Patatas panaderas fácil al horno

CategoríaCocinaMétodo de cocción
DificultadBásicoTiempo total25 mins

Receta patatas panaderas al horno

Nuestro chef

Dicen los grandes cocineros que, más allá de las elaboraciones vanguardistas y rompedoras, no hay ningún sabor como los sabores de siempre. Aquellos que te transportan a tu infancia y que suelen ser tan sencillos como inolvidables.

Un buen ejemplo de ello son las clásicas patatas panaderas. Una elaboración cuyo origen se remonta a varios siglos atrás y que las familias españolas han sabido poner en valor y conservar para no perder una manera de comer patatas que resulta sencillamente única por su textura.

Y es que si la patata perfecta es aquella crujiente por fuera, delicada por dentro y que permite disfrutar del aroma del aceite de oliva virgen extra en el que se ha cocinado, la patata panadera es, sin duda alguna, la reina de las patatas. Al menos la de la gastronomía española.

Por ello, y porque amamos las patatas como a pocas cosas, os traemos la receta tradicional de las patatas panaderas al horno caseras.

Ingredientes

 1 kg patata monalisa o platillo
 2 cebollas medianas
 1 pimiento rojo
 1 pimiento verde
 1 manojo de perejil fresco
 3 dientes de ajo
 ½ l vino blanco
 Aceite de oliva virgen extra
 sal y pimienta

Cómo hacer Patatas panaderas fácil al horno

1

Cogemos una sartén profunda y vertemos en ella un par de dedos de aceite de oliva virgen extra. La ponemos en el fuego y echamos las patatas que habremos cortado en láminas de algo menos de medio centímetro. Repetimos el mismo corte con las cebollas y las sumamos a la sartén.

2

Cortamos los pimientos en juliana y los incorporamos a la sartén, junto con la patata y la cebolla. Salpimentamos al gusto.

3

Cuando la cebolla y los pimientos empiecen a coger color sacamos todos los ingredientes y los vertemos sobre la bandeja del horno.

4

A las patatas, la cebolla y los pimientos le agregamos el ajo y el perejil que habremos cortado previamente muy finito. Le llovemos un poco de pimentón al gusto.

Bandeja de horno

5

Echamos el vino y rectificamos el punto de sal y pimienta antes de meterlo al horno que habremos precalentado a 180 grados durante 5 minutos.

Vino blanco vertiéndose sobre la comida

6

Metemos la bandeja y la dejamos durante media hora a 180 grados. Durante esta media hora podemos agregar un poco de agua si vemos que se nos está quedando seco. En el caso de que se nos esté dorando demasiado y falte tiempo lo cubriremos con papel de aluminio.

7

Cuando pasada esa media hora, las patatas están doradas y veamos que nos ha quedado un fondo caldoso con el agua, el aceite y el vino, buscamos una fuente para colocar nuestras patatas y regarlas con ese fantástico caldo. Tus patatas panadera al horno están listas para disfrutarse, ya sea como principal o como acompañamiento de cualquier pescado o carne.

Ingredientes

 1 kg patata monalisa o platillo
 2 cebollas medianas
 1 pimiento rojo
 1 pimiento verde
 1 manojo de perejil fresco
 3 dientes de ajo
 ½ l vino blanco
 Aceite de oliva virgen extra
 sal y pimienta

Pasos

1

Cogemos una sartén profunda y vertemos en ella un par de dedos de aceite de oliva virgen extra. La ponemos en el fuego y echamos las patatas que habremos cortado en láminas de algo menos de medio centímetro. Repetimos el mismo corte con las cebollas y las sumamos a la sartén.

2

Cortamos los pimientos en juliana y los incorporamos a la sartén, junto con la patata y la cebolla. Salpimentamos al gusto.

3

Cuando la cebolla y los pimientos empiecen a coger color sacamos todos los ingredientes y los vertemos sobre la bandeja del horno.

4

A las patatas, la cebolla y los pimientos le agregamos el ajo y el perejil que habremos cortado previamente muy finito. Le llovemos un poco de pimentón al gusto.

Bandeja de horno

5

Echamos el vino y rectificamos el punto de sal y pimienta antes de meterlo al horno que habremos precalentado a 180 grados durante 5 minutos.

Vino blanco vertiéndose sobre la comida

6

Metemos la bandeja y la dejamos durante media hora a 180 grados. Durante esta media hora podemos agregar un poco de agua si vemos que se nos está quedando seco. En el caso de que se nos esté dorando demasiado y falte tiempo lo cubriremos con papel de aluminio.

7

Cuando pasada esa media hora, las patatas están doradas y veamos que nos ha quedado un fondo caldoso con el agua, el aceite y el vino, buscamos una fuente para colocar nuestras patatas y regarlas con ese fantástico caldo. Tus patatas panadera al horno están listas para disfrutarse, ya sea como principal o como acompañamiento de cualquier pescado o carne.

Patatas panaderas fácil al horno

Deja una respuesta