Natillas caseras

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo total30 mins

Receta de Natillas caseras

Nuestro chef

Existen algunos postres, no muchos, que no solo resisten el paso del tiempo, sino que aumentan el número de adeptos a su receta.

Un claro ejemplo son las natillas caseras. Un incunable de la repostería patria que todo el mundo ha degustado alguna vez y resulta como pocos para acabar cualquier comida en lo alto.

Además de resultar tremendamente sencillo de preparar, se trata de un postre económico y que puede gustar de igual forma tanto a los más golosos como a los que prefieren postres poco edulcorados.

Tres cuartos de lo mismo sucede con el espesor, ya que estas también pueden personalizarse hasta conseguirse unas natillas más líquidas o unas más cuajadas.

Por todo esto y por que todo blog de cocina que se precie debe dedicar al menos una receta a este magnífico postre os traemos la receta tradicional de las natillas caseras, versión fácil.

Ingredientes

 500 ml leche entera
 75 g azúcar
 4 yema de huevo
 1 canela en rama
 1 vaina de vainilla
 1 piel de limón
 1 cucharada maizena
 1 paquete de galleta tipo María

Cómo hacer Natillas caseras

1

Buscamos un cazo para echar la leche y le sumamos la rama de canela, la vaina de vainilla abierta por la mitad con un cuchillo y la corteza de limón. Le damos al fuego y en cuanto comience a hervir la apartamos del fuego. Dejamos ya fuera del fuego que se infusione durante un cuarto de hora y colamos.

2

Agarramos un cuenco y le echamos las yemas del huevo con el azúcar. Batimos con unas varillas y le agregamos la maizena. Batimos bien mientras le echamos la leche a hilitos sin dejar de mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea.

3

Buscamos nuestro recipiente para cocinarlas y lo ponemos al baño maría, sin que el agua rompa a hervir, y no dejamos de remover para evitar que se pegue. Seguimos así durante 10 minutos hasta que espese.

4

Buscamos los recipientes para degustarlas, los servimos, colocamos una galleta maría por encima, le llovemos un poco de canela y la llevamos a la nevera un par de horas antes de consumirla.

Ingredientes

 500 ml leche entera
 75 g azúcar
 4 yema de huevo
 1 canela en rama
 1 vaina de vainilla
 1 piel de limón
 1 cucharada maizena
 1 paquete de galleta tipo María

Pasos

1

Buscamos un cazo para echar la leche y le sumamos la rama de canela, la vaina de vainilla abierta por la mitad con un cuchillo y la corteza de limón. Le damos al fuego y en cuanto comience a hervir la apartamos del fuego. Dejamos ya fuera del fuego que se infusione durante un cuarto de hora y colamos.

2

Agarramos un cuenco y le echamos las yemas del huevo con el azúcar. Batimos con unas varillas y le agregamos la maizena. Batimos bien mientras le echamos la leche a hilitos sin dejar de mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea.

3

Buscamos nuestro recipiente para cocinarlas y lo ponemos al baño maría, sin que el agua rompa a hervir, y no dejamos de remover para evitar que se pegue. Seguimos así durante 10 minutos hasta que espese.

4

Buscamos los recipientes para degustarlas, los servimos, colocamos una galleta maría por encima, le llovemos un poco de canela y la llevamos a la nevera un par de horas antes de consumirla.

Natillas caseras

Deja una respuesta