Croquetas veganas de champiñones

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación30 minsTiempo cocinado10 minsTiempo total40 mins

Receta de Croquetas veganas de champiñones

Nuestro chef

Existen mil y una versiones de las croquetas. Algunas de ellas, veganas, como la que os traemos hoy aquí en un nueva entrega dedicada a uno de los entrantes más populares de nuestro país.

De entre todas las croquetas veganas, la más conocida y consumida es la de champiñones. Esta, claro está, no se elabora con leche entera, sino con leche vegetal.

Aun así, el resultado es sencillamente delicioso. Al menos si se sigue una receta de croquetas veganas caseras de primera como la que hoy os traemos.

Por lo que si quieres aprender a hacer las mejores croquetas veganas posibles, no te pierdas el paso a paso que te indicamos a continuación:

Ingredientes

 200 g champiñones
 1 cebolla
 250 ml leche vegetal
 2 cucharada harina
 200 g pan rallado
 1 cucharada ajo seco molido
 1 cucharada perejil seco
 nuez moscada
 aceite de oliva
 sal
 2 cucharadita vinagre de manzana
 2 cucharadita bicarbonato
 2 cucharadita harina de garbanzos

Cómo hacer Croquetas veganas de champiñones

1

Iniciamos nuestra receta de croquetas veganas pelando la cebolla y cortándola en brunoise o daditos tan pequeños como puedas. En cuanto esté lista pelamos el ajo y lo cortamos en cuatro trocitos.

2

Posteriormente limpiamos los champiñones humedeciendo un trapo de cocina hasta retirarles la tierra. Los picamos bien pequeñitos.

3

Buscamos una sartén, echamos un chorrito de aceite, la llevamos al fuego y foramos los ajos hasta que estén bien dorados. En cuanto estén doraditos, le sumamos la cebolla y lo cocinamos todo junto a fuego suave.

4

En cuanto veamos que la cebolla está pochadita llovemos los champiñones y subimos el fuego. Salteamos todo hasta que los champis estén al punto.

5

Sumamos la harina y rehogamos todo junto a fuego bajo para evitar que se queme. Después de un minuto o dos rehogando echamos la leche vegetal y seguimos removiendo.

6

Es el momento de rectificar el punto de sal y de echar la nuez moscada. No dejamos de remover en busca de la masa espesa que utilizaremos para hacer nuestras croquetas veganas.

7

En cuanto la tengamos, la metemos en un recipiente, la dejamos que pierda temperatura y, posteriormente, la metemos en la nevera durante toda la noche.

8

Ya al día siguiendo las sacamos de la nevera para que se atempere y, mientras, en un recipiente, mezclamos el pan rallado con el ajo y el perejil.

En otro recipiente echamos el bicarbonato con la harina de garbanzo y el vinagre de manzana y removemos hasta conseguir una masa cremosa que se parezca a la del huevo batido. Si vemos que se queda demasiado espesa se puede rectificar agregando un poco de agua. Si está muy líquida, agregando un poco de harina de garbanzo.

9

Buscamos dos cucharas y las utilizamos para dar forma a las croquetas. Según las vayamos teniendo, las bañamos en la crema de harina de garbanzos y las rebozamos en pan rallado.

10

Las freímos en en una sartén profunda y grande con abundante aceite y les vamos dando la vuelta hasta que se queden bien doraditas por todos los lados.

11

Las vamos poniendo en una fuente cubierta con papel absorbente y, cuando las tengamos todas, las servimos al centro. Nuestras croquetas veganas caseras están listas para ser disfrutadas.

Ingredientes

 200 g champiñones
 1 cebolla
 250 ml leche vegetal
 2 cucharada harina
 200 g pan rallado
 1 cucharada ajo seco molido
 1 cucharada perejil seco
 nuez moscada
 aceite de oliva
 sal
 2 cucharadita vinagre de manzana
 2 cucharadita bicarbonato
 2 cucharadita harina de garbanzos

Pasos

1

Iniciamos nuestra receta de croquetas veganas pelando la cebolla y cortándola en brunoise o daditos tan pequeños como puedas. En cuanto esté lista pelamos el ajo y lo cortamos en cuatro trocitos.

2

Posteriormente limpiamos los champiñones humedeciendo un trapo de cocina hasta retirarles la tierra. Los picamos bien pequeñitos.

3

Buscamos una sartén, echamos un chorrito de aceite, la llevamos al fuego y foramos los ajos hasta que estén bien dorados. En cuanto estén doraditos, le sumamos la cebolla y lo cocinamos todo junto a fuego suave.

4

En cuanto veamos que la cebolla está pochadita llovemos los champiñones y subimos el fuego. Salteamos todo hasta que los champis estén al punto.

5

Sumamos la harina y rehogamos todo junto a fuego bajo para evitar que se queme. Después de un minuto o dos rehogando echamos la leche vegetal y seguimos removiendo.

6

Es el momento de rectificar el punto de sal y de echar la nuez moscada. No dejamos de remover en busca de la masa espesa que utilizaremos para hacer nuestras croquetas veganas.

7

En cuanto la tengamos, la metemos en un recipiente, la dejamos que pierda temperatura y, posteriormente, la metemos en la nevera durante toda la noche.

8

Ya al día siguiendo las sacamos de la nevera para que se atempere y, mientras, en un recipiente, mezclamos el pan rallado con el ajo y el perejil.

En otro recipiente echamos el bicarbonato con la harina de garbanzo y el vinagre de manzana y removemos hasta conseguir una masa cremosa que se parezca a la del huevo batido. Si vemos que se queda demasiado espesa se puede rectificar agregando un poco de agua. Si está muy líquida, agregando un poco de harina de garbanzo.

9

Buscamos dos cucharas y las utilizamos para dar forma a las croquetas. Según las vayamos teniendo, las bañamos en la crema de harina de garbanzos y las rebozamos en pan rallado.

10

Las freímos en en una sartén profunda y grande con abundante aceite y les vamos dando la vuelta hasta que se queden bien doraditas por todos los lados.

11

Las vamos poniendo en una fuente cubierta con papel absorbente y, cuando las tengamos todas, las servimos al centro. Nuestras croquetas veganas caseras están listas para ser disfrutadas.

Croquetas veganas de champiñones

Deja una respuesta