Pasteles de Belém

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación15 minsTiempo cocinado50 minsTiempo total1 hr 5 mins

Receta de Pasteles de Belém

Nuestro chef

Si te gusta viajar y has tenido la oportunidad de conocer a el país vecino de Portugal seguro que has tenido la oportunidad de probar uno de los pasteles más reconocidos de la repostería internacional.

Hablamos, cómo no, de los famosísimos pasteles de Belem. Unos pastelitos de nata, cremosos por dentro y tostados por la superficie que resultan simplemente adictivos.

Tanto es así que más de un amante de la repostería ha entrado en territorio luso únicamente para comprar una bandeja de estos sencillos y deliciosos dulces.

Así que si tú también te has enamorado de los pastelitos portugueses y quieres aprender a hacer unos deliciosos pasteles de Belem caseros para no tener que ir Portugal cada vez que se te antojen, sigue leyendo.

Ingredientes

 2 láminas de hojaldre
 200 g azúcar
 350 ml leche
 150 ml agua
 4 yemas de huevo
 1 rama de canela
 1 limón (para pelar y utilizar la piel)
 30 g harina
 canela en polvo(para decorar)

Cómo hacer Pasteles de Belém

1

Empezamos preparando las bases de hojaldre enrollando cada una de las masas sobre sí mismas y haciéndoles unos cortes de unos 3 centímetros de grosor.

Posteriormente ponemos cada uno de los trozos de masa sobre un molde para magdalenas que habremos untado con un poco de mantequilla derretida. Estiramos bien la masa hasta cubrir completamente el molde y reservamos.

2

A continuación buscamos un cazo pequeño y vertemos en él el agua y el azúcar. Lo ponemos en el fuego y en cuanto rompa a hervir empezamos a remover. Lo dejamos que se cocine a fuego medio durante unos cinco minutos.

3

Durante esos cinco minutos, en otro cazo, agregamos la mitad de la leche y le sumamos la rama de canela y la piel de limón. Lo llevamos al fuego y a fuerza baja lo cocinamos durante otros cinco minutos para que la leche se infusione con el aroma de la canela y del limón.

4

En un cuenco echamos el resto de la leche y la harina y removemos a conciencia hasta que la harina se disuelva en la leche.

Posteriormente echamos esta mezcla, muy poco a poco, en el cazo donde se está infusionando la otra mitad de la leche, sin dejar de remover. Lo llevamos al fuego a fuerza baja y removemos durante cinco minutos o hasta que veamos que la mezcla se hace espesa.

5

Es el momento de agregar el agua con el azúcar a la mezcla. Lo hacemos poco a poco y sin dejar de remover.

En cuanto esté perfectamente mezclado, colamos en un bol gran esta mezcla para quitar el limón, la canela y los grumos que se hayan podido formar. Agregamos las yemas y batimos hasta integrar todos los ingredientes en nuestra crema para los pasteles de Belem.

6

Llega el momento de rellenar las masas de hojaldre con esta masa. Las rellenaremos hasta casi hasta el borde y, cuando las tengamos todas, las introduciremos en el horno para que se cocinen a 200 grados con calor arriba y abajo durante media hora.

7

Pasada esa media hora, sacamos la bandeja del horno, la dejamos reposar durante un cuarto de hora y, cuando veamos que los pasteles de Belem se han atemperado, los decoraremos con un poco de canela molida por encima.

Ingredientes

 2 láminas de hojaldre
 200 g azúcar
 350 ml leche
 150 ml agua
 4 yemas de huevo
 1 rama de canela
 1 limón (para pelar y utilizar la piel)
 30 g harina
 canela en polvo(para decorar)

Pasos

1

Empezamos preparando las bases de hojaldre enrollando cada una de las masas sobre sí mismas y haciéndoles unos cortes de unos 3 centímetros de grosor.

Posteriormente ponemos cada uno de los trozos de masa sobre un molde para magdalenas que habremos untado con un poco de mantequilla derretida. Estiramos bien la masa hasta cubrir completamente el molde y reservamos.

2

A continuación buscamos un cazo pequeño y vertemos en él el agua y el azúcar. Lo ponemos en el fuego y en cuanto rompa a hervir empezamos a remover. Lo dejamos que se cocine a fuego medio durante unos cinco minutos.

3

Durante esos cinco minutos, en otro cazo, agregamos la mitad de la leche y le sumamos la rama de canela y la piel de limón. Lo llevamos al fuego y a fuerza baja lo cocinamos durante otros cinco minutos para que la leche se infusione con el aroma de la canela y del limón.

4

En un cuenco echamos el resto de la leche y la harina y removemos a conciencia hasta que la harina se disuelva en la leche.

Posteriormente echamos esta mezcla, muy poco a poco, en el cazo donde se está infusionando la otra mitad de la leche, sin dejar de remover. Lo llevamos al fuego a fuerza baja y removemos durante cinco minutos o hasta que veamos que la mezcla se hace espesa.

5

Es el momento de agregar el agua con el azúcar a la mezcla. Lo hacemos poco a poco y sin dejar de remover.

En cuanto esté perfectamente mezclado, colamos en un bol gran esta mezcla para quitar el limón, la canela y los grumos que se hayan podido formar. Agregamos las yemas y batimos hasta integrar todos los ingredientes en nuestra crema para los pasteles de Belem.

6

Llega el momento de rellenar las masas de hojaldre con esta masa. Las rellenaremos hasta casi hasta el borde y, cuando las tengamos todas, las introduciremos en el horno para que se cocinen a 200 grados con calor arriba y abajo durante media hora.

7

Pasada esa media hora, sacamos la bandeja del horno, la dejamos reposar durante un cuarto de hora y, cuando veamos que los pasteles de Belem se han atemperado, los decoraremos con un poco de canela molida por encima.

Pasteles de Belém

Deja una respuesta