Grisines italianos

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación30 minsTiempo cocinado20 minsTiempo total50 mins

Receta de Grisines italianos

Nuestro chef

Los grisines son un tipo de pan crujiente y alargado originario de Turín, Italia. Son una excelente opción para servir como aperitivo o acompañamiento en cualquier comida.

La receta clásica de los grisines italianos es muy sencilla y no requiere muchos ingredientes. Tradicionalmente, se elaboran con harina, agua, aceite de oliva, levadura y sal, pero pueden ser aromatizados con hierbas, queso o especias para darles un toque extra de sabor.

La elaboración de los grisines es muy simple y el resultado es delicioso y crujiente. Se prepara la masa y se deja reposar, luego se estira y se corta en tiras finas que se hornean hasta que estén doradas y crujientes. Los grisines se pueden servir solos o con una variedad de salsas y dips.

En esta receta, aprenderás cómo hacer los grisines italianos clásicos. ¡Prepara una bandeja de estos deliciosos palitos de pan para tu próxima cena o fiesta y sorprende a tus invitados con un aperitivo italiano tradicional y delicioso!

Ingredientes

 500 g de harina
 260 ml de agua
 12 g de levadura de panadero
 1 cucharadita de miel
 1 cucharadita de sal
 50 ml de aceite

Cómo hacer Grisines italianos

1

Disuelve la levadura y la miel en un recipiente con agua templada.

2

En un bol, incorpora la harina y vierte la mezcla anterior.

3

Mezcla y agrega el aceite y la sal.

4

Trabaja con las manos hasta obtener una masa homogénea.

5

Extiende la masa sobre un paño, pincela con un poquito de aceite y déjala leudar durante 2 horas.

6

Corta la masa en tiras de un dedo de grosor.

7

Extiéndelas sobre una bandeja de horno untada en aceite y hornea a 200 °C durante 20 minutos.

8

Deja enfriar los grisines sobre una rejilla y repite el proceso con el resto de la masa.

Ingredientes

 500 g de harina
 260 ml de agua
 12 g de levadura de panadero
 1 cucharadita de miel
 1 cucharadita de sal
 50 ml de aceite

Pasos

1

Disuelve la levadura y la miel en un recipiente con agua templada.

2

En un bol, incorpora la harina y vierte la mezcla anterior.

3

Mezcla y agrega el aceite y la sal.

4

Trabaja con las manos hasta obtener una masa homogénea.

5

Extiende la masa sobre un paño, pincela con un poquito de aceite y déjala leudar durante 2 horas.

6

Corta la masa en tiras de un dedo de grosor.

7

Extiéndelas sobre una bandeja de horno untada en aceite y hornea a 200 °C durante 20 minutos.

8

Deja enfriar los grisines sobre una rejilla y repite el proceso con el resto de la masa.

Grisines italianos

Deja una respuesta