Mango sticky rice

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags

Receta de Mango sticky rice

Nuestro chef

El mango sticky rice es un delicioso postre tradicional de Tailandia que de combinaciones exóticas y texturas irresistibles.

Este tentador plato está compuesto por una base de arroz glutinoso cocido al vapor y mezclado con leche de coco, azúcar y sal. La mezcla resultante adquiere una textura pegajosa y suave que se funde en la boca.

Aunque el verdadero protagonista de este postre es el mango, que se corta en rodajas y se coloca encima del arroz. El mango debe estar maduro, jugoso y dulce para complementar perfectamente la suavidad del arroz pegajoso.

El mango sticky rice se sirve tradicionalmente en un plato decorado con hojas de plátano, lo que le da un toque visualmente atractivo. Cada bocado de esta exquisita combinación es una explosión de sabores tropicales y una experiencia única para los amantes de los postres asiáticos.

Si estás cansado de los postres de siempre y vas detrás de sabores nuevos y diferentes, ¡el mango sticky rice te encantará!

Ingredientes

 2 mangos maduros
 1 taza de arroz glutinoso(también conocido como arroz pegajoso)
 400 ml de leche de coco
 ½ taza de azúcar
 ½ cucharadita de sal

Cómo hacer Mango sticky rice

1

Remojo del arroz: Lava bien el arroz glutinoso y déjalo remojar en agua fría durante al menos 1 hora.

2

Cocina el arroz: Escurre el arroz y cuécelo al vapor en una vaporera durante unos 25-30 minutos, o hasta que esté tierno y pegajoso.

3

Prepara la salsa de coco: En una cacerola, calienta la leche de coco a fuego medio. Agrega el azúcar y la sal, y revuelve hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retira la salsa de coco del fuego y déjala enfriar. Después, mezcla el arroz con la mitad de la salsa de coco. Reserva el resto.

4

Prepara los mangos: Pela los mangos y córtalos en rodajas o cubos.

5

Sirve: Coloca una porción de arroz pegajoso en un plato y coloca las rodajas de mango encima. Por último, agrega un poco más de salsa de coco por encima. ¡Fin!

Ingredientes

 2 mangos maduros
 1 taza de arroz glutinoso(también conocido como arroz pegajoso)
 400 ml de leche de coco
 ½ taza de azúcar
 ½ cucharadita de sal

Pasos

1

Remojo del arroz: Lava bien el arroz glutinoso y déjalo remojar en agua fría durante al menos 1 hora.

2

Cocina el arroz: Escurre el arroz y cuécelo al vapor en una vaporera durante unos 25-30 minutos, o hasta que esté tierno y pegajoso.

3

Prepara la salsa de coco: En una cacerola, calienta la leche de coco a fuego medio. Agrega el azúcar y la sal, y revuelve hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retira la salsa de coco del fuego y déjala enfriar. Después, mezcla el arroz con la mitad de la salsa de coco. Reserva el resto.

4

Prepara los mangos: Pela los mangos y córtalos en rodajas o cubos.

5

Sirve: Coloca una porción de arroz pegajoso en un plato y coloca las rodajas de mango encima. Por último, agrega un poco más de salsa de coco por encima. ¡Fin!

Mango sticky rice

Deja una respuesta