padres o abuelos a mano, no pasa nada. A continuación te dejamos la receta de pestiños original para que disfrutes al máximo de uno de los grandes placeres de la gastronomía española.

Ingredientes

Para la masa
 500 g Harina de trigo
 125 ml vino blanco (puede ser vino blanco seco)
 125 ml aceite de oliva virgen extra
 1 cucharadita anís en grano (opcional)
 1 cucharadita ajonjolí o sésamo (opcional)
 1 cucharadita canela en polvo
 1 Ralladura de 1 naranja
 1 pizca sal
Para el almíbar:
 250 g azúcar
 125 ml agua
 1 trozo de cáscara de limón
 1 trozo de cáscara de naranja
 1 rama canela

Cómo hacer Pestiños caseros tradicionales

1

En un bol grande, mezcla la harina, el vino blanco, el aceite de oliva, el anís (si se utiliza), el ajonjolí o sésamo (si se utiliza), la canela en polvo, la ralladura de naranja y una pizca de sal. Amasa todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir un poco más de vino.

Mezclar harina con vino y aceite

2

Cubre la masa con un paño limpio y húmedo y déjala reposar durante al menos 30 minutos.

Cubre la masa con un paño

3

Después del reposo, divide la masa en porciones pequeñas y estira cada porción con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 2-3 mm.

Estira cada porción con un rodillo

4

Corta la masa en tiras o rombos, según tu preferencia.

Corta la masa en tiras o rombos

5

En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, fría los pestiños en lotes hasta que estén dorados y crujientes. Esto debería tomar unos minutos por cada lado. Escúrrelos en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Sartén aceite caliente

6

Mientras los pestiños se están friendo, prepara el almíbar. En una cacerola, combina el azúcar, el agua, la cáscara de limón y naranja, y la rama de canela. Lleva la mezcla a ebullición y cocina a fuego lento durante unos 10-15 minutos hasta que el almíbar espese un poco.

Olla ebullición

7

Retira las cáscaras de limón y naranja y la rama de canela del almíbar.

8

Sumerge los pestiños fritos en el almíbar caliente durante unos segundos, luego retíralos y colócalos en una bandeja o plato para que se enfríen y el almíbar se endurezca.

9

Una vez que los pestiños estén completamente fríos, estarán listos para servir. Disfruta de este dulce tradicional español.

Los pestiños son un bocado delicioso con un sabor único, y esta receta te permitirá hacerlos en casa para compartir con amigos y familiares. ¡Buen provecho!

Pestiños caseros tradicionales

Ingredientes

Para la masa
 500 g Harina de trigo
 125 ml vino blanco (puede ser vino blanco seco)
 125 ml aceite de oliva virgen extra
 1 cucharadita anís en grano (opcional)
 1 cucharadita ajonjolí o sésamo (opcional)
 1 cucharadita canela en polvo
 1 Ralladura de 1 naranja
 1 pizca sal
Para el almíbar:
 250 g azúcar
 125 ml agua
 1 trozo de cáscara de limón
 1 trozo de cáscara de naranja
 1 rama canela

Pasos

1

En un bol grande, mezcla la harina, el vino blanco, el aceite de oliva, el anís (si se utiliza), el ajonjolí o sésamo (si se utiliza), la canela en polvo, la ralladura de naranja y una pizca de sal. Amasa todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Si la masa está demasiado seca, puedes añadir un poco más de vino.

Mezclar harina con vino y aceite

2

Cubre la masa con un paño limpio y húmedo y déjala reposar durante al menos 30 minutos.

Cubre la masa con un paño

3

Después del reposo, divide la masa en porciones pequeñas y estira cada porción con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 2-3 mm.

Estira cada porción con un rodillo

4

Corta la masa en tiras o rombos, según tu preferencia.

Corta la masa en tiras o rombos

5

En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, fría los pestiños en lotes hasta que estén dorados y crujientes. Esto debería tomar unos minutos por cada lado. Escúrrelos en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.

Sartén aceite caliente

6

Mientras los pestiños se están friendo, prepara el almíbar. En una cacerola, combina el azúcar, el agua, la cáscara de limón y naranja, y la rama de canela. Lleva la mezcla a ebullición y cocina a fuego lento durante unos 10-15 minutos hasta que el almíbar espese un poco.

Olla ebullición

7

Retira las cáscaras de limón y naranja y la rama de canela del almíbar.

8

Sumerge los pestiños fritos en el almíbar caliente durante unos segundos, luego retíralos y colócalos en una bandeja o plato para que se enfríen y el almíbar se endurezca.

9

Una vez que los pestiños estén completamente fríos, estarán listos para servir. Disfruta de este dulce tradicional español.

Los pestiños son un bocado delicioso con un sabor único, y esta receta te permitirá hacerlos en casa para compartir con amigos y familiares. ¡Buen provecho!

Pestiños caseros tradicionales

Pestiños caseros tradicionales

Deja una respuesta