Milhojas de merengue

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas, ,
DificultadIntermedioTiempo de preparación1 hrTiempo de cocción20 minsTiempo Total1 hr 20 mins

Receta de Milhojas de merengue

Nuestro chef

El milhojas es uno de los postres más demandados en casi todos los restaurantes que lo ofertan en su menú o en su carta. Algo que, si lo has probado, seguro no te extraña en absoluto.

En el caso de que no hayas tenido esa suerte, debes saber que se trata de una elaboración dulce que se construye a base de capas de masa de hojaldre y merengue italiano, aunque hay quien prefiere recurrir al merengue suizo.

En cualquier caso, el resultado es un bocado fresco y dulce, pero no en exceso, perfecto para poner el colofón a una buena comida o incluso para degustar como tarta.

Sea cual sea tu intención, seguro que te interesa disponer de la mejor receta de milhojas casera. Así que, si este es tu caso, toma buena nota de los ingredientes y del paso a paso de la milhojas tradicional.

Ingredientes

Para el merengue
 4 claras de huevo
 400 grs azúcar
 150 ml agua
Para el hojaldre
 500 grs harina de fuerza
 250 ml agua templada
 60 grs mantequilla derretida
 350 grs mantequilla sin derretir
 1 huevo
 azúcar glass
 1 pizca sal

Cómo hacer Milhojas de merengue

1

Empezamos preparando el hojaldre. Puedes comprar una masa de hojaldre ya hecha o hacerla tú en casa.

En ese caso necesitarás la harina, el agua, la mantequilla y la sal. Ingredientes que deberás mezclar para obtener el hojaldre casero necesario para tu milhojas de merengue.

2

En cuanto tengas la masa lista, extiéndela con la ayuda de rodillo y córtala en láminas cuadradas del tamaño que desees para tu milhojas.

Precalienta el horno a 200 grados, recubre la bandeja de horno con papel para hornear y coloca los cuadrados encima, dejando un poco de espacio entre ellos.

3

Antes de meterlas en el horno, lluéveles un poco de azúcar glass y pincha las láminas con un tenedor para evitar que suban y queden planas, que es como las queremos.

Bate un huevo, pinta todas las láminas y, ahora sí, deja que se cocinen durante 10-12 minutos a 180 grados con calor por arriba y por abajo.

4

Mientras se cocinan nos pondremos con el merengue. En este caso italiano, por lo que buscaremos un cazo en el que echar el agua y los 300 gramos de azúcar (reservamos otros 100 para más adelante). Lleva el cazo al fuego, ponlo a temperatura media, y espera a que entre en ebullición.

En cuanto rompa a hervir, introduzcas un tenedor y veas que las gotas caen lentamente sabrás que está listo. No te olvides de vigilar y sacar las láminas de hojaldre que tienes en el horno.

5

Es el momento de montar las claras de huevo y dejarlas a punto de nieve. Para ello busca un bol y unas varillas eléctricas. En cuanto empiecen a toma color, empieza a llover muy poco a poco los 100 gramos de azúcar que tenías reservada y acaba de montarla.

6

En cuanto veas que el almíbar está listo, sin dejar que se enfríe, sácalo del fuego y échalo sobre las claras batidas, de nuevo, muy poco a poco.

7

Por último, toca montar las milhojas de merengue. Hacerlo es tan fácil como coger un cuadrado de hojaldre, untarlo en merengue, cubrirlo con otro cuadrado de hojaldre, untar esta nueva capa de merengue y así hasta que tenga la altura de una tarta. Si no quieres arriesgar, con un par de pisos será más que suficiente.

Recuerda corregir los bordes de milhojas con un cuchillo para que no sobresalga el merengue y te quede un bonito y presentable milhojas casero digno de pastelería.

Ingredientes

Para el merengue
 4 claras de huevo
 400 grs azúcar
 150 ml agua
Para el hojaldre
 500 grs harina de fuerza
 250 ml agua templada
 60 grs mantequilla derretida
 350 grs mantequilla sin derretir
 1 huevo
 azúcar glass
 1 pizca sal

Instrucciones

1

Empezamos preparando el hojaldre. Puedes comprar una masa de hojaldre ya hecha o hacerla tú en casa.

En ese caso necesitarás la harina, el agua, la mantequilla y la sal. Ingredientes que deberás mezclar para obtener el hojaldre casero necesario para tu milhojas de merengue.

2

En cuanto tengas la masa lista, extiéndela con la ayuda de rodillo y córtala en láminas cuadradas del tamaño que desees para tu milhojas.

Precalienta el horno a 200 grados, recubre la bandeja de horno con papel para hornear y coloca los cuadrados encima, dejando un poco de espacio entre ellos.

3

Antes de meterlas en el horno, lluéveles un poco de azúcar glass y pincha las láminas con un tenedor para evitar que suban y queden planas, que es como las queremos.

Bate un huevo, pinta todas las láminas y, ahora sí, deja que se cocinen durante 10-12 minutos a 180 grados con calor por arriba y por abajo.

4

Mientras se cocinan nos pondremos con el merengue. En este caso italiano, por lo que buscaremos un cazo en el que echar el agua y los 300 gramos de azúcar (reservamos otros 100 para más adelante). Lleva el cazo al fuego, ponlo a temperatura media, y espera a que entre en ebullición.

En cuanto rompa a hervir, introduzcas un tenedor y veas que las gotas caen lentamente sabrás que está listo. No te olvides de vigilar y sacar las láminas de hojaldre que tienes en el horno.

5

Es el momento de montar las claras de huevo y dejarlas a punto de nieve. Para ello busca un bol y unas varillas eléctricas. En cuanto empiecen a toma color, empieza a llover muy poco a poco los 100 gramos de azúcar que tenías reservada y acaba de montarla.

6

En cuanto veas que el almíbar está listo, sin dejar que se enfríe, sácalo del fuego y échalo sobre las claras batidas, de nuevo, muy poco a poco.

7

Por último, toca montar las milhojas de merengue. Hacerlo es tan fácil como coger un cuadrado de hojaldre, untarlo en merengue, cubrirlo con otro cuadrado de hojaldre, untar esta nueva capa de merengue y así hasta que tenga la altura de una tarta. Si no quieres arriesgar, con un par de pisos será más que suficiente.

Recuerda corregir los bordes de milhojas con un cuchillo para que no sobresalga el merengue y te quede un bonito y presentable milhojas casero digno de pastelería.

Milhojas de merengue

Deja una respuesta