Panetes de Jaén

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación50 minsTiempo cocinado10 minsTiempo total1 hr

Receta de Panetes de Jaén

Nuestro chef

En España tierra de Semana Santa y de dulces de Semana Santa existe uno poco conocido en el resto de la geografía patria, a pesar de lo delicioso que es.

Nos referimos a los panetes de Jaén. Un dulce típico de Semana Santa que tiene su punto de partida en la cocina de aprovechamiento y que, como su nombre indica, tiene al pan (de días pasados) como protagonista.

Este, junto a un almíbar, dan lugar a pequeños dulces perfectos para una sobremesa o para acompañar con un café o con un té.

Así que si te gusta el dulce y no sabes con cuál disfrutar las próximas Pascuas, dale una oportunidad a los tradicionales panetes de Jaén caseros. Aquí va la receta:

Ingredientes

 200 g pan redondo con miga(un poco duro mejor)
 4 huevos
 1 pizca azafrán
 1 taza agua
 aceite para freír
Para el almíbar
 ½ l agua
 1 pizca anís
 1 ramita de canela
 60 g azúcar
 piel de naranja
 zumo de un limón

Cómo hacer Panetes de Jaén

Para el almíbar
1

Empezamos preparando el almíbar. Para ello buscamos un cazo en el que echar el agua, el anís y la ramita de canela. Lo ponemos en el fuego. Lo llevamos a ebullición y cuando rompa a hervir apagamos el fuego y dejamos a los ingredientes que se infusionen durante media hora para que el agua absorba bien todos los sabores. Pasada media hora colamos el agua para separarla de las especies.

2

En ese mis cazo calentamos el azúcar junto con el agua especiada, subimos el fuego y lo llevamos a ebullición para que el azúcar se disuelva y conseguir un almíbar ligerito. Cuando rompa a hervir le echamos la piel de naranja y el zumo de limón. Lo dejamos durante cinco minutos a fuego medio y lo retiramos del fuego.

Para los panetes
3

Cogemos el pan y, con mimo, quitamos toda la corteza ayudándonos con cuchillo de sierra. Después, buscamos un rallador grueso y desmigamos todo el pan y lo guardamos en un bol.

4

Buscamos otro bol y batimos en este los huevos junto con el azúcar y el azafrán. Vertemos la mezcla de huevos junto con las migas de pan y un chorrito de agua.

5

Con la ayuda de un cucharón o unas varillas, mezclamos bien los huevos y el azúcar hasta conseguir formar una masa densa. Ahora, con dos cucharas, hacemos pequeñas bolas de masa de bocado y las reservamos.

6

Buscamos una sartén grande y profunda, la cubrimos hasta la mitad de aceite, la ponemos en el fuego a fuerza fuerte y freímos los panetes hasta que queden bien dorados. Según los vayamos teniendo, los colocamos sobre una fuente con papel absorbente.

7

Por último, buscamos un recipiente profundo en el que echar un poco de almíbar en la base y coronar con cuatro o cinco panetes por ración. Los panetes de Jaén caseros están listos para ser devorados.

Ingredientes

 200 g pan redondo con miga(un poco duro mejor)
 4 huevos
 1 pizca azafrán
 1 taza agua
 aceite para freír
Para el almíbar
 ½ l agua
 1 pizca anís
 1 ramita de canela
 60 g azúcar
 piel de naranja
 zumo de un limón

Pasos

Para el almíbar
1

Empezamos preparando el almíbar. Para ello buscamos un cazo en el que echar el agua, el anís y la ramita de canela. Lo ponemos en el fuego. Lo llevamos a ebullición y cuando rompa a hervir apagamos el fuego y dejamos a los ingredientes que se infusionen durante media hora para que el agua absorba bien todos los sabores. Pasada media hora colamos el agua para separarla de las especies.

2

En ese mis cazo calentamos el azúcar junto con el agua especiada, subimos el fuego y lo llevamos a ebullición para que el azúcar se disuelva y conseguir un almíbar ligerito. Cuando rompa a hervir le echamos la piel de naranja y el zumo de limón. Lo dejamos durante cinco minutos a fuego medio y lo retiramos del fuego.

Para los panetes
3

Cogemos el pan y, con mimo, quitamos toda la corteza ayudándonos con cuchillo de sierra. Después, buscamos un rallador grueso y desmigamos todo el pan y lo guardamos en un bol.

4

Buscamos otro bol y batimos en este los huevos junto con el azúcar y el azafrán. Vertemos la mezcla de huevos junto con las migas de pan y un chorrito de agua.

5

Con la ayuda de un cucharón o unas varillas, mezclamos bien los huevos y el azúcar hasta conseguir formar una masa densa. Ahora, con dos cucharas, hacemos pequeñas bolas de masa de bocado y las reservamos.

6

Buscamos una sartén grande y profunda, la cubrimos hasta la mitad de aceite, la ponemos en el fuego a fuerza fuerte y freímos los panetes hasta que queden bien dorados. Según los vayamos teniendo, los colocamos sobre una fuente con papel absorbente.

7

Por último, buscamos un recipiente profundo en el que echar un poco de almíbar en la base y coronar con cuatro o cinco panetes por ración. Los panetes de Jaén caseros están listos para ser devorados.

Panetes de Jaén

Deja una respuesta