Gominolas caseras

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags

Receta de Gominolas caseras

Nuestro chef

¿A quién no le gustan las chucherías? Pues bien, además de comprarlas en el kiosko de confianza, también es posible hacerlas caseras.

De hecho es tan fácil que, si sigues una receta fácil de golosinas caseras como la que hoy os traemos, podéis prepararlas de forma sencilla junto a los más pequeños de la casa.

Y es que con un cuarto de hora de elaboración y una noche de espera, es posible pasar de tener algunos ingredientes básicos de la despensa a tener unas deliciosas chuches caseras de lo más ricas y nutritivas.

Así que si quieres aprender a hacer golosinas caseras de forma fácil, sencilla y sobre todo sabrosas, no te pierdas el paso a paso que te proponemos tras estas líneas.

Ingredientes

 200 ml agua(o leche o zumo)
 300 g azúcar
 2 sobres de gelatina neutra
 1 sobre de gelatina de sabor fresa o frambuesa
 azúcar(para el rebozado)
 aceite de girasol

Cómo hacer Gominolas caseras

1

Empezamos buscando un molde para bombones y una fuente y los pintamos con aceite de girasol.

2

A continuación buscamos un cazo en el que echar el agua y los dos sobres de gelatina neutra. Removemos y, cuando esta se haya disuelto, agregamos la gelatina de fresa o frambuesa y el azúcar. Volvemos a remover sin dejar de hacerlo durante tres o cuatro minutos.

3

Sin dejar que se enfríe, vertemos el líquido en los moldes y los reservamos durante cinco o seis horas. (Si tienes prisa puede meterlo durante poco más de una hora a la nevera).

4

Desmoldamos las gelatinas, las cortamos en forma de gominolas y las rebozamos en azúcar. En el caso de que nos las queramos muy dulces nos saltaremos esta última fase. Nuestras gominolas caseras están listas para disfrutarse.

Ingredientes

 200 ml agua(o leche o zumo)
 300 g azúcar
 2 sobres de gelatina neutra
 1 sobre de gelatina de sabor fresa o frambuesa
 azúcar(para el rebozado)
 aceite de girasol

Pasos

1

Empezamos buscando un molde para bombones y una fuente y los pintamos con aceite de girasol.

2

A continuación buscamos un cazo en el que echar el agua y los dos sobres de gelatina neutra. Removemos y, cuando esta se haya disuelto, agregamos la gelatina de fresa o frambuesa y el azúcar. Volvemos a remover sin dejar de hacerlo durante tres o cuatro minutos.

3

Sin dejar que se enfríe, vertemos el líquido en los moldes y los reservamos durante cinco o seis horas. (Si tienes prisa puede meterlo durante poco más de una hora a la nevera).

4

Desmoldamos las gelatinas, las cortamos en forma de gominolas y las rebozamos en azúcar. En el caso de que nos las queramos muy dulces nos saltaremos esta última fase. Nuestras gominolas caseras están listas para disfrutarse.

Gominolas caseras

Deja una respuesta