Flan de café casero

Flan de café receta fácil
DificultadBásicoTiempo total1 hr

Receta flan de café

Nuestro chef

Uno de los postres que nunca fallan para coronar una estupenda comida es el flan de café. Un postre que destaca por su especial aroma, por su agradable textura y, por supuesto, por su excelente sabor.
El flan es un postre popular que ha sido disfrutado en diversas culturas a lo largo de la historia. Su origen se remonta a la antigua Roma, donde se preparaban versiones tempranas del flan con huevos y leche, y a menudo se les añadían sabores como miel. Con la expansión del Imperio Romano, la receta del flan se diseminó por Europa y experimentó variaciones en diferentes culturas.
El flan que muchos conocen hoy en día, particularmente el flan de caramelo popular en España y América Latina, se desarrolló más plenamente en España. A partir de ahí, se llevó a América Latina a través de la colonización, y cada país ha adaptado y modificado la receta para reflejar sus propios gustos y tradiciones.
El flan de café es simplemente una variante del flan tradicional, en la que se incorpora café para darle sabor. Dada la popularidad del café en muchas culturas y su introducción en la gastronomía europea en los siglos XVI y XVII, es lógico que las personas hayan experimentado añadiendo café a un postre tan querido como el flan.

Los ingredientes que necesitaremos para cocinarlo son muy sencillos de encontrar y para conseguirlos no deberemos gastarnos más de lo necesario. Si te gusta el flan y el café, este es tu postre.
A la hora de hacer un flan existen dos tipos de recetas, las que se sirven del horno para cocinarlo y las que no. Con la intención de hacerlo lo más fácil posible hemos optado por la que no requiere de este instrumento.

Ingredientes

 250 ml café
 1 sobre preparado para hacer flan
 2 cucharada azúcar moreno
 cacao sin azúcar o chocolate negro
 1 l nata para montar
 caramelo líquido

Cómo hacer Flan de café casero

1

Cogemos un cazo y mezclamos el contenido del preparado de flan con el café.

2

Añadimos la cucharadita de cacao o rallamos un poco de chocolate negro.

3

Agregamos el azúcar moreno y ponemos el cazo a fuego medio. Lo vamos removiendo todo el rato hasta que veamos que el azúcar y el preparado de flan se han disuelto correctamente.

4

Cuando veamos que comienza a hervir le echamos poco a poco la nata sin parar de remover en ningún momento.

5

Lo sacamos del fuego unos 40 segundos y batimos el contenido del cazo con unas varillas. Lo colocamos de nuevo en el fuego y esperamos a que vuelva a hervir. Cuando vuelva a hervir, de nuevo lo sacamos otros 40 segundos y batimos durante ese tiempo.

6

De nuevo lo colocamos al fuego y esperamos que vuelva a hervir por tercera vez. Cuando llegue una vez más a punto de ebullición retiramos del fuego y batimos. Separamos.

Reposo en la nevera
7

Cogemos una flanera o un molde y vertimos en el fondo el caramelo líquido. Posteriormente agregamos nuestro flan de café a la flanera, lo tapamos con un paño y lo dejamos enfriar. Una vez haya perdido temperatura, lo colocamos en la nevera.

8

Después de unas seis o siete horas, desmoldamos. Para ello nos servimos de un poco de agua muy caliente y un cuchillo fino que mojaremos en el agua antes de rodear el molde hasta despegarlo.

9

Buscamos un plato o fuente, le damos la vuelta y nuestro flan de café está listo para ser disfrutado.

Ingredientes

 250 ml café
 1 sobre preparado para hacer flan
 2 cucharada azúcar moreno
 cacao sin azúcar o chocolate negro
 1 l nata para montar
 caramelo líquido

Pasos

1

Cogemos un cazo y mezclamos el contenido del preparado de flan con el café.

2

Añadimos la cucharadita de cacao o rallamos un poco de chocolate negro.

3

Agregamos el azúcar moreno y ponemos el cazo a fuego medio. Lo vamos removiendo todo el rato hasta que veamos que el azúcar y el preparado de flan se han disuelto correctamente.

4

Cuando veamos que comienza a hervir le echamos poco a poco la nata sin parar de remover en ningún momento.

5

Lo sacamos del fuego unos 40 segundos y batimos el contenido del cazo con unas varillas. Lo colocamos de nuevo en el fuego y esperamos a que vuelva a hervir. Cuando vuelva a hervir, de nuevo lo sacamos otros 40 segundos y batimos durante ese tiempo.

6

De nuevo lo colocamos al fuego y esperamos que vuelva a hervir por tercera vez. Cuando llegue una vez más a punto de ebullición retiramos del fuego y batimos. Separamos.

Reposo en la nevera
7

Cogemos una flanera o un molde y vertimos en el fondo el caramelo líquido. Posteriormente agregamos nuestro flan de café a la flanera, lo tapamos con un paño y lo dejamos enfriar. Una vez haya perdido temperatura, lo colocamos en la nevera.

8

Después de unas seis o siete horas, desmoldamos. Para ello nos servimos de un poco de agua muy caliente y un cuchillo fino que mojaremos en el agua antes de rodear el molde hasta despegarlo.

9

Buscamos un plato o fuente, le damos la vuelta y nuestro flan de café está listo para ser disfrutado.

Flan de café casero

Deja una respuesta