Flamenquines cordobeses

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags, ,

Receta de Flamenquines cordobeses

Nuestro chef

Uno de los platos más famosos de Córdoba, una de las provincias donde mejor se come de España, es el de sus famosos flamenquines cordobeses.

Una receta que data de al menos 1939 y que se puede encontrar en forma de tapa o entrante en cualquier bar de tapas de Córdoba, si bien también se puede disfrutar perfetamente como plato principal ya sea solo, o acompañado de unas patatas fritas o una ensalada.

La clave de unos buenos flamenquines, recuerdan los expertos, es conseguir un rebozado crujiente y que el interior se quede jugoso. De ahí que se diga que, dado que el paso a paso de los flamenquines cordobeses es enormemente sencillo, la clave está en la fritura.

Algo en lo que vamos a tratar de ayudarte ofreciéndote la receta tradicional de los flamenquines cordobeses y el paso a paso más sencillo posible para que consigas que estos te queden doraditos por fuera y untuosos por dentro. Vamos a por ellos.

Ingredientes

 12 filetes de lomo de cerdo finos
 12 lonchas de jamón serrano
 12 lonchas de queso Gouda, Edam o similar(opcional)
 500 ml aceite de oliva
Para el rebozado
 3 huevos
 harina
 pan rallado

Cómo hacer Flamenquines cordobeses

1

Empezamos organizando los ingredientes y estirando los lomos de cerdo sobre la mesa de trabajo. Los aplanamos con un rodillo hasta conseguir que se queden muy plano y estirados.

2

Separamos cada filete y lo cubrimos con una loncha (o dos si los quieres bien rellenitos) de jamón serrano. En el caso de que los quieras con queso, se lo agregas también encima del jamón.

3

Llega el momento de enrollarlos poco a poco hasta conseguir que queden bien apretados para que no se deshagan a la hora de cocinarlos.

4

Ahora cogemos 3 bols: en uno le echamos la harina, en otro pan rallado y en otro dos huevos y los batimos. A continuación pasamos cada flamenquín por el de la harina primero, por el del huevo después y, tras sacudirlo ligeramente, finalmente por el del pan rallado.

Así hasta que los tengas todos. Recuerda ir dejándolos con el cierre para abajo.

5

Para freirlos te recomendamos que eches mano de una freidora y que la pongas a 170 grados para, cuando el aceite empiece a hervir, echarlos uno a uno durante dos o tres minutos o hasta que veas que están bien dorados, sin dejar de moverlos.

Si no tienes y tienes previsto hacerlos en sartén, busca una bien profunda para crear el efecto freidora y ponla a fuego fuerte. En cuanto este esté listo (puedes echar una miga de pan y esperar a que esta salte) los sumerges dándoles vueltas hasta que se doren.

6

Según los vayas sacando, ponlos sobre un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Busca un plato vistoso, colócalos y deja uno cortado para que se vea por dentro. Tus flamenquines cordobeses están listos para ser devorados.

Flamenquín andaluz

Ingredientes

 12 filetes de lomo de cerdo finos
 12 lonchas de jamón serrano
 12 lonchas de queso Gouda, Edam o similar(opcional)
 500 ml aceite de oliva
Para el rebozado
 3 huevos
 harina
 pan rallado

Pasos

1

Empezamos organizando los ingredientes y estirando los lomos de cerdo sobre la mesa de trabajo. Los aplanamos con un rodillo hasta conseguir que se queden muy plano y estirados.

2

Separamos cada filete y lo cubrimos con una loncha (o dos si los quieres bien rellenitos) de jamón serrano. En el caso de que los quieras con queso, se lo agregas también encima del jamón.

3

Llega el momento de enrollarlos poco a poco hasta conseguir que queden bien apretados para que no se deshagan a la hora de cocinarlos.

4

Ahora cogemos 3 bols: en uno le echamos la harina, en otro pan rallado y en otro dos huevos y los batimos. A continuación pasamos cada flamenquín por el de la harina primero, por el del huevo después y, tras sacudirlo ligeramente, finalmente por el del pan rallado.

Así hasta que los tengas todos. Recuerda ir dejándolos con el cierre para abajo.

5

Para freirlos te recomendamos que eches mano de una freidora y que la pongas a 170 grados para, cuando el aceite empiece a hervir, echarlos uno a uno durante dos o tres minutos o hasta que veas que están bien dorados, sin dejar de moverlos.

Si no tienes y tienes previsto hacerlos en sartén, busca una bien profunda para crear el efecto freidora y ponla a fuego fuerte. En cuanto este esté listo (puedes echar una miga de pan y esperar a que esta salte) los sumerges dándoles vueltas hasta que se doren.

6

Según los vayas sacando, ponlos sobre un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Busca un plato vistoso, colócalos y deja uno cortado para que se vea por dentro. Tus flamenquines cordobeses están listos para ser devorados.

Flamenquín andaluz

Flamenquines cordobeses

Deja una respuesta