Mermelada de mora

DificultadBásicoTiempo total45 mins

Receta de Mermelada de mora

Nuestro chef

Suelen repetir los expertos en nutrición que un buen desayuno debe incluir algo de hidratos y algo de fruta. Algo que es posible aunar a través de unas tostadas con mermelada de fruta como, por ejemplo, la de moras.

Un aderezo estupendo para tostadas, tortitas o gofres que resulta tremendamente sencillo de elaborar. Tanto que en cuanto compruebes lo fácil que es no volverás a comprar mermelada de bote nunca más.

Y es que apenas necesitas tres ingredientes y tres cuartos de hora para tener hecha una estupenda mermelada de mora casera como la que os proponemos en la receta de hoy.

Así que, sin más dilación, veamos cómo hacer mermelada casera de moras. El resultado, te lo adelantamos, te encantará.

Ingredientes

 500 g moras
 250 g azúcar
 1 limón o lima(opcional)

Cómo hacer Mermelada de mora

1

Lo primero que debemos hacer es, cómo no, limpiar las moras. Para ello cogeremos un bol y lo cubriremos con agua. Una vez las tengamos cubiertas de agua les retiraremos los tallos y las sumergeremos bien para retirar cualquier resto terroso o de cualquier tipo.

2

Buscamos una olla profunda y echamos en ella las moras, la mitad del peso de estas en azúcar y un chorrito de limón o de lima y lo ponemos a cocinar a fuego medio.

3

Una vez se empiecen a deshacer las moras bajaremos el fuego al mínimo y dejaremos que suelten todo el líquido para, posteriormente, machacarlas con un tenedor hasta conseguir hacer la mermelada. En total las tendremos a fuego lento alrededor de tres cuartos de hora.

4

Cuando creamos que están, las probamos de azúcar y las rectificamos si es necesario. Si no, las retiramos del fuego y las dejamos enfriar para que la mermelada coja espesor. Dejamos la mermelada en la nevera durante un par de horas, la ponemos en un recipiente y la servimos sobre nuestras tostadas, tortitas o gofres. La mermelada de moras casera está lista.

Ingredientes

 500 g moras
 250 g azúcar
 1 limón o lima(opcional)

Pasos

1

Lo primero que debemos hacer es, cómo no, limpiar las moras. Para ello cogeremos un bol y lo cubriremos con agua. Una vez las tengamos cubiertas de agua les retiraremos los tallos y las sumergeremos bien para retirar cualquier resto terroso o de cualquier tipo.

2

Buscamos una olla profunda y echamos en ella las moras, la mitad del peso de estas en azúcar y un chorrito de limón o de lima y lo ponemos a cocinar a fuego medio.

3

Una vez se empiecen a deshacer las moras bajaremos el fuego al mínimo y dejaremos que suelten todo el líquido para, posteriormente, machacarlas con un tenedor hasta conseguir hacer la mermelada. En total las tendremos a fuego lento alrededor de tres cuartos de hora.

4

Cuando creamos que están, las probamos de azúcar y las rectificamos si es necesario. Si no, las retiramos del fuego y las dejamos enfriar para que la mermelada coja espesor. Dejamos la mermelada en la nevera durante un par de horas, la ponemos en un recipiente y la servimos sobre nuestras tostadas, tortitas o gofres. La mermelada de moras casera está lista.

Mermelada de mora

Deja una respuesta