Panecillos de Ávila

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación20 minsTiempo cocinado10 minsTiempo total30 mins

Receta de Panecillos de Ávila

Nuestro chef

La Semana Santa es la época del año preferida para los amantes de los dulces tradicionales. No en vano es la semana en la que más torrijas, pestiños u hojuelas se consumen del año.

Pues bien, en la tierra originaria de buena parte de los dulces típicos de Semana Santa, Castilla y León, se elabora uno de los más sabrosos: los panecillos de Ávila.

Una elaboración a mitad de camino entre la panadería y la repostería que da lugar a uno de los más interesantes dulces de esta época del año.

Tanto que queremos que lo pruebes, independientemente de si puedes o no desplazarte a Ávila durante la Semana Santa, de la mano de esta sencilla y riquísima receta:

Ingredientes

 1 huevo
 60 ml licor de anís
 30 g azúcar
 50 ml aceite de oliva virgen extra
 200 g harina de trigo
 10 g levadura química
 azúcar glass(para espolvorear)
 aceite de oliva suave(para freír)

Cómo hacer Panecillos de Ávila

1

Arrancamos mezclando en un bol el huevo, el licor de anís, el azúcar y el aceite. Buscamos otro y mezclamos ahora la harina con la levadura química. A esta le sumamos la primera mezcla, muy poco a poco, mientras vamos removiendo para ayudar a que se ligue.

2

En cuanto hayamos conseguido una masa compacta, la cubrimos con un paño de cocina y la dejamos reposar durante media hora.

3

Pasado ese tiempo dividimos la masa en 10 trozos iguales y, con las manos, le damos forma de panecillos pequeños alargados.

4

Buscamos una sartén grande y profunda, echamos abundante aceite y la ponemos en el fuego a fuerza medio - baja. En cuanto empiece a hacer sonido vamos echando los panecillos. Le damos la vuelta para que se cocinen por todos los lados.

5

Según vayan quedando dorados, los vamos sacando y poniendo sobre un plato recubierto con papel absorbente. Los espolvoreemos con azúcar glass y los servimos al centro de la mesa.

Ingredientes

 1 huevo
 60 ml licor de anís
 30 g azúcar
 50 ml aceite de oliva virgen extra
 200 g harina de trigo
 10 g levadura química
 azúcar glass(para espolvorear)
 aceite de oliva suave(para freír)

Pasos

1

Arrancamos mezclando en un bol el huevo, el licor de anís, el azúcar y el aceite. Buscamos otro y mezclamos ahora la harina con la levadura química. A esta le sumamos la primera mezcla, muy poco a poco, mientras vamos removiendo para ayudar a que se ligue.

2

En cuanto hayamos conseguido una masa compacta, la cubrimos con un paño de cocina y la dejamos reposar durante media hora.

3

Pasado ese tiempo dividimos la masa en 10 trozos iguales y, con las manos, le damos forma de panecillos pequeños alargados.

4

Buscamos una sartén grande y profunda, echamos abundante aceite y la ponemos en el fuego a fuerza medio - baja. En cuanto empiece a hacer sonido vamos echando los panecillos. Le damos la vuelta para que se cocinen por todos los lados.

5

Según vayan quedando dorados, los vamos sacando y poniendo sobre un plato recubierto con papel absorbente. Los espolvoreemos con azúcar glass y los servimos al centro de la mesa.

Panecillos de Ávila

Deja una respuesta