Pastel de calabaza

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas, ,
DificultadIntermedioTiempo Total2 hrs

Receta de Pastel de calabaza

Nuestro chef

Aunque no tan conocido como las omnipresentes ‘cookies’ o ‘cheesecake’, hoy os traemos otro clásico del recetario americano que os hará la boca agua: el pumpkin pie o pastel de calabaza.

El pastel de calabaza es un postre que no puede faltar en cualquier mesa del Día de Acción de Gracias allá por finales de noviembre pero, más allá de la tradición, es una receta que podemos preparar en cualquier época del año si nos hacemos con una rica calabaza y disponemos de un par de horitas para cocinar.

Hay infinidad de versiones de este pastel ya que prácticamente cada familia tiene su propia receta pero hay tres principios básicos: una base de hojaldre o masa quebrada, especias (principalmente canela, jengibre, nuez moscada y clavo) y un relleno a base de puré de calabaza.

Si no encontramos calabaza fresca, o estamos fuera de temporada, podemos recurrir a un puré de bote pero siempre nos va a quedar mucho más rica si utilizamos productos frescos. ¡Vamos al ello!

Ingredientes

Para la masa:
 200 grs harina
 80 grs mantequilla
 1 huevo
 20 ml agua
 30 grs azúcar
Para el relleno:
 1 kg calabaza(aproximadamente)
 100 grs azúcar
 350 ml nata
 3 huevos
 ½ cuchara canela en polvo
 ½ cuchara jengibre en polvo
 ½ cuchara nuez moscada en polvo
 ½ cuchara nuez clavo en polvo
 1 pizca sal

Cómo hacer Pastel de calabaza

1

Empezamos preparando la base de la masa quebrada. En un bol, añadimos la harina tamizada, la mantequilla en dados, el azúcar y la sal, y mezclamos con las manos hasta obtener una textura arenosa. Después, se añade el huevo y el agua y se amasa hasta que quede una masa homogénea. Antes de hornearla la vamos a refrigerar durante una hora.

2

Pasado ese tiempo, la sacamos de la nevera y estiramos con la ayuda de un rodillo. Es importante no trabajarla mucho para que no pierda consistencia. Ahora la pasamos a un molde previamente untado en mantequilla, recortamos los bordes sobrantes y pinchamos el fondo con un tenedor para que no se hinche a la hora de hornearlos.

Introducimos la masa en el horno a 180ºC durante unos 30 minutos o hasta que veamos que está dorada. Después reservamos.

3

Es el momento de preparar nuestro puré de calabaza. Para ello partiremos nuestra calabaza en dos y la asaremos en el horno durante 1 hora aproximadamente a 180ºC. Si queremos ir más rápido, también se puede cocinar en el microondas en 20-30 minutos. Una vez atemperada, la pelamos, cortamos la pulpa en trozos y trituramos en un vaso batidor hasta conseguir nuestro puré.

A este puré vamos a añadir la nata, el azúcar, las especias, los huevos y la sal. Después, trituramos hasta obtener una mezcla ligera y vertemos sobre el molde de la masa quebrada.

4

Precalentamos el horno a 220ºC, introducimos el molde y horneamos a esta temperatura durante 10 minutos. Después bajamos la potencia a 180ºC y acabamos de cocinarla durante 30 minutos más o hasta que veamos que ha cuajado.
Dejamos que se atempere y ¡a disfrutar!

5

Dejamos que se atempere, le colocamos una cobertura de nata o chantilly, cortamos, servimos... ¡y a disfrutar!

Ingredientes

Para la masa:
 200 grs harina
 80 grs mantequilla
 1 huevo
 20 ml agua
 30 grs azúcar
Para el relleno:
 1 kg calabaza(aproximadamente)
 100 grs azúcar
 350 ml nata
 3 huevos
 ½ cuchara canela en polvo
 ½ cuchara jengibre en polvo
 ½ cuchara nuez moscada en polvo
 ½ cuchara nuez clavo en polvo
 1 pizca sal

Instrucciones

1

Empezamos preparando la base de la masa quebrada. En un bol, añadimos la harina tamizada, la mantequilla en dados, el azúcar y la sal, y mezclamos con las manos hasta obtener una textura arenosa. Después, se añade el huevo y el agua y se amasa hasta que quede una masa homogénea. Antes de hornearla la vamos a refrigerar durante una hora.

2

Pasado ese tiempo, la sacamos de la nevera y estiramos con la ayuda de un rodillo. Es importante no trabajarla mucho para que no pierda consistencia. Ahora la pasamos a un molde previamente untado en mantequilla, recortamos los bordes sobrantes y pinchamos el fondo con un tenedor para que no se hinche a la hora de hornearlos.

Introducimos la masa en el horno a 180ºC durante unos 30 minutos o hasta que veamos que está dorada. Después reservamos.

3

Es el momento de preparar nuestro puré de calabaza. Para ello partiremos nuestra calabaza en dos y la asaremos en el horno durante 1 hora aproximadamente a 180ºC. Si queremos ir más rápido, también se puede cocinar en el microondas en 20-30 minutos. Una vez atemperada, la pelamos, cortamos la pulpa en trozos y trituramos en un vaso batidor hasta conseguir nuestro puré.

A este puré vamos a añadir la nata, el azúcar, las especias, los huevos y la sal. Después, trituramos hasta obtener una mezcla ligera y vertemos sobre el molde de la masa quebrada.

4

Precalentamos el horno a 220ºC, introducimos el molde y horneamos a esta temperatura durante 10 minutos. Después bajamos la potencia a 180ºC y acabamos de cocinarla durante 30 minutos más o hasta que veamos que ha cuajado.
Dejamos que se atempere y ¡a disfrutar!

5

Dejamos que se atempere, le colocamos una cobertura de nata o chantilly, cortamos, servimos... ¡y a disfrutar!

Pastel de calabaza

Deja una respuesta