Lubina a la sal

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación15 minsTiempo cocinado30 minsTiempo total45 mins

Receta de Lubina a la sal

Nuestro chef

Son muchas las personas que prefieren no cocinar pescado y comerlo por ahí ante la dificultad de limpiarlo, tratarlo y dejarlo en su punto exacto.

Sin embargo, existen recetas de pescado deliciosas que no requieren de ninguna técnica ni puntos de cocción para clavarlos.

Una de ellas es la de la lubina a la sal. Probablemente la mejor manera de sacar el máximo partido a este riquísimo pescado y que apenas lleva un cuarto de hora de preparación y media de espera a que se cocine.

Así que si estás buscando una receta fácil de pescado que tenga a la lubina, la dorada o la trucha como protagonista y que no te exija ni trabajo ni tiempo, no te pierdas la receta de la lubina a la sal que te traemos a continuación.

Ingredientes

 2 lubinas
 400 g sal final
 2 kg sal gorda
 ½ taza agua

Cómo hacer Lubina a la sal

1

Empezamos precalentando el horno a 200 grados, con fuerza arriba y abajo.

2

A continuación buscamos un bol grande y echamos la sal gorda, la sal fina y el agua y removemos bien.

3

Cuando la tengamos, buscamos la bandeja de horno y hacemos una cama de sal para acomodar a las lubinas.

4

Les damos un agua por encima, las secamos y las acomodamos sobre la cama de sal y las cubrimos completamente.

5

Metemos la bandeja en el horno y la dejamos durante media hora. En cuanto veamos que el ojo está blanco sabremos que las lubinas están en su punto perfecto.

6

Las sacamos del horno, retiramos la sal, las abrimos por la mitad, sacamos los dos lomos y los ponemos sobre un plato boca arriba. Les echamos un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pimienta al gusto y disfrutamos de nuestras lubinas a la sal.

Ingredientes

 2 lubinas
 400 g sal final
 2 kg sal gorda
 ½ taza agua

Pasos

1

Empezamos precalentando el horno a 200 grados, con fuerza arriba y abajo.

2

A continuación buscamos un bol grande y echamos la sal gorda, la sal fina y el agua y removemos bien.

3

Cuando la tengamos, buscamos la bandeja de horno y hacemos una cama de sal para acomodar a las lubinas.

4

Les damos un agua por encima, las secamos y las acomodamos sobre la cama de sal y las cubrimos completamente.

5

Metemos la bandeja en el horno y la dejamos durante media hora. En cuanto veamos que el ojo está blanco sabremos que las lubinas están en su punto perfecto.

6

Las sacamos del horno, retiramos la sal, las abrimos por la mitad, sacamos los dos lomos y los ponemos sobre un plato boca arriba. Les echamos un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pimienta al gusto y disfrutamos de nuestras lubinas a la sal.

Lubina a la sal

Deja una respuesta