Maxibon casero

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación30 minsTiempo cocinado2 minsTiempo total32 mins

Receta de Maxibon casero

Nuestro chef

El helado de Maxibon casero es una maravillosa versión artesanal de este clásico helado. Con sus capas de cremoso helado de vainilla entre dos suaves galletas de chocolate y una capa de chocolate crujiente, es un verdadero placer para los amantes del helado.

La versatilidad de esta receta permite personalizarla con diferentes sabores de helado y agregar ingredientes extras como trozos de chocolate o nueces.

Además, hacerlo en casa brinda la satisfacción de disfrutar de un helado de alta calidad, sin conservantes ni aditivos artificiales. El helado de Maxibon casero es una opción deliciosa y refrescante para compartir con familiares y amigos en cualquier momento.

Dicho esto, te mostramos los ingredientes, las cantidades y el paso a paso para poder hacer un delicioso y refrescante helado de Maxibon casero para que disfrutes de este sándwich helado de nata y chocolate cuando quieras.

Ingredientes

 1 l nata líquida para montar
 240 g leche condensada
 200 g pepitas de chocolate
 30 g galletas cuadradas
 120 ml leche
 extracto de vainilla(al gusto)
 140 g aceite de coco
 300 g chocolate de cobertura
 crocanti de avellana (al gusto)

Cómo hacer Maxibon casero

1

Arrancamos nuestro helado Maxibon casero mezclando la leche condensada con una sutil esencia de vainilla, reservando esta combinación. Luego, con una batidora de varillas, batimos la nata fría hasta alcanzar una consistencia firme y lograr picos.

2

Unimos la mezcla de leche condensada con la nata montada, removiendo con suavidad utilizando una espátula, e incorporamos las exquisitas pepitas de chocolate para conseguir una fusión perfecta.

3

Preparamos un molde rectangular, previamente forrado con papel de horno, de aproximadamente 30 x 40 cm. Empapamos ligeramente las galletas en leche y las acomodamos a lo largo en ambas partes largas del molde, asegurándonos de que los dibujos de las galletas queden hacia arriba.

4

Vertemos la crema sobre las galletas y la extendemos con cuidado, dejándola con un grosor uniforme. Repetimos el proceso con otra capa de galletas remojadas en leche, presionando ligeramente para que se hundan levemente en la crema. Cubrimos el molde y lo llevamos al congelador hasta el día siguiente.

5

Para la crujiente cobertura, fundimos la cobertura de chocolate junto con el suave aceite de coco y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

6

Luego, retiramos el molde del congelador y cortamos el helado con un cuchillo afilado, siguiendo las líneas de las galletas como guía.

Bañamos la zona del helado que no tiene galleta en la cobertura, espolvoreándole el delicioso granillo de avellana y dejándolo secar unos minutos. Repetimos el baño de chocolate, pero esta vez sin añadir el granillo.

7

Finalmente, colocamos los helados en una bandeja y los llevamos unos minutos al congelador para que la cobertura endurezca.

congelador

8

Ahora sí que sí, ya está todo listo para disfrutar de un sabroso Maxibon casero.

Ingredientes

 1 l nata líquida para montar
 240 g leche condensada
 200 g pepitas de chocolate
 30 g galletas cuadradas
 120 ml leche
 extracto de vainilla(al gusto)
 140 g aceite de coco
 300 g chocolate de cobertura
 crocanti de avellana (al gusto)

Pasos

1

Arrancamos nuestro helado Maxibon casero mezclando la leche condensada con una sutil esencia de vainilla, reservando esta combinación. Luego, con una batidora de varillas, batimos la nata fría hasta alcanzar una consistencia firme y lograr picos.

2

Unimos la mezcla de leche condensada con la nata montada, removiendo con suavidad utilizando una espátula, e incorporamos las exquisitas pepitas de chocolate para conseguir una fusión perfecta.

3

Preparamos un molde rectangular, previamente forrado con papel de horno, de aproximadamente 30 x 40 cm. Empapamos ligeramente las galletas en leche y las acomodamos a lo largo en ambas partes largas del molde, asegurándonos de que los dibujos de las galletas queden hacia arriba.

4

Vertemos la crema sobre las galletas y la extendemos con cuidado, dejándola con un grosor uniforme. Repetimos el proceso con otra capa de galletas remojadas en leche, presionando ligeramente para que se hundan levemente en la crema. Cubrimos el molde y lo llevamos al congelador hasta el día siguiente.

5

Para la crujiente cobertura, fundimos la cobertura de chocolate junto con el suave aceite de coco y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

6

Luego, retiramos el molde del congelador y cortamos el helado con un cuchillo afilado, siguiendo las líneas de las galletas como guía.

Bañamos la zona del helado que no tiene galleta en la cobertura, espolvoreándole el delicioso granillo de avellana y dejándolo secar unos minutos. Repetimos el baño de chocolate, pero esta vez sin añadir el granillo.

7

Finalmente, colocamos los helados en una bandeja y los llevamos unos minutos al congelador para que la cobertura endurezca.

congelador

8

Ahora sí que sí, ya está todo listo para disfrutar de un sabroso Maxibon casero.

Maxibon casero

Deja una respuesta