Helado de vainilla casero sin máquina

helado de vainilla casero
CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación30 minsTiempo cocinado15 minsTiempo total45 mins

Receta helado vainilla casero

Nuestro chef

El helado de vainilla casero sin máquina es una delicia que evoca la nostalgia y la simplicidad. Aunque las heladerías y las opciones comerciales han proliferado, hay algo inigualablemente gratificante en crear esta delicia en casa, especialmente cuando no se necesita equipo especializado.

La ausencia de una máquina de helados no solo hace que la preparación sea más accesible, sino que también añade un toque de autenticidad y artesanía al producto final.

Los ingredientes básicos como la leche, la nata y la vainilla se transforman mágicamente en un postre cremoso y delicioso. La vainilla, con su aroma embriagador y sabor suave pero distintivo, es la estrella indiscutible. Aunque es uno de los sabores más antiguos y universales, la vainilla nunca pasa de moda. Su versatilidad permite que se combine con una amplia variedad de toppings y salsas, desde frutas frescas hasta trozos de chocolate.

Hacer helado de vainilla en casa sin una máquina también es una actividad excelente para involucrar a toda la familia. Los niños disfrutan especialmente del proceso, que incluye desde la mezcla de los ingredientes hasta la espera ansiosa mientras la mezcla se congela.

Además, el producto final es un helado más saludable sin aditivos ni conservantes. En resumen, el helado de vainilla casero sin máquina es más que un simple postre; es una experiencia que celebra la tradición, la creatividad y el sabor puro.

Ingredientes

 2 tazas leche evaporada
 2 tazas nata
 1 taza azúcar
 1 cucharada sopera de extracto de vainilla
 8 claras de huevo
 1 pizca sal

Cómo hacer Helado de vainilla casero sin máquina

1

El primer paso pasa por batir las claras con el azúcar. Para ello echaremos mano de una batidora para, una vez mezcladas, agregar la sal y el extracto de vainilla.

2

Seguimos batiendo las claras y el resto de ingredientes hasta que consigamos un color amarillo de helado de vainilla. Cuando lo tengamos agregaremos la nata y seguiremos batiendo hasta que la mezcla haya espesado notablemente.

Cuando esté espesa será el momento de echar nuestra mezcla a un recipiente de plástico que nos quepa en el congelador. Una vez dentro lo removeremos cada 45 minutos, lo que haremos unas cinco veces antes de echarle el cuchara encima. Eso sí, si queremos que de textura esté más parecido a los de las heladerías recomendamos dejarlo toda la noche congelando y esperar hasta el día siguiente para hincarle el diente.

3

Una vez listo para sacar lo dejaremos un par de minutos de reposo antes de servirlo en bolas acompañado del aderezo que más nos guste o con nuestra guarnición preferida en formato postre.

4

Para los que quieran hacer la leche evaporada en lugar de comprarla, vamos a revelarles cómo se hace, pase a paso, empezando por explicar que se trata de leche entera a la que se le ha quitado el 60 por ciento del agua.

5

Ideal para postres y salsas empezaremos a hacerla llenando cuatro tazas de leche entera en una olla grande a la que agregaremos unas 20 cucharadas de leche en polvo. Una vez todo mezclado cocinaremos a fuego lento añadiendo a los pocos minutos de cocinado dos cucharadas grandes de mantequilla.

6

Durante todo el tiempo que la estemos preparando deberemos remover cada pocos minutos con una cucharada, de palo preferiblemente, hasta que empiece a hervir. Será entonces cuando la saquemos del fuego.

7

El siguiente paso es llevar la mezcla a la licuadora donde licuaremos todo el líquido sobre un minuto antes de llevarlo a la nevera para que esta enfríe.

8

El resultados serán dos tazas de leche evaporada que podrás utilizar para cocinar este helado casero sin máquina que te proponemos, o también otro tipo de postres o incluso hasta unos espagueti carbonara bajos en calorías.

helado de vainilla casero

Ingredientes

 2 tazas leche evaporada
 2 tazas nata
 1 taza azúcar
 1 cucharada sopera de extracto de vainilla
 8 claras de huevo
 1 pizca sal

Pasos

1

El primer paso pasa por batir las claras con el azúcar. Para ello echaremos mano de una batidora para, una vez mezcladas, agregar la sal y el extracto de vainilla.

2

Seguimos batiendo las claras y el resto de ingredientes hasta que consigamos un color amarillo de helado de vainilla. Cuando lo tengamos agregaremos la nata y seguiremos batiendo hasta que la mezcla haya espesado notablemente.

Cuando esté espesa será el momento de echar nuestra mezcla a un recipiente de plástico que nos quepa en el congelador. Una vez dentro lo removeremos cada 45 minutos, lo que haremos unas cinco veces antes de echarle el cuchara encima. Eso sí, si queremos que de textura esté más parecido a los de las heladerías recomendamos dejarlo toda la noche congelando y esperar hasta el día siguiente para hincarle el diente.

3

Una vez listo para sacar lo dejaremos un par de minutos de reposo antes de servirlo en bolas acompañado del aderezo que más nos guste o con nuestra guarnición preferida en formato postre.

4

Para los que quieran hacer la leche evaporada en lugar de comprarla, vamos a revelarles cómo se hace, pase a paso, empezando por explicar que se trata de leche entera a la que se le ha quitado el 60 por ciento del agua.

5

Ideal para postres y salsas empezaremos a hacerla llenando cuatro tazas de leche entera en una olla grande a la que agregaremos unas 20 cucharadas de leche en polvo. Una vez todo mezclado cocinaremos a fuego lento añadiendo a los pocos minutos de cocinado dos cucharadas grandes de mantequilla.

6

Durante todo el tiempo que la estemos preparando deberemos remover cada pocos minutos con una cucharada, de palo preferiblemente, hasta que empiece a hervir. Será entonces cuando la saquemos del fuego.

7

El siguiente paso es llevar la mezcla a la licuadora donde licuaremos todo el líquido sobre un minuto antes de llevarlo a la nevera para que esta enfríe.

8

El resultados serán dos tazas de leche evaporada que podrás utilizar para cocinar este helado casero sin máquina que te proponemos, o también otro tipo de postres o incluso hasta unos espagueti carbonara bajos en calorías.

helado de vainilla casero

Helado de vainilla casero sin máquina

Deja una respuesta