Patatas Hash Brown

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo total40 mins

Receta de Patatas Hash Brown

Nuestro chef

Si alguna vez has disfrutado de un desayuno inglés o americano y te has enamorado de esas patatas rebozadas fritas, crujientes y doradas que parecían una especie de tortilla o pastel de patata estás de enhorabuena.

Lo estás porque a lo largo de las próximas líneas te vamos a contar cómo hacer hash brown potatoes o patatas hash brown caseras de forma rápida y sencilla.

Un ingrediente habitual en los desayunos ingleses y americanos que marida a la perfección con huevos fritos, bacon y todo tipo de salsas.

Así que, sin más dilación, veamos el paso a paso de la receta tradicional de las patatas hash brown. El resultado, ya verás, te encantará.

Ingredientes

 600 g patata
 25 g harina de trigo
 1 huevo
 sal
 aceite para freír

Cómo hacer Patatas Hash Brown

1

Empezamos pelando las patatas, lavándolas y pasándolas por un rallador, por la parte más gruesa. Si tienes robot de cocina, selecciona la opción de cortado grueso y dale al play.

2

Escurre el exceso de agua que haya tirado la patata al rallarse y envuelve la patata rallada en un trapo. Retuércela para que absorba bien y reservala.

3

Busca un bol y mezcla la patata rallada con el huevo, la harina y una pizca de sal. Remuévelo todo bien y déjalo reposar mientras pones a calentar una sartén con un centímetro de aceite.

4

Cuando el aceite esté bien caliente, busca una cuchara sopera de mezcla, llénala y vacíala sobre la mesa de trabajo. Aplástala para darle forma circular u ovoidal y deposítala con cuidado sobre el aceite para freírla.

5

Échalas de una en una y déjalas que se cocinen por ambos lados hasta que estos queden bien dorados. Según las vayas sacando, deposítalas en un plato o fuente con papel absorbente y, cuando las tengas todas, colócalas en tu plato junto a un par de huevos frutos, un par de lonchas de bacon y algún otro ingrediente que te guste.

Ingredientes

 600 g patata
 25 g harina de trigo
 1 huevo
 sal
 aceite para freír

Pasos

1

Empezamos pelando las patatas, lavándolas y pasándolas por un rallador, por la parte más gruesa. Si tienes robot de cocina, selecciona la opción de cortado grueso y dale al play.

2

Escurre el exceso de agua que haya tirado la patata al rallarse y envuelve la patata rallada en un trapo. Retuércela para que absorba bien y reservala.

3

Busca un bol y mezcla la patata rallada con el huevo, la harina y una pizca de sal. Remuévelo todo bien y déjalo reposar mientras pones a calentar una sartén con un centímetro de aceite.

4

Cuando el aceite esté bien caliente, busca una cuchara sopera de mezcla, llénala y vacíala sobre la mesa de trabajo. Aplástala para darle forma circular u ovoidal y deposítala con cuidado sobre el aceite para freírla.

5

Échalas de una en una y déjalas que se cocinen por ambos lados hasta que estos queden bien dorados. Según las vayas sacando, deposítalas en un plato o fuente con papel absorbente y, cuando las tengas todas, colócalas en tu plato junto a un par de huevos frutos, un par de lonchas de bacon y algún otro ingrediente que te guste.

Patatas Hash Brown

Deja una respuesta