Pan de pita árabe

CategoríaCocina, Método cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo Total2 hrs 15 mins

Receta de Pan de pita árabe

Nuestro chef

El pan pita, también conocido como pan árabe, es uno de los complementos más consumidos no solo en los países árabes, sino en todo el Mediterráneo.

Tanto es así que se trata de uno de los panes tradicionales de Grecia y que tiene una versión española, llamada ayullos, cuyo origen se remonta a la invasión árabe y que todavía sigue teniendo presencia en algunas regiones de Andalucía.

Sea como fuere, el pan pita árabe es un complemento perfecto para acompañar platos principales de carne o verduras y, sobre todo, para untar o recoger salsas o mezclas especiadas, dada su ligereza, textura y sabor.

Es por eso que si quieres aprender a hacer un pan pita árabe casero a través de una receta fácil no te puedes perder el paso a paso que te proponemos en las siguientes líneas. El resultado, ya lo verás, bien vale la pena.

Ingredientes

 500 grs harina de trigo
 275 grs agua
 10 grs sal
 3 grs levadura

Cómo hacer Pan de pita árabe

1

Empezamos mezclando en un bol la sal y la harina. Una vez mezclada le agregamos la levadura y seguimos mezclando. Es importante que sigas el orden y que no eches la levadura hasta que la sal y la harina estén bien mezcladas.

2

Cuando la tengamos le sumaremos el agua y el aceite y mezclaremos bien hasta que la harina los absorba por completo. Amasamos hasta que tengamos una masa homogénea.

3

Le damos forma y la tapamos con un paño húmedo o con un plástico y la dejamos reposar durante 20 minutos para que se hidrate, antes de darle un segundo amasado.

4

Pasado ese tiempo de reposo volvemos a masar durante un par de minutos y volvemos a
tapar el cuenco. Ahora lo dejaremos hasta que veamos que ha doblado su tamaño, lo que nos llevará alrededor de 3 horas.

5

Es el momento de echarlo en la mesa de trabajo enharinada y de dividirlo en 8 partes iguales en forma de bola. Las dejamos reposar tapadas con un paño húmedo unos 20 minutos para que sea más fácil trabajar la masa.

6

Buscamos una sartén antiadherente, la engrasamos ligeramente y la calentamos a fuego medio. Mientras esperamos a que coja temperatura espolvoreamos las bolas en harina y las estiramos con un rodillo haciendo discos de alrededor de medio centímetro de grosor.

7

Una vez estiradas, las echamos la sartén y las cocinamos a fuego lento durante dos o tres minutos por cada lado. En cuanto veamos que salen unas pocas burbujas, les daremos la vuelta. Según vayan saliendo las iremos tapando con un trapo para que se mantengan calientes hasta que las consumamos.

Ingredientes

 500 grs harina de trigo
 275 grs agua
 10 grs sal
 3 grs levadura

Instrucciones

1

Empezamos mezclando en un bol la sal y la harina. Una vez mezclada le agregamos la levadura y seguimos mezclando. Es importante que sigas el orden y que no eches la levadura hasta que la sal y la harina estén bien mezcladas.

2

Cuando la tengamos le sumaremos el agua y el aceite y mezclaremos bien hasta que la harina los absorba por completo. Amasamos hasta que tengamos una masa homogénea.

3

Le damos forma y la tapamos con un paño húmedo o con un plástico y la dejamos reposar durante 20 minutos para que se hidrate, antes de darle un segundo amasado.

4

Pasado ese tiempo de reposo volvemos a masar durante un par de minutos y volvemos a
tapar el cuenco. Ahora lo dejaremos hasta que veamos que ha doblado su tamaño, lo que nos llevará alrededor de 3 horas.

5

Es el momento de echarlo en la mesa de trabajo enharinada y de dividirlo en 8 partes iguales en forma de bola. Las dejamos reposar tapadas con un paño húmedo unos 20 minutos para que sea más fácil trabajar la masa.

6

Buscamos una sartén antiadherente, la engrasamos ligeramente y la calentamos a fuego medio. Mientras esperamos a que coja temperatura espolvoreamos las bolas en harina y las estiramos con un rodillo haciendo discos de alrededor de medio centímetro de grosor.

7

Una vez estiradas, las echamos la sartén y las cocinamos a fuego lento durante dos o tres minutos por cada lado. En cuanto veamos que salen unas pocas burbujas, les daremos la vuelta. Según vayan saliendo las iremos tapando con un trapo para que se mantengan calientes hasta que las consumamos.

Pan de pita árabe

Deja una respuesta