Macarons franceses tradicional

DificultadMedioTiempo preparación45 minsTiempo cocinado15 minsTiempo total1 hr 30 mins

Receta de Macarons franceses tradicional

Nuestro chef

Los macarons, o macarrones, son tipo de galleta tradicional de la gastronomía francesa que destacan por su ligereza, su agradable textura y su delicado sabor dulce.

Un producto elaborado con clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar y al que se le puede agregar vainilla, chocolate o sirope de frutas para darle un toque extra de sabor a estos pequeños, delicados y elegantes bocados.

Pese a no tratarse de una receta especialmente sencilla, en Divino Paladar nos hemos marcado el reto de traeros la receta tradicional más sencilla que existe para poder cocinar unos macarons franceses caseros en casa en cosa de hora y media.

Para conseguir un resultado maravilloso como el que hemos conseguido en casa, te recomendamos que seas especialmente escrupuloso con las medidas y los pasos que te proponemos a continuación. El resultado, bien vale el esfuerzo.

Ingredientes

 6 claras de huevo
 1 pizca sal
 400 g azúcar glass
 250 g almendra molida
 2 gotas de colorante vegetal
Para el relleno
 350 g azúcar glass
 240 g mantequilla suavizada
 1 cucharada estracto de vainilla
 2 cucharada crema para batir
 1 cucharada ralladura de limón
 1 cucharada pistachos triturados
 1 cucharada cacao en polvo
 1 cucharada sirope o mermelada de fresa(o cualquier otra fruta)

Cómo hacer Macarons franceses tradicional

1

Empezamos separando las claras y echándolas en un bol al que agregaremos una pizca de sal antes de batir hasta conseguir picos firmes.

2

Cuando la tengamos en ese punto, le agregaremos una cucharada de azúcar glass y seguiremos batiendo. A continuación llovemos sobre las claras mitad del azúcar glass que nos faltaba por usar y batimos con fuerza hasta que las claras empiecen a brillar.
Cuando lo consigas echa el resto del azúcar y bate hasta conseguir integrarlo.

3

Envolvemos las almendras molidas con una espátula, dividimos la mezcla en cuatro tazas diferentes (tantas como sabores quieras obtener) y echamos un par de gotas de colorante a cada tazón para conseguir que, además del sabor, tengan el color deseado.

4

Buscamos la bandeja del horno, la forramos con papel de hornear y echamos mano de la manga pastelera con una boquilla que nos permita hacer círculos de unos dos centímetros de diámetro. Cada vez que vayas a cambiar de sabor, recuerda limpiar bien la manga.

5

Precalentamos el horno a 170 grados y los dejamos reposar durante media hora. Mientras esperamos, nos ponemos con el relleno.

Relleno de macarons
6

Batimos la mantequilla con fuerza hasta conseguir que se haga una crema, le echamos el azúcar glass y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea.

A esta le echamos la vainilla y volvemos a batir hasta que nos quede una masa ligera y esponjosa.

7

Dividimos la crema en cuatro tazas, le sumamos a una el cacao, a otra la ralladura de limón, a otra los pistachos y a otra la mermelada o el sirope y reservamos.

En cuanto haya pasado esa media hora de reposo, hornea los macarons durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sácalos del horno y ponlos en una bandeja hasta que se enfríen.

8

Una vez fríos, untamos el lado plano del maracon con su relleno y lo cerramos con otro lado por encima. Los colocamos en un plato o fuente y los sacamos.

Ingredientes

 6 claras de huevo
 1 pizca sal
 400 g azúcar glass
 250 g almendra molida
 2 gotas de colorante vegetal
Para el relleno
 350 g azúcar glass
 240 g mantequilla suavizada
 1 cucharada estracto de vainilla
 2 cucharada crema para batir
 1 cucharada ralladura de limón
 1 cucharada pistachos triturados
 1 cucharada cacao en polvo
 1 cucharada sirope o mermelada de fresa(o cualquier otra fruta)

Pasos

1

Empezamos separando las claras y echándolas en un bol al que agregaremos una pizca de sal antes de batir hasta conseguir picos firmes.

2

Cuando la tengamos en ese punto, le agregaremos una cucharada de azúcar glass y seguiremos batiendo. A continuación llovemos sobre las claras mitad del azúcar glass que nos faltaba por usar y batimos con fuerza hasta que las claras empiecen a brillar.
Cuando lo consigas echa el resto del azúcar y bate hasta conseguir integrarlo.

3

Envolvemos las almendras molidas con una espátula, dividimos la mezcla en cuatro tazas diferentes (tantas como sabores quieras obtener) y echamos un par de gotas de colorante a cada tazón para conseguir que, además del sabor, tengan el color deseado.

4

Buscamos la bandeja del horno, la forramos con papel de hornear y echamos mano de la manga pastelera con una boquilla que nos permita hacer círculos de unos dos centímetros de diámetro. Cada vez que vayas a cambiar de sabor, recuerda limpiar bien la manga.

5

Precalentamos el horno a 170 grados y los dejamos reposar durante media hora. Mientras esperamos, nos ponemos con el relleno.

Relleno de macarons
6

Batimos la mantequilla con fuerza hasta conseguir que se haga una crema, le echamos el azúcar glass y seguimos batiendo hasta conseguir una mezcla homogénea.

A esta le echamos la vainilla y volvemos a batir hasta que nos quede una masa ligera y esponjosa.

7

Dividimos la crema en cuatro tazas, le sumamos a una el cacao, a otra la ralladura de limón, a otra los pistachos y a otra la mermelada o el sirope y reservamos.

En cuanto haya pasado esa media hora de reposo, hornea los macarons durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sácalos del horno y ponlos en una bandeja hasta que se enfríen.

8

Una vez fríos, untamos el lado plano del maracon con su relleno y lo cerramos con otro lado por encima. Los colocamos en un plato o fuente y los sacamos.

Macarons franceses tradicional

Deja una respuesta