Pan nube

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación15 minsTiempo cocinado30 minsTiempo total45 mins

Receta de Pan nube

Nuestro chef

Una de las elaboraciones tradicionales con más variantes es, sin duda alguna, la del pan. Un producto básico que se cocina y consume de mil y una forma distintas.

Una de ellas es la conocida en inglés como cloudy bread o pan nube, cuya principal característica es la esponjosidad que le proporciona el aire que se queda entre las migas y que le convierte en único.

Aprender a hacerlo no solo es interesante para ampliar tu recetas de panaderías caseras, ya que un buen pan nube sirve tanto para acompañar con unas salas como entrante, como para servir de bagel o hasta de base de una pizza de masa densa.

Por todo ello, y porque nos encanta hacerlo en casa en familia, os traemos la receta tradicional del pan de nube casero con la que os saldrán seis panecillos individuales, cuatro bagels o una pizza de nube.

Ingredientes

 3 huevos grandes
 ¼ cucharada crema tártara
 60 g queso crema
  cucharadita sal

Cómo hacer Pan nube

1

Coloca todos los ingredientes sobre la mesa y, antes de empezar a trabajar, precalienta el horno a unos 150-160 grados con fuerza por arriba y por abajo.

2

Mientras esperas a que tome temperatura, separa las yemas de las claras en dos bols distintos

3

A continuación, agrega la crema tártara a las claras y bátelas con la ayuda de una espátula o de unas varillas hasta que veas que se forman unos picos que aguantan erguidos, lo que conseguirás después de dos o tres minutos batiendo con fuerza.

4

El siguiente paso es verter el queso crema y la sal al bol con las yemas de huevo. De nuevo, batimos hasta conseguir que se quede una crema suave.

5

Con mucho mimo, agrega un tercio de las claras de huevo a la mezcla de las yemas. Mézclalas con cuidado para no desinflar las claras. Repite esa operación otras dos veces hasta que consigas integrar todas las claras.

6

Saca la bandeja de hornear, coloca papel de horneado y echa sobre ella la masa, ya sea en seis porciones redondas para hacer pan de nube para untar, en cuatro para hacer bagels de nube o en una grande para conseguir una estupenda masa de nube. Recuerda dejar espacio entre porción y porción, como ves en la imagen.

7

Hornea alrededor de media hora o hasta que veas que están doradas. Para ello te recomendamos que, a partir del minuto 25, vayas echando un ojo para evitar que se sobre cocinen.

8

Una vez estén listas, sácalas, colócalas en una rejilla y durante unos minutos y, cuando no te quemes, disfrútalas. Las que te sobren, mételas en la nevera o, si no las vas a consumir en dos o tres días, en el congelador.

Ingredientes

 3 huevos grandes
 ¼ cucharada crema tártara
 60 g queso crema
  cucharadita sal

Pasos

1

Coloca todos los ingredientes sobre la mesa y, antes de empezar a trabajar, precalienta el horno a unos 150-160 grados con fuerza por arriba y por abajo.

2

Mientras esperas a que tome temperatura, separa las yemas de las claras en dos bols distintos

3

A continuación, agrega la crema tártara a las claras y bátelas con la ayuda de una espátula o de unas varillas hasta que veas que se forman unos picos que aguantan erguidos, lo que conseguirás después de dos o tres minutos batiendo con fuerza.

4

El siguiente paso es verter el queso crema y la sal al bol con las yemas de huevo. De nuevo, batimos hasta conseguir que se quede una crema suave.

5

Con mucho mimo, agrega un tercio de las claras de huevo a la mezcla de las yemas. Mézclalas con cuidado para no desinflar las claras. Repite esa operación otras dos veces hasta que consigas integrar todas las claras.

6

Saca la bandeja de hornear, coloca papel de horneado y echa sobre ella la masa, ya sea en seis porciones redondas para hacer pan de nube para untar, en cuatro para hacer bagels de nube o en una grande para conseguir una estupenda masa de nube. Recuerda dejar espacio entre porción y porción, como ves en la imagen.

7

Hornea alrededor de media hora o hasta que veas que están doradas. Para ello te recomendamos que, a partir del minuto 25, vayas echando un ojo para evitar que se sobre cocinen.

8

Una vez estén listas, sácalas, colócalas en una rejilla y durante unos minutos y, cuando no te quemes, disfrútalas. Las que te sobren, mételas en la nevera o, si no las vas a consumir en dos o tres días, en el congelador.

Pan nube

Deja una respuesta