Filloas gallegas

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo de preparación10 minsTiempo de cocción30 minsTiempo Total40 mins

Receta de Filloas gallegas

Nuestro chef

Cada vez que el llega el carnaval a Galicia llega, también, el momento de desempolvar la sartén de hierro para cocinar unas sabrosas Filloas gallegas.

Una suerte de crepes que pueden ser tanto dulces como salados y que tienen la característica de cocinarse (al menos en la forma tradicional) en una sartén de hierro y de requerir un trocito de tocino blanco sin salar para calentar la superficie de cocinado.

Un gesto, este de recurrir al tocino en lugar de al aceite, que le da un toque único y característico a los freixuelos, como también se le conoce a las filloas de leche.

Una receta de lo más interesante, versátil y que sirve igual para un roto que para un descosido que hoy os traemos para que podáis hacerla siguiendo la receta tradicional.

Ingredientes

 400 ml leche entera
 100 ml agua
 3 huevos
 200 harina de trigo
 1 trozo de tocino blanco sin salar
 1 cuchara azúcar
 1 pizca sal

Cómo hacer Filloas gallegas

1

Arrancamos con el amoado. Es decir, la masa líquida que se acabará convirtiendo en filloas. Para conseguir el amoado mezclaremos en un bol los huevos, la leche, el agua, la sal y la cucharada de azúcar. Lo batimos todo hasta integrarlo.

2

A continuación agregamos la harina y seguimos meneándolo todo para evitar que se formen grumos. Una buena forma de evitarlo es batir todos los ingredientes en la batidora hasta conseguir la masa líquida del amoado.

Cuando lo tengamos lo dejamos reposar durante 60 minutos en un lugar seco. Algo esencial para conseguir la masa de las filloas.

3

Es el momento de buscar una sartén y de engrasarla con un trozo de tocino pinchado en un tenedor.

Cuando esté bien engrasada procederemos a echar una pequeña cantidad de masa con una cuchara salsera mientras movemos la sartén haciendo círculos en el aire hasta conseguir que el fondo de la sartén esté completamente cubierto. La idea es que quede una masa muy fina.

4

En cuanto veamos que los bordes se separan fácilmente de la sartén, procederemos a darle la vuelta para que se haga de igual forma por ambos lados. Según las vayamos teniendo las vamos colocando apiladas en un plato. En cuanto acabemos podremos disfrutar de nuestras Filloas gallegas caseras.

Ingredientes

 400 ml leche entera
 100 ml agua
 3 huevos
 200 harina de trigo
 1 trozo de tocino blanco sin salar
 1 cuchara azúcar
 1 pizca sal

Instrucciones

1

Arrancamos con el amoado. Es decir, la masa líquida que se acabará convirtiendo en filloas. Para conseguir el amoado mezclaremos en un bol los huevos, la leche, el agua, la sal y la cucharada de azúcar. Lo batimos todo hasta integrarlo.

2

A continuación agregamos la harina y seguimos meneándolo todo para evitar que se formen grumos. Una buena forma de evitarlo es batir todos los ingredientes en la batidora hasta conseguir la masa líquida del amoado.

Cuando lo tengamos lo dejamos reposar durante 60 minutos en un lugar seco. Algo esencial para conseguir la masa de las filloas.

3

Es el momento de buscar una sartén y de engrasarla con un trozo de tocino pinchado en un tenedor.

Cuando esté bien engrasada procederemos a echar una pequeña cantidad de masa con una cuchara salsera mientras movemos la sartén haciendo círculos en el aire hasta conseguir que el fondo de la sartén esté completamente cubierto. La idea es que quede una masa muy fina.

4

En cuanto veamos que los bordes se separan fácilmente de la sartén, procederemos a darle la vuelta para que se haga de igual forma por ambos lados. Según las vayamos teniendo las vamos colocando apiladas en un plato. En cuanto acabemos podremos disfrutar de nuestras Filloas gallegas caseras.

Filloas gallegas

Deja una respuesta