Helado de plátano

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas, ,

DificultadPrincipianteTiempo Total15 mins

Receta de Helado de plátano

Nuestro chef

Cada vez somos más las personas que tenemos claro que una elaboración tan interesante como el helado no puede ser únicamente para el verano ni, tampoco, para consumir en heladerías.

Porque pese a lo que muchos amantes de los helados creen, hacer helado en casa no es ni complicado ni quita mucho tiempo ni dinero. Tanto es así que con un poco de fruta en casa y algunos ingredientes básicos de la despensa es posible hacer un estupendo helado, tal y como hoy os vamos a enseñar.

En el caso de hoy os traemos un delicioso helado de plátano y lo hacemos, no solo porque es uno de los que mejor quedan gracias a la fructosa y la textura del plátano, sino también porque es una de las frutas más habituales en las casas españolas.

Si bien existen distintas formas de hacerlo, como aquellas que prefieren congelar primero el plátano a trozos para posteriormente darle forma de helado, nosotros os traemos una tremendamente sencilla que te permitirá tener en un cuarto de hora el helado de plátano perfecto.

Ingredientes

 6 plátanos maduros
 500 ml leche (preferiblemente entera)
 250 ml nata líquida
 250 grs azúcar
 1 cuchara zumo de limón(opcional)

Cómo hacer Helado de plátano

1

Para hacer helado de plátano lo ideal es contar con plátanos maduros, ya que serán mucho más fáciles de machacar y transformar en un untuoso y sabroso helado, dado que también son piezas con un sabor más potente.

2

Dicho esto, para empezar a hacer nuestro helado los pelaremos y los iremos cortando a rodajas. Cuanto más finas, más fácil será transformarlo en el licuado que acabará transformándose en helado de plátano.

3

Una vez tengamos todos los plátanos cortados los machacaremos en una batidora, en un robot de cocina o, si no tenemos, en un mortero, junto a una cucharada de zomo de limón hasta que quede perfectamente machacado.

4

A continuación le sumamos a la mezcla el medio litro de leche, los 250 mililitros de nata líquida y los 200 gramos de azúcar y lo batimos todo de nuevo hasta que quede un masa densa sin grumos ni tropezones.

*Si no te gusta muy azucarado, en lugar de echar los 200 gramos de golpe, prueba con 100 y decide si lo quieres más edulcorado o si ya está bien así.

5

Busca un recipiente para congelador y echa la mezcla del helado. Déjalo tres horas, sacándolo cada media hora y removiéndolo para que le entre aire y te quede un helado de plátano más esponjoso y cremoso.

6

Pasado ese tiempo estará listo para ser degustado. Ahora, para que la textura sea la perfecta, te recomendamos que lo saques del congelador un cuarto de hora antes de sacarlo a la mesa y disfrutar de un delicioso helado de plátano que no envidie en nada al de una gelatería italiana.

Ingredientes

 6 plátanos maduros
 500 ml leche (preferiblemente entera)
 250 ml nata líquida
 250 grs azúcar
 1 cuchara zumo de limón(opcional)

Instrucciones

1

Para hacer helado de plátano lo ideal es contar con plátanos maduros, ya que serán mucho más fáciles de machacar y transformar en un untuoso y sabroso helado, dado que también son piezas con un sabor más potente.

2

Dicho esto, para empezar a hacer nuestro helado los pelaremos y los iremos cortando a rodajas. Cuanto más finas, más fácil será transformarlo en el licuado que acabará transformándose en helado de plátano.

3

Una vez tengamos todos los plátanos cortados los machacaremos en una batidora, en un robot de cocina o, si no tenemos, en un mortero, junto a una cucharada de zomo de limón hasta que quede perfectamente machacado.

4

A continuación le sumamos a la mezcla el medio litro de leche, los 250 mililitros de nata líquida y los 200 gramos de azúcar y lo batimos todo de nuevo hasta que quede un masa densa sin grumos ni tropezones.

*Si no te gusta muy azucarado, en lugar de echar los 200 gramos de golpe, prueba con 100 y decide si lo quieres más edulcorado o si ya está bien así.

5

Busca un recipiente para congelador y echa la mezcla del helado. Déjalo tres horas, sacándolo cada media hora y removiéndolo para que le entre aire y te quede un helado de plátano más esponjoso y cremoso.

6

Pasado ese tiempo estará listo para ser degustado. Ahora, para que la textura sea la perfecta, te recomendamos que lo saques del congelador un cuarto de hora antes de sacarlo a la mesa y disfrutar de un delicioso helado de plátano que no envidie en nada al de una gelatería italiana.

Helado de plátano

Deja una respuesta