Helado de remolacha

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags, ,
Tiempo total15 mins

Receta de Helado de remolacha

Nuestro chef

Hay pocos potres que se disfrutan tanto y entran tan fáciles cuando empiezan a subir las temperaturas como el helado. Una elaboración que, si se sigue una receta fácil, no tiene por qué ser para nada complicado como vamos a ver hoy aquí de la mano de la receta del helado de remolacha.

Un helado tremendamente sano, 100% vegano y que os vamos a enseñar hacer sin azúcar y, en este caso, para darle más sabor y profundidad, con plátano y arándanos.

Tres ingredientes que para poder cocinar en poco más de cinco minutos necesitaremos preparar y congelar. El resultado, como comprobarás cuando termines el paso a paso que te ofrecemos a continuación, bien vale la pena.

Esta es nuestra receta rápida y vegana del helado de remolacha fácil y apto para todos los perfiles y niveles de cocineros y reposteros.

Ingredientes

 200 g leche vegana
 200 g remolacha
 100 g arándanos
 100 g plátano

Cómo hacer Helado de remolacha

1

Empezamos la receta cociendo la remolacha, si es que no la hemos comprado congelada, lo que nos ahorrará este paso.

2

Posteriormente la congelaremos y haremos lo propio con el plátano cortado y los arándanos para poder hacer cómodamente nuestro helado.

3

Buscamos una batidora y echamos en esta la leche, el plátano, la remolacha y los arándanos congelados, a tramos, no todo de golpe, y lo dejamos bien fino. Si lo prefieres también puedes triturarlo con un robot de cocina.

4

El resultado será una cremita esponjosa maravillosa para disfrutarse en formato crema. Si se quiere consumir como helado la meteremos en el congelador durante al menos 3 horas y, cuando esté completamente sólida, nos ayudaremos de una heladera para sacar las bolas y colocarlas en una tarrina o en un cucurucho. Así de fácil es hacer un helado de remolacha vegano.

Ingredientes

 200 g leche vegana
 200 g remolacha
 100 g arándanos
 100 g plátano

Pasos

1

Empezamos la receta cociendo la remolacha, si es que no la hemos comprado congelada, lo que nos ahorrará este paso.

2

Posteriormente la congelaremos y haremos lo propio con el plátano cortado y los arándanos para poder hacer cómodamente nuestro helado.

3

Buscamos una batidora y echamos en esta la leche, el plátano, la remolacha y los arándanos congelados, a tramos, no todo de golpe, y lo dejamos bien fino. Si lo prefieres también puedes triturarlo con un robot de cocina.

4

El resultado será una cremita esponjosa maravillosa para disfrutarse en formato crema. Si se quiere consumir como helado la meteremos en el congelador durante al menos 3 horas y, cuando esté completamente sólida, nos ayudaremos de una heladera para sacar las bolas y colocarlas en una tarrina o en un cucurucho. Así de fácil es hacer un helado de remolacha vegano.

Helado de remolacha

Deja una respuesta