Granizado de gin-tonic

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo total10 mins

Receta de Granizado de gin-tonic

Nuestro chef

Apenas estamos a miércoles pero hay ganas de fin de semana y el cuerpo lo sabe. Vale, quizá nos hemos adelantado un poco pero, ¿y si te decimos que puedes dejar listo este refrescante cóctel con días de antelación para solo tengas que preocuparte de disfrutar el fin de semana?

Así es, este gin-tonic granizado es una copa ideal que siempre puedes tener lista en el congelador y conservar hasta dos semanas sin que pierda nada de sabor. Ideal si no te quieres complicar mucho y si eres de los que les gusta innovar en lo que a coctelería se refiere.

Aunque somos amantes de la versión más clásica del gin-tonic, tenemos que reconocer que esta adaptación granizada con un punch cítrico nos ha convencido. Tanto que ya la hemos integrado como aperitivo cada vez que tenemos visita o incluso para animar una sobremesa.

Ginebra, tónica, azúcar y limón. Eso es todo lo que necesitas. ¡Vamos con los pasos!

Ingredientes

 200 ml de azúcar glas
 200 ml de tu ginebra favorita
 500 ml de tónica
 1 limón
 1 lima

Cómo hacer Granizado de gin-tonic

1

En un cazo o sartén a fuego medio, añadiremos 100 ml de agua junto con el azúcar glas hasta obtener un sirope. Reservamos y dejamos que se enfríe.

2

Una vez atemperado nuestro sirope, agregaremos la ginebra, la tónica y la ralladura y jugo de la lima y el limón. Una vez integrado lo pasaremos a una bandeja y de ahí al congelador.

3

Pasadas 1-2 horas, extraemos del congelador y, con la ayuda de un tenedor, mezclaremos las zonas más líquidas con aquellas que ya se han empezado a congelar.

4

Introducimos la bandeja al congelador y repetimos el proceso pasadas 1-2 horas.

5

Repetimos el proceso por tercera vez hasta conseguir la textura de granizado. Tras este último paso, podemos servir en el momento o conservar en el congelador hasta que se vaya utilizar.

6

Antes de servir, extraemos del congelador unos minutitos antes y deshacemos con la ayuda de un tenedor. Lo servimos en unas copas tipo margarita y a disfrutar.

Ingredientes

 200 ml de azúcar glas
 200 ml de tu ginebra favorita
 500 ml de tónica
 1 limón
 1 lima

Pasos

1

En un cazo o sartén a fuego medio, añadiremos 100 ml de agua junto con el azúcar glas hasta obtener un sirope. Reservamos y dejamos que se enfríe.

2

Una vez atemperado nuestro sirope, agregaremos la ginebra, la tónica y la ralladura y jugo de la lima y el limón. Una vez integrado lo pasaremos a una bandeja y de ahí al congelador.

3

Pasadas 1-2 horas, extraemos del congelador y, con la ayuda de un tenedor, mezclaremos las zonas más líquidas con aquellas que ya se han empezado a congelar.

4

Introducimos la bandeja al congelador y repetimos el proceso pasadas 1-2 horas.

5

Repetimos el proceso por tercera vez hasta conseguir la textura de granizado. Tras este último paso, podemos servir en el momento o conservar en el congelador hasta que se vaya utilizar.

6

Antes de servir, extraemos del congelador unos minutitos antes y deshacemos con la ayuda de un tenedor. Lo servimos en unas copas tipo margarita y a disfrutar.

Granizado de gin-tonic

Deja una respuesta