Patatas asadas rellenas receta fácil

Patatas asadas rellenas
CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásico

Receta patatas asadas rellenas

Nuestro chef

Si existe alguna persona en el mundo a la que no le gustan la patatas que tire la primera piedra... y de paso que regale sus patatas al resto que estaremos encantados de comérnoslas de las mil y una manera en las que se pueden degustar estos tubérculos.
Las patatas asadas rellenas, también conocidas en muchos lugares como "patatas al horno" o "baked potatoes", son un plato versátil que ha encontrado su lugar en muchas cocinas alrededor del mundo. Sin embargo, su popularidad en la cultura occidental puede rastrearse particularmente a la gastronomía británica y estadounidense.
Las patatas son originarias de América del Sur, siendo cultivadas por civilizaciones andinas como los incas mucho antes de la llegada de los europeos. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVI que las patatas fueron llevadas a Europa.
Inicialmente, las patatas no fueron ampliamente aceptadas en Europa. Con el tiempo, y tras varias hambrunas y crisis alimentarias, comenzaron a ser valoradas por su resistencia a enfermedades y su valor nutricional. Eventualmente, se integraron en la dieta europea y comenzaron a prepararse de diversas maneras.
Las patatas asadas, en su forma más simple, se han cocinado durante mucho tiempo en las brasas de una hoguera o en un horno. En el Reino Unido, se volvieron especialmente populares como una comida de calle vendida en carritos. En el siglo XIX, eran comunes en las calles de Londres, vendidas como una comida barata y rellenas con mantequilla, queso o frijoles, entre otros ingredientes.
Las patatas asadas rellenas ganaron popularidad en EE.UU. durante el siglo XX, especialmente en restaurantes y eventos deportivos. A menudo se sirven rellenas de ingredientes como mantequilla, sour cream, bacon, cebolla picada, queso cheddar y cebollinos, aunque las combinaciones pueden variar ampliamente.
Dada la naturaleza neutra de la patata, este plato ha demostrado ser increíblemente versátil. Diferentes culturas han adaptado las patatas asadas rellenas para incluir ingredientes locales o de preferencia regional, desde guisos hasta otros tipos de carnes y vegetales.
En resumen, aunque la patata tiene sus raíces en América del Sur, la idea de asarla y rellenarla ha evolucionado en diferentes contextos, adaptándose a las preferencias y necesidades locales. La patata asada rellena es un ejemplo del viaje culinario de un alimento y cómo puede ser reinterpretado en diversas culturas.
Por ejemplo, asadas y rellenas, tal y como les vamos a enseñar en esta nueva entrada con otra receta tan sencilla como agradecida y para todos los públicos. Incluso para los más complicados a la hora de comer. Tomen nota.

Ingredientes

 1 Patata mediana por persona
 1 Pimiento verde
 100 g pimiento rojo
 20 Aceitunas verdes
 4 cucharada aceite de oliva virgen extra
 1 Lata de mejillones en escabeche (reservar el caldo)
 5 cucharada mayonesa
 1 cucharadita mostaza
 Perejil fresco picado
 Sal y pimienta

Cómo hacer Patatas asadas rellenas receta fácil

1

Para empezar cogeremos unas patatas medianas desechando el resto. Las lavaremos bien y luego las envolveremos en un trozo de papel de aluminio completamente.

2

Una vez estén todas listas precalentaremos el horno unos diez minutos y tras colocarlas en un recipiente las hornearemos a 200 grados con calor arriba y abajo durante una hora o hasta que pinchemos la patata y el cuchillo entre y salga fácilmente.

3

En paralelo, y mientras esperamos a que estas se cocinen, colocaremos en un bol las 5 cucharadas de mayonesa y a la que agregaremos la cucharadita de mostaza. Lo mezclaremos bien y lo reservaremos en la nevera hasta que llegue el momento de servir nuestro plato.

4

En un segundo bol echaremos las 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y le emulsionaremos una cucharada y media del caldo que de las latas de mejillones en escabeche, lo que dará un muy buen sabor a la vinagreta. Tras echarle un punto de sal y pimienta al gusto lo mezclaremos todo.

5

Es ahora cuando incorporaremos tanto el pimiento verde como rojo bien picado en trozos pequeños. A su vez también le agregaremos las 20 aceitunas cortadas a rodajas. Mezclaremos todo bien y, si queremos, le integraremos otros ingredientes como maíz, zanahorias o rúcula, según nuestros gustos.

6

Una vez las patatas están listas las desenvolveremos con cuidado para no quemarnos. Cuando no quemen las abriremos por la mitad y las desmenuzaremos por dentro, además de echarle sal al gusto.

7

Es ahora cuando le colocaremos la mayonesa que teníamos apartada cubriendo la patata y, por encima de esta, las verduras y finalmente la vinagreta en lo alto de la misma.

8

El último paso completaremos nuestra patata con unos estupendos mejillones en escabeche arriba del todo y le rallaremos un poco de perejil para acabar de completar este estupendo plato.

9

En función de si la queremos más o menos caliente le daremos un golpe final de calor o no en el horno. Elijas la opción que elijas triunfarás. Y es que una patata cocinada con estos ingredientes es una delicia y, lo que no es menos importante, una manera de las más sanas de degustarla.

¡A disfrutar comiendo unas estupendas patatas al horno rellenas todo el mundo!

Ingredientes

 1 Patata mediana por persona
 1 Pimiento verde
 100 g pimiento rojo
 20 Aceitunas verdes
 4 cucharada aceite de oliva virgen extra
 1 Lata de mejillones en escabeche (reservar el caldo)
 5 cucharada mayonesa
 1 cucharadita mostaza
 Perejil fresco picado
 Sal y pimienta

Pasos

1

Para empezar cogeremos unas patatas medianas desechando el resto. Las lavaremos bien y luego las envolveremos en un trozo de papel de aluminio completamente.

2

Una vez estén todas listas precalentaremos el horno unos diez minutos y tras colocarlas en un recipiente las hornearemos a 200 grados con calor arriba y abajo durante una hora o hasta que pinchemos la patata y el cuchillo entre y salga fácilmente.

3

En paralelo, y mientras esperamos a que estas se cocinen, colocaremos en un bol las 5 cucharadas de mayonesa y a la que agregaremos la cucharadita de mostaza. Lo mezclaremos bien y lo reservaremos en la nevera hasta que llegue el momento de servir nuestro plato.

4

En un segundo bol echaremos las 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y le emulsionaremos una cucharada y media del caldo que de las latas de mejillones en escabeche, lo que dará un muy buen sabor a la vinagreta. Tras echarle un punto de sal y pimienta al gusto lo mezclaremos todo.

5

Es ahora cuando incorporaremos tanto el pimiento verde como rojo bien picado en trozos pequeños. A su vez también le agregaremos las 20 aceitunas cortadas a rodajas. Mezclaremos todo bien y, si queremos, le integraremos otros ingredientes como maíz, zanahorias o rúcula, según nuestros gustos.

6

Una vez las patatas están listas las desenvolveremos con cuidado para no quemarnos. Cuando no quemen las abriremos por la mitad y las desmenuzaremos por dentro, además de echarle sal al gusto.

7

Es ahora cuando le colocaremos la mayonesa que teníamos apartada cubriendo la patata y, por encima de esta, las verduras y finalmente la vinagreta en lo alto de la misma.

8

El último paso completaremos nuestra patata con unos estupendos mejillones en escabeche arriba del todo y le rallaremos un poco de perejil para acabar de completar este estupendo plato.

9

En función de si la queremos más o menos caliente le daremos un golpe final de calor o no en el horno. Elijas la opción que elijas triunfarás. Y es que una patata cocinada con estos ingredientes es una delicia y, lo que no es menos importante, una manera de las más sanas de degustarla.

¡A disfrutar comiendo unas estupendas patatas al horno rellenas todo el mundo!

Patatas asadas rellenas receta fácil

Deja una respuesta