Pan chino

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,

Receta de Pan chino

Nuestro chef

No hay restaurante chino en España que no ofrezca en su carta la particular versión del pan que los chinos llevan cocinando y degustando a diario desde hace siglos.

Una suerte de bollo frito, ligeramente dulce y tremendamente esponjoso que igual sirve para mojar alguna de las maravillosas salsas chinas, que para acompañar cualquier principal e incluso un postre.

Una elaboración que cualquiera puede cocinar en casa con unos pocos ingredientes y que hoy os presentamos en forma de receta fácil y rápida.

Así que si quieres aprender a hacer un delicioso pan chino casero en pocos minutos y disfrutarlo cuando se te antoje, toma buena nota de los ingredientes y del paso a paso que te proponemos a continuación.

Ingredientes

 300 grs harina de fuerza
 25 grs levadura fresca de panadería
 190 grs leche
 15 grs manteca de cerdo(o aceite)
 25 grs azúcar
 1 cucharilla sal

Cómo hacer Pan chino

1

Empezmos buscando un cazo y calentando la leche a fuego lento y evitando que entre en ebullición. Cuando esté tibia le agregamos la cucharada de azúcar y removemos para disolverla para después hacer lo propio con la levadura. Removemos todo y dejamos que repose durante 10 minutos.

2

Tras dejarla reposar 10 minutos obtendremos una mezcla espumosa a la que daremos unas vueltas antes de proceder a sumar la mtenca de cerdo derretida (o el aceite), el azúcar, la harina y la cuchradita de sal.

3

Mezclamos bien todo y cuando veamos que tiene cuerpo, espolvoreamos un poco de harina encima de la mesa para trabajar la mezcla durante 10 minutos. Para trabajarla estiraremos la masa con un rodillo hasta conseguir una masa de más o menos medio centímetro de forma rectangular.

4

Enrollamos esas piezas rectandulares haciendo bolas y las dejamos reposando tapadas con un trapo durante una hora en un recipiente con un chorrito de aceite.

5

Pasado ese tiempo, cogemos la masa y la volvemos a amasar durante un par de minutos hasta que pierda el aire. Volvemos a enrollarla con los dedos empapados en agua y la cerramos con un poquito de aceite.

6

Los chafamos un poquito por la superficie y los dejamos reposar durante media hora antes de cocerlos durante 15 minutos. Pasado ese tiempo los dejamos reposar otros cinco minutos.

7

Los freímos hasta que se queden ligeramente dorados, los ponemos sobre papel absorbente y los colocamos en una fuente para disfrutarlos en la mesa. Nuestro pan chino casero está listo para ser degustado.

Ingredientes

 300 grs harina de fuerza
 25 grs levadura fresca de panadería
 190 grs leche
 15 grs manteca de cerdo(o aceite)
 25 grs azúcar
 1 cucharilla sal

Instrucciones

1

Empezmos buscando un cazo y calentando la leche a fuego lento y evitando que entre en ebullición. Cuando esté tibia le agregamos la cucharada de azúcar y removemos para disolverla para después hacer lo propio con la levadura. Removemos todo y dejamos que repose durante 10 minutos.

2

Tras dejarla reposar 10 minutos obtendremos una mezcla espumosa a la que daremos unas vueltas antes de proceder a sumar la mtenca de cerdo derretida (o el aceite), el azúcar, la harina y la cuchradita de sal.

3

Mezclamos bien todo y cuando veamos que tiene cuerpo, espolvoreamos un poco de harina encima de la mesa para trabajar la mezcla durante 10 minutos. Para trabajarla estiraremos la masa con un rodillo hasta conseguir una masa de más o menos medio centímetro de forma rectangular.

4

Enrollamos esas piezas rectandulares haciendo bolas y las dejamos reposando tapadas con un trapo durante una hora en un recipiente con un chorrito de aceite.

5

Pasado ese tiempo, cogemos la masa y la volvemos a amasar durante un par de minutos hasta que pierda el aire. Volvemos a enrollarla con los dedos empapados en agua y la cerramos con un poquito de aceite.

6

Los chafamos un poquito por la superficie y los dejamos reposar durante media hora antes de cocerlos durante 15 minutos. Pasado ese tiempo los dejamos reposar otros cinco minutos.

7

Los freímos hasta que se queden ligeramente dorados, los ponemos sobre papel absorbente y los colocamos en una fuente para disfrutarlos en la mesa. Nuestro pan chino casero está listo para ser degustado.

Pan chino

Deja una respuesta