Pato laqueado a la pekinesa

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadAvanzadoTiempo preparación20 minsTiempo cocinado2 hrs 20 minsTiempo total2 hrs 40 mins

Receta de Pato laqueado a la pekinesa

Nuestro chef

Si hay un país en el que se cocina y consume pato en el mundo ese es China. Un territorio en el que se elaboran mil y una recetas con este ave de carne roja y sabor inconfundible.

De entre todas las elaboraciones con pato originarias del gigante asiático hay una que destaca sobre el resto. Nos referimos, cómo no, al pato laqueado estilo Pekín, también conocido como pato a la pekinesa.

Una suerte de mini crepes enrollados con pato laqueado y salsa hoisin que seguro has visto una y mil veces en los restaurantes chinos y que hoy os vamos a enseñar a hacer en casa.

Así que tanto si eres un amante de la comida china como si eres un fan de los platos con pato te interesa conocer cómo hacer un estupendo pato laqueado estilo Pekín casero.

Ingredientes

 1 pato entero(de unos 2,5 kilos aproximadamente)
 125 ml salsa de soja
 5 cucharada miel
 125 ml salsa hoisin
 60 ml vinagre de arroz
 1 cucharadita levadura química
 1 cucharadita especias chinas(opcional)
 10 mini crepes(opcional)
 200 g cebolletas frescas(opcional)

Cómo hacer Pato laqueado a la pekinesa

1

Lo primero que tienes que saber antes de empezar a hacer pato laqueado casero es que se trata de una receta que requiere empezar un día antes de disfrutarla, por lo que tendrás que organizarte con tiempo para poder disfrutarla en casa.

También que si compras el pato limpio te ahorrar mucho tiempo de preparación, por lo que te recomendamos que lo pidas limpio en tu charcutería o tienda de comida china donde tengas previsto comprarlo.

Dicho esto, y una vez lo tengas listo para ser manipulado, buscaremos una olla grande y profunda y verteremos en ella 4 litros de agua antes de ponerla al fuego y llevarla a punto de ebullición.

2

A continuación, pinchamos la piel del pato con la punta de un cuchillo para favorecer que la grasita de la piel se cocine con más facilidad y la carne se quede más tierna.

3

Buscamos un recipiente en el que echar la salsa de soja, la salsa hoisin, el vinagre de vino de arroz y la miel, en el caso de que quieras agregarle especias chinas es el momento. Lo mezclamos todo y lo metemos en el microondas durante quince segundos a la máxima potencia. Lo sacamos y lo dejamos reposar durante un minuto.

4

Pasado ese minuto mezclaremos todo de nuevo y agregaremos la levadura química. Una vez todo mezclado pintaremos el pato con esta salsa para conseguir una piel dorada y crujiente. Cubrimos el pato con papel film o con un trapo limpio y seco y lo metemos en la nevera durante al menos ocho horas.

5

Pasadas esas ocho horas encendemos el horno y lo precalentamos a 180 grados. Buscamos una fuente de horno grande y colocamos el pato con las piernas hacia arriba. Lo dejamos hornear durante 2 horas y media a 150-160 grados y. a mitad de cocción, sobre la hora y cuarto, le damos la vuelta.

6

En cuanto veamos que la piel está crujiente y la carne al punto lo sacamos, lo dejamos reposar 10 minutos y lo servimos junto con un poco de salsa hoisin, unas cebolletas crudas y unos mini crepes calentitos.

Ingredientes

 1 pato entero(de unos 2,5 kilos aproximadamente)
 125 ml salsa de soja
 5 cucharada miel
 125 ml salsa hoisin
 60 ml vinagre de arroz
 1 cucharadita levadura química
 1 cucharadita especias chinas(opcional)
 10 mini crepes(opcional)
 200 g cebolletas frescas(opcional)

Pasos

1

Lo primero que tienes que saber antes de empezar a hacer pato laqueado casero es que se trata de una receta que requiere empezar un día antes de disfrutarla, por lo que tendrás que organizarte con tiempo para poder disfrutarla en casa.

También que si compras el pato limpio te ahorrar mucho tiempo de preparación, por lo que te recomendamos que lo pidas limpio en tu charcutería o tienda de comida china donde tengas previsto comprarlo.

Dicho esto, y una vez lo tengas listo para ser manipulado, buscaremos una olla grande y profunda y verteremos en ella 4 litros de agua antes de ponerla al fuego y llevarla a punto de ebullición.

2

A continuación, pinchamos la piel del pato con la punta de un cuchillo para favorecer que la grasita de la piel se cocine con más facilidad y la carne se quede más tierna.

3

Buscamos un recipiente en el que echar la salsa de soja, la salsa hoisin, el vinagre de vino de arroz y la miel, en el caso de que quieras agregarle especias chinas es el momento. Lo mezclamos todo y lo metemos en el microondas durante quince segundos a la máxima potencia. Lo sacamos y lo dejamos reposar durante un minuto.

4

Pasado ese minuto mezclaremos todo de nuevo y agregaremos la levadura química. Una vez todo mezclado pintaremos el pato con esta salsa para conseguir una piel dorada y crujiente. Cubrimos el pato con papel film o con un trapo limpio y seco y lo metemos en la nevera durante al menos ocho horas.

5

Pasadas esas ocho horas encendemos el horno y lo precalentamos a 180 grados. Buscamos una fuente de horno grande y colocamos el pato con las piernas hacia arriba. Lo dejamos hornear durante 2 horas y media a 150-160 grados y. a mitad de cocción, sobre la hora y cuarto, le damos la vuelta.

6

En cuanto veamos que la piel está crujiente y la carne al punto lo sacamos, lo dejamos reposar 10 minutos y lo servimos junto con un poco de salsa hoisin, unas cebolletas crudas y unos mini crepes calentitos.

Pato laqueado a la pekinesa

Deja una respuesta